Humberto de La Torre Quevedo

Pintores

Figura Humana

Ver sección completa  Ver sección completa

 

Humberto de La Torre Quevedo

pintor

A ColArte
 


Exposiciones colectivas: 

Prefeitura do Municipio, Piracicaba, Brasil 1978

Yomiuri International Saloon, Osaka, Japon, 1980

Pavillion Internacional Terre des Hommes, Montreal,Canadá. Representando a Colombia en 1977, a Estados Unidos en 1984-85 y a España en 1981-83;1986-88.

Centro sportivo Riviera del Conero, Ancona, Italia, 1981

Cassa di Risparmio, Tolentino, Italia, 1979,81

Centro Cultural Knokke-Heist, Bélgica. 1983,97

State Fine Arts Gallery, Ankara; Estambul 1983

Muzeum Dammhaus, Wrzesien, Polonia 1991

Museo de Arte Contemporáneo,  Teherán, Irán; 1993, 97.

Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos, Viena, Austria, 1993

SICAF, Seul, Korea 1995

Gran Museum of Kyoto-Takashimaya, Kyoto,Japón, 1996

Sala de Exposiciones del Palacio Sangallo,  Tolentino, Italia. 1996

Galería Klimt, Madrid, España, 1997

Haifa Auditorium, Haifa, Israel 1995-97

Expodrom, Kanaal Noord, Bégica 2003

OFF THE MAIN, Nueva York, USA 2004

Sala Barna, Barcelona, España 2005

Galería Casa Cuadrada, Bogotá 2006 

Exposiciones individuales 

Caja Comfenalco, Bogotá, Colombia 1977

Sala Picasso, New York, U.S.A. 1984

Sala Eloy Gonzalo, Caja de Madrid, 1988

Sala Blasco de Garay, Caja de Madrid, 1996

Sala Beatriz Valcárcel, 2000

Casa de España, Bogotá, Colombia 2001

Sala Blasco de Garay, Caja de Madrid, 2002 

Premios Internacionales 

1966: Quinto premio, Montreal, Canadá

1977 y 1979: Cuarto premio, Ancona,  Italia

1980: Mención de Honor, Bordighera, Italia

1981: Mención de Honor, Tokio, Japón

1984: Segundo premio, Montreal, Canadá

1989: Premio especial Bienal de Tolