Simon Brand

Cali, Valle

Directores

Personaje


Simon Brand

director

   
 

Vea otras imágenes de Simón Brand en ColArte

   
 
Bogotá

Director - filmografía
  1. Default (2011)
  2. Mentes en shock
  3. Mentes en blanco (2007)
  4. Paraiso Travel (2006)
  5. Unknown (USA)(Mentes en blanco)(2006)

Reparto - filmografía

  1. Journey Into the Unknown (2006) (V)

Personal- filmografía

  1. Journey Into the Unknown (2006) (V)
     

Ha hecho más de un centenar de videos musicales con artistas latinoamericanos
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

 
 


De moda en Hollywood

Por Claudia López Garzón 

Simón Brand, el esposo de la presentadora Claudia Bahamón, es el primer colombiano en dirigir una película en Hollywood. Con tan solo 37 años, su cinta Mentes en blanco se estrenará aquí el próximo 4 de julio. En Estados Unidos ya es todo un éxito. Y por si fuera poco, quiere ser papá pronto.

Podría empezar enumerando todos los éxitos que hay en la hoja de vida de Simón Brand y contar, por ejemplo, que la revista Variety, una de las más importantes en la meca del cine, afirma que él forma parte de los 40 latinoamericanos más influyentes en Hollywood. De hecho Simón se dio el lujo de hacer su primera película para cine teniendo como protagonista a James Caviezel (el protagonista de La pasión de Cristo) y sentarse, en el estreno de Mentes en Blanco, su opera prima, al lado de su ídolo musical, Gustavo Cerati. Pero los títulos son demasiado pretenciosos para su sencillez.

Tuve la oportunidad de verlo trabajar en vivo y en directo. La cita era en un edificio en construcción donde tenía que terminar un par de escenas para su próxima cinta. Y ahí estaba, en jeans y camiseta, con su pelo desordenado y una barba que apenas empezaba a asomarse. Me pareció alto, pero en realidad es el afro de su pelo el que le hace ganar varios centímetros. Lo observé durante horas; trata a los actores como si fueran sus mejores amigos, no grita, es paciente, repite la escena una y otra vez hasta que siente algo en el estómago que le indica que la imagen esta perfecta. Es instintivo.

Tomado de la Revista Alo No.482, 15 de junio de 2007


 

 


SIMON BRAND EN HOLLYWOOD

Los colombianos nacidos en los pasados años setenta, como Simón Brand, director de la película Paraíso Travel basada en la novela de Jorge Franco, son descendientes del ocio y testigos de primera fila de fenómenos mediáticos que con el paso de los años se desvanecieron, y con su estilo particular y fresco están conquistando los mercados internacionales del entretenimiento.

El caleño Simón Brand, también productor de películas, radicado en Los Ángeles y gran amigo de luminarias de la talla de Mel Gibson y Jim Caviezel, está enseñando otra manera de hacer fortuna sin las pretensiones de un corredor de bolsa y en cambio sí con la tranquilidad de un vendedor de inciensos.

Cuando tenía menos de ocho años le sonsacó a Frida, su abuela materna, una cámara de súperocho milímetros, marca Jem, y otra de dieciséis milímetros cuando la televisión aún era en blanco y negro. Con las cámaras le nació la obsesión de recopilar los instantes más insignificantes de una familia de estrato medio que así se veía asediada en la hora del desayuno, en las horas de la tarde, los domingos en la noche... Comparado frecuentemente con un primo hermano que hacía las veces de niño obediente, su actitud era la del vago invencible, adicto a las caricaturas, cuya vocación se inclinó en secreto hacia el teatro estudiantil, los versos y la declamación.

ESCENAS INVISIBLES

La guerra de las galaxias y Superman sorprendieron a los niños que promediaban diez y quince años, hasta entonces satisfechos a medias con las extravagancias de un monstruo Ilamado Godzilla. Pero también aparecieron El Padrino, Caracortada y Rocky , personajes que llevaron público de todas las edades a los cines porque mostraban personajes en lo cotidiano delante de las cámaras.

