Camila Zuluaga

Bogota

Presentadores, Actores

Personaje

Ver sección completa  Ver sección completa



Camila Zuluaga

presentadora

   
 

Vea otras imágenes de Camila Zuluaga en ColArte

   
 
Es la nueva conductora de Noticias MTV y la primera colombiana en ingresar al canal musical sintonizado en 23 países de Latinoamérica. 

Admiradora de Fidel Castro y de Hugo Chávez, esta bogotana de 20 años y estudiante de ciencias politicas y economia piensa que el mayor pecado de los jóvenes es el escepticismo

Tomado de la Revista Alo, Edicion No.454, 28 de abril de 2006


 
 


El nuevo rostro de MTV

Camila Zuluaga Ileva 15 de sus 20 años de edad frente a las cámaras de televisión, y todo parece indicar que su rostro será muy popular en el continente: la acaban de seleccionar para ser la primera presentadora colombiana del Canal MTV Latinoamérica. Esta bogotana conduce desde aquí MTV noticias y Los 10 más pedidos, dos de los programas de mayor sintonía de este canal musical y que, por primera vez, son emitidos desde Bogotá a partir del 17 de abril.

Camila inició su carrera cuando tenía sólo 5 años, como modelo de comerciales, y luego, a los 13, entró a formar parte del elenco de Padres e hijos, donde caracterizó a Andrea, la hija de Gabriela. "Adoro ese programa y no dejo que hablen mal de él; asegura  esta estudiante de quinto semestre de ciencias políticas y economía de la Universidad de Los Andes.

Después de su retiro del seriado de Caracol, Ilegó al Canal 13. "Ahí presentaba el programa Súper Play, en la mañana, orientado a estudiantes de colegio; añade esta exalumna del colegio San Patricio, de Bogotá.

Y hace un año participó en un concurso para seleccionar a un Dj para la emisora Los 40 Principales. "Eso me enorgullece porque competí con otras mil personas, y gané, junto con Isa, la integrante de Popstars, recuerda.

SU LLEGADA A MTV

A Camila le quedaron gustando las audiciones. O los retos. Hace unas semanas, se enteró de que MTV estaba realizando casting en Colombia, y se presentó junto con otras 50 jóvenes. La Ilamaron desde Miami y le dijeron que debía repetir la audición con otras 50
participantes. Lo hizo. Nuevamente la citaron para que realizara una tercera audición con otras jóvenes, pero esta vez en inglés. "AI día siguiente, me llamaron y dos días después, estaba grabando; cuenta emocionada.

"Camila es un refuerzo sensacional de nuestro equipo de MTV noticias y Los 10 más pedidos. Su presencia en nuestra pantalla le dará un toque aún más personalizado y local  a nuestra recientemente lanzada señal MTV Centro, que emite para los países andinos con fuerte enfoque en Colombia; comenta Michael Dagnery, vicepresidente de producción de MTV Latinoamérica.

Para Camila es importante, además, participar en la producción del programa Los 10 más pedidos, que se emite de lunes a viernes, de 3 a 4 de la tarde. "Es la oportunidad de empezar a trabajar en periodismo, a lo que quiero dedicarme cuando tenga 30 años y esté más estructurada, asegura esta taurina nacida el 18 de mayo.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.455, 22 de abril de 2006


 
 
 

Cientos de colombianos ya se acostumbraron a oír su voz cada mañana en La W. Con una confianza y seguridad que asombran para su corta edad -apenas va a cumplir 26 años-, Camila Zuluaga se encarga de una de las secciones más difíciles del programa que dirige Julio Sánchez Cristo: las denuncias. "Nunca he sentido miedo -dice-. Está a punto de entrar a grabar Puntos cardinales, el programa que desde septiembre del año pasado presenta en el canal Telmex y en el que entrevista a los protagonistas de la vida nacional-. Es una fuente pesada que a veces te aturde un poco, pero me gusta mucho".

Camila Zulaga, en La W para denunciarLa carrera de Camila en los medios ha sido, literalmente, meteórica. Luego de un fugaz papel en la serie de televisión Padres e hijos y de ser presentadora del Canal 13, entró a la radio en 2005 tras ganar un reality convocado por la emisora Los 40 principales para escoger disc-jockey. Un año más tarde se presentó a la convocatoria del canal MTV, que buscaba presentador de noticias para Latinoamérica. Ganó. Paralelo a su trabajo comenzó a estudiar Ciencia Política y Economía, aunque lo suyo, como lo supo desde un principio, eran los medios. "La verdad es que mi mamá no quería que estudiara Comunicación Social -dice y sonríe-. Me decía que cómo iba a estudiar esa carrera de reina".

Ese mismo año, cuando estaba a punto de radicarse en México para continuar con su trabajo en MTV, recibió una llamada de Julio Sánchez Cristo para que se fuera a La W. Aceptó, dice, porque además de que siempre había anhelado trabajar a su lado, no quería alejarse de su esposo, el periodista deportivo Antonio Cásale. Comenzó en el programa de los fines de semana, pasó a La hora del regreso y al poco tiempo ya estaba sentada junto a la mesa de trabajo más escuchada del país. "El primer día sentí un miedo terrible. Yo le había dicho a Julio que aceptaba, pero que tenía que darse cuenta de que no sabía mucho. Que venía a aprender".

Poco más de dos años después los oyentes la reconocen por su credibilidad. Ella, sin embargo, es consciente de que su trabajo no es fácil porque además de que el público es implacable, sabe que su nombre despierta muchas envidias. "En cualquier caso mi mayor crítico sigo siendo yo misma -dice-. A veces Antonio, mi esposo, me aconseja que no me dé tan duro".

Y aunque desea seguir en los medios, espera, en un futuro no muy lejano, darse un tiempo para estudiar. "Quisiera ir a Estados Unidos para hacer una maestría en Relaciones Internacionales", asegura. Por ahora, el poco tiempo libre que le queda lo utiliza para ir al gimnasio a hacer ejercicio -algo que el médico le recomendó por cuenta de las terribles migrañas que sufre y que a veces le impiden levantarse de la cama-; pasar tiempo con su marido ("vamos a cine todos los fines de semana", cuenta), y mimar a su nueva mascota, un bulldog inglés que se llama Ramón. "Hago lo que hace cualquier persona normal: ir a almuerzos con la familia, compartir. También aprovecho para ordenar la casa, porque, aunque no soy obsesiva, sí me gusta ser organizada".

Así es la voz que todas las mañanas les pone los puntos sobre las íes a los corruptos: dulce pero segura de sí misma; amable pero con personalidad. Algo que, sin duda, refleja siempre que sale en sus programas.

Tomado de la Revista Cromos No.04802, 28 de enero de 2011


   

RADIO

¿Quién es Camila?

La encargada de hacer las denuncias en La W tiene 25 años, ha sido actriz y les habla sin temor a algunos de los personajes más poderosos del país.

La semana pasada, en la emisora La W Radio, con Julio Sánchez Cristo y Félix de Bedout de vacaciones, la conducción del programa estuvo a cargo de una voz femenina que desde hace más de dos años está siendo identificada como Camila. Ese nombre es hoy tan familiar como Julito, Doctor Casas o Félix. Camila ha alternado con esos pesos pesados con la misma intensidad inquisitoria de Félix de Bedout en el banquillo periodístico de ese programa. Sin embargo, pocos saben quién es ella.

Su nombre completo es Camila Zuluaga, está a punto de cumplir 26 años y es la encargada de las denuncias en La W. Es agresiva y, cuando se trata de escándalos, es un feroz perro de caza, firme e implacable como Félix. Les habla casi con insolencia a expresidentes y vacas sagradas de la vida nacional, quienes no saben que su verdugo es una joven atractiva que en lugar de estar madrugando para el micrófono podría estar trasnochando en discotecas. Por eso muchos suelen preguntarse cuando la conocen en persona: "¿Esa niñita es Camila?".

Pero ella no solo maneja temas de actualidad nacional. Habla con la misma propiedad de contratos y elecciones regionales que de condones y bodas reales. Y cuando se trata de vida moderna y relaciones humanas, es como escuchar hablar a cualquier muchacha de su edad. Cuando le atribuyen algún defecto, es el de ser demasiado joven, el único solucionable y que todo el mundo quisiera tener. Pero a veces su carácter impertinente la lleva a cometer exabruptos como el de hace unos días, cuando le dijo a Alvaro Uribe que sus respuestas apuntaban a que todos los escándalos de su gobierno habían ocurrido a sus espaldas. Uribe le respondió en tono de regaño que ella era apenas una niña y que debía ser más respetuosa.

Hay quienes dicen también que está donde está porque es la protegida de Julio o porque es bonita. "Que digan lo que quieran -afirma- Hay 10.000mujeres más bonitas que yo. Solo me preocupo cuando siento que algún tema me puede quedar grande".

Camila asegura que soñaba con trabajar al lado de Sánchez Cristo desde que estaba en el colegio y por eso se emocionó tanto cuando la llamó para La W Radio. Hoy la admiración es correspondida. "Tiene ganas, es muy juiciosa y dedicada a su trabajo -dice Julio-. El secreto de su magia está en la conquista. Es una seductora permanente del  micrófono, cada tema para ella es una provocación". Su papá, el ingeniero químico Eduardo Zuluaga, recuerda que Camila apareció por primera vez en los medios cuando tenía unos 5 años. Algún programa de televisión visitó su colegio para preguntarles a las alumnas qué querían ser cuando grandes. "Presidente de Colombia", respondió la niña."¿Y de verdad crees que una mujer puede llegara ser presidente?", replicó el entrevistador, sorprendido. "No creo, estoy segura", sentenció la pequeña. Eduardo, quien hizo una maestría en Periodismo en parte para entender mejor el trabajo de su hija, asegura que es "valiente y bien estructurada", pero es el primero en decirle cuando cree que hace algo mal al aire. Su mamá, Patricia Suárez, es artista y vive en España.

Camila actuó cuando tenía 12 años en Padres e hijos, una serie que tenía tantos televidentes como detractores. Algunas personas se le burlaban en las fiestas o en la calle. Aunque admite que sufrió en ese momento, hoy dice que gracias a ese papel perdió la pena y aprendió a trabajar duro, pues estudiaba por las mañanas y actuaba hasta las ocho o nueve de la noche. Luego, a los 17 años, presentó un programa de variedades para el Canal 13. Entonces se levantaba a las tres de la mañana, grababa hasta las nueve y se iba al colegio.

Trabajó también mientras estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad de Los Andes. Fue disc-jockey de la emisora juvenil Los 40 Principales, adonde llegó por un reality show que buscaba una nueva figura de la radio, y además se convirtió en la primera colombiana en presentar un programa para la cadena de música MTV. En La W Radio pasó por la emisión de los fines de semana, por La hora del regreso y ahora está en la mesa central de la mañana. También dirige y presenta Puntos cardinales, un programa de debate que se emite por Telmex.

En cuanto a sus ambiciones, Camila no tiene ninguna falsa modestia: le gustaría tener un programa radial propio, como el de Julio Sánchez. Quienes la conocen no dudan que lo logrará, y Julio ya comentó en una entrevista que no le extrañaría si algún día los papeles se invierten y ella termina siendo su jefa.

Tomado de la Revista Semana No. 1514, 9 de mayo de 2011