El joven Brand captó esas escenas y absorbió aquellas que no se escuchan, casi siempre enseñadas de forma borrosa en el trasluz de los movimientos de los protagonistas y que le imprimen a la cinta personalidad y carácter. Esa información le bastó para celebrar un conciliábulo de amigos del barrio y del colegio y convencerlos de la idea extraña de grabar unas tomas aisladas aunque con argumento a la colombiana de Los Magníficos, la serie estadounidense de moda. "Ese video es una mierda, pero yo me sentía un Coppolla y les di a mis amigos actores el trato que se merece AI Pacino, y a mis amigas actrices el trato debido a las bellas como Ornella Muti", es la sinopsis de Brand sobre casi diez minutos de actos grabados con una cámara marca Betamax.

Ese estilo de convencer fue el mismo con el que persuadió al estadounidense Jim Caviezel, el mortal que mejor ha interpretado el dolor y la derrota del Hijo de Dios en La Pasión de Cristo dirigida por Mel Gibson, para que fuera el protagonista de Unknow.

El trato se hizo tras un almuerzo en el balcón de algún restaurante de Hollywood. La conversación fluyó hacia la camaradería y llegó a un grado tal de identificación entre ambos que el director caleño, promotor de lo nuestro en los casi treinta países que ha visitado, lo invitó a tomarse un taza de café colombiano en Starbucks. "Lo hice para que supiera quién era yo en el fondo, mis raíces y orígenes". La atención fue de vuelta con un disco compacto de lo mejor de Frank Sinatra.

FILMOGRAFÍA DE UN DIRECTOR

"Me molesté sobremanera cuando fuimos invitados en Los Ángeles con Claudia -su esposa, modelo y presentadora- a ver el screen de Miss y Mr. Smith, pues soportó con un sapo en la garganta que la película transmitía sin disimulo ciertos lugares sórdidos de Bogotá". Por esa suerte de molestias desea reunirse con el presidente Álvaro Uribe a idear una producción por todo lo alto que "descubra nuestros mejores escenarios ante quienes sólo ensalzan la violencia y las drogas. Entre otras cosas, mucho más bellos que los de Francia a Italia".

Su apego al aroma de Colombia es una constante y uno de los argumentos presentes en la mayoría de sus producciones. Disperso y proclive al ensimismamiento en cosas sin importancia, antes de definirse como productor de cine y televisión estudió varios semestres de comunicación social, epistemología y publicidad. Fueron casi doce semestres que le dieron el título de experto en generalidades nacionales. Vivió la juventud que todo abuelo desearía contar a sus nietos. Antes de los veinte años su perfil era el del "bacán" amigo de sus amigos, con novia a bordo y un trabajo radial como locutor en los mejores tiempos de la emisora 88.9. Con Andrés Nieto y el "Capi" Romero fueron la llave que calentó la rumba de una Bogotá fría y aburrida, sin Transmilenio ni ciclorrutas, sin zonas gastronómicas reconocidas ni discotecas sin alma, anémicas de ambiente. 

Pero seguía latente el objetivo de realizar cualquier oficio relacionado con convertir en imágenes móviles los recuerdos y las ensoñaciones. Obtuvo una beca de estudios en Music and Video Academic de Miami, por la que su familia de lado y lado hacía fuerza con esperanza de camanduleros, pues "aunque me apoyaron siempre, había preocupación sobre mi futuro". Se graduó con méritos pero su padre le puso espinas a ese recodo burgués en el que creció su único hijo: "Me dijo que ya no me podía sostener más". El recuerdo que guarda de Miami como recién egresado universitario es extraño, silente, alejado de las grandes orquestas y los parques de diversiones. Consiguió un trabajo de 4,50 dólares la hora, dormía en un hotel de 6 de reputación y le renunció una novia de 9,5 en conducta: presiones extras para un soñador en formación que se ganaba la vida filmando cirugías plásticas y haciendo voice overs para radio y propagandas de televisión para almacenes cubanos.

Esos sacrificios tan diversos, a veces opuestos pero girando siempre sobre un mismo eje, le permitieron conocer el oficio del cine al centímetro y ajustar una misma horma para el guionista, el productor y los actores. En Paraíso Travel el guión fue escrito por Juan Rendón y el propio Jorge Franco, y la meta es lograr una película fiel a la obra original. "No pasará lo que ocurrió con Rosario Tijeras en la que la excelente actuación de Flora Martínez es lo único parecido al libro de Franco".

EL MAN DE LOS VIDEOS

A pocos días de iniciar el rodaje, Paraíso Travel da cuenta de una de las eternas constantes del hombre, quizás la definitiva sobre la Tierra, y obedece a la migración, en esta ocasión ofrecida desde el ángulo de la ilegalidad y sus tonalidades angustiosas y discriminadoras. "Es una historia colombiana, con personajes colombianos que no tienen nada que ver con violencia ni drogas por ser una conmovedora historia de amor" que ha Ilamado la atención de Jonathan Sanger, prestigioso productor de Hollywood que quiere unirse al proyecto.

Shakira, Juanes, Thalía, Paulina Rubio, Enrique Iglesias, Estados Alterados, La Ley y otros rutilantes nombres de la música latina han recurrido a Simón Brand, desde hace casi veinte años referenciado en los medios de comunicación como "el man de los videos". Blanco de reconocimientos de revistas como Billboard y ganador de la primera versión del Premio al Mejor Video del Año, empezó a recoger los frutos de su arrojo en la penumbra secreta de Miami con la cadena de entretenimiento MTV a la que ayudó a posicionar como la número uno de su género en Latinoamérica y Europa.

El éxito de Simón Brand es el triunfo de los que nunca ganan, los que se hicieron los de la vista gorda con el existencialismo de Gonzalo Arango y Jean-Paul Sartre y decidieron caminar por la mitad de las tendencias políticas de izquierda y de derecha, los de los serios esfuerzos por Ilenar álbumes de fútbol y coleccionar afiches de Coca-Cola. "Acabo de realizar con Juanes el video de la canción Fíjate bien, y comprendí que somos muchos los que aún creemos en el poder de la imaginación", concluye el director como dejándole un mensaje a la actual generación de la Internet.

Tomado de la Revista Diners No.438, septiembre de 2006


 


Entrevista con un fugitivo

por  Eduardo Escobar

Simón Brand vive hace veinte años en Los Ángeles donde se gana el pan y la felicidad de vivir en la producción de comerciales para la televisión norteamericana y videos musicales para artistas tan famosos como Shakira y Chayanne. (Durante la realización de un video de Chayanne conoció a su mujer, Claudia Bahamón). Unknown fue rodada en parte en la inhóspita ciudad de Los Ángeles. Y parte en el hermoso desierto de California. Tiene en este momento, dijo Brand, que es una persona recatada y amable pero muy ocupada, noventa minutos de duración. Que seguramente se reducirán en la última poda de la edición y el montaje final antes del estreno.

La película trata la historia de un grupo de hombres que despiertan un día en una bodega baleados y sin memoria. En el desarrollo de la trama, si entendí bien, reconocerán las circunstancias de su pavorosa situación: unos están secuestrados. Los otros son los secuestradores. Simón asegura que la película no está enraizada en la realidad colombiana, que es pura imaginación, fantasía. Sin embargo, recuerda nuestras más espantosas miserias. El secuestro y la desmemoria. Lo que se hereda no se hurta. Todos llenamos sin remedio el alma que sueña con las crueldades del alma que sufre.

Simón Brand tiene una actitud humilde pero segura ante su trabajo. No duda de su calidad. Pero tampoco exagera su importancia. Es un trhíller, en el fondo, nada más. No tengo pretensiones. Pero cuenta con la colaboración de personas vinculadas con éxito a la industria del cine en Estados Unidos, el libreto es de David Parker, y está hecho con esmero.

Tan pronto como Simón salga de los trajines de la distribución, la promoción en la prensa y demás cargas que comporta el estreno de una película emprenderá el trabajo de realizar y dirigir Paraíso Travel. Una historia de amor de Jorge Franco, el escritor antioqueño cuya Rosario Tijeras logró un éxito esperado de librerías después del comentario elogioso de Enrique Santos Calderón, uno de los columnistas más leídos y confiables del país.

Rosario Tijeras, para muchos, es a lo sumo otra anécdota en los anales inagotables del sicariato antioqueño que ha permitido una podrida biblioteca de horrores estéticos y textos sociológicos y una cinemateca de películas de renombre como Rodrigo D, La vendedora de rosas, de Víctor Gaviria, La Virgen de los Sicarios, basada en el libro de Fernando Vallejo. Etcétera. De cualquier manera convirtió a Jorge Franco en uno de los novelistas más conspicuos en la nueva cosecha de escritores colombianos.

Simón Brand no se avergüenza de haber aterrizado en el mundo encantado del cine a través de la producción de trabajos publicitarios, que además le han valido numerosos premios, una cantidad de premios, dice, sin mencionarlos, como si no le importaran. Tampoco se siente mal cuando le pregunto por sus estudios de dirección cinematográfica. Porque, proclama con orgullo y modestia, acabé en el cine porque me gusta. Y he venido aprendiendo sus secretos y recetas haciéndolo. Desde el principio. Arrastrando cables. Haciendo, lo cual es después de todo la única manera de aprender las cosas.

Simón Brand estudió Comunicación Social en la Universidad Javeriana de Bogotá. Se acerca a sus primeros cuarenta años. Piensa que Los Ángeles, aunque no es una ciudad apropiada para la dicha completa, siempre nos permite mantenernos activos. Los Ángeles es excitante. Y le ofrece todo para su propósito de abrirse un lugar en la gran fábrica de ficciones del cine.

La entrevista debió realizarse a tramos, a pedazos. El entrevistador necesitado de confesiones corre detrás del entrevistado hiperactivo que prepara el estreno de su primera película y anda en tratos para comenzar la segunda. El entrevistado debe asistir un día a un almuerzo en Chía con unos amigos. El siguiente tiene una cita con Jorge Franco para hablar del libreto de Paraíso Travel. El otro estará en Neiva visitando a sus suegros. Y luego tiene una cita con el vicepresidente Santos con el fin de discutir el proyecto de una comisión nacional de cine.

Tomado de la Revista Cromos No.4608, 26 de junio de 2006


 


Hollywood: "acá todo se maneja con agencia de talentos

El director de Mentes en blanco y Paraíso Travel es representado por United Talent Agency (UTA), una de las cuatro más importantes de Hollywood.

Simón Brand comenzó con International Creative Manage ment (ICM), que tiene a Jim Caviezel. Denzel Washington y Mel Gibson entre sus clientes, actores que le interesaban para su primer filme. "Yo no había hecho ninguna película, pero sí tenía un reel (de comerciales y videos musicales). Querían que firmara. Básicamente me puse en la onda de que si me conseguían un almuerzo con Caviezel, firmaba", asegura Brand, que también pertenece a una agencia que lo representa en el campo de los comerciales y de los videos.

Hace un año y medio, los dos agentes que lo representaban en la ICM decidieron irse para la UTA: "La idea es mantener una lealtad con los agentes. Si se trastean de agencia, lo vas con ellos. Su idea es empaquetar proyectos a gran escala con todos sus clientes: actores, guionistas, productores, directores de fotografía".

Mientras comienza su próxima película, Brand se dedica a hacer comerciales.

Tomado del periódico El Tiempo, 27 de junio de 2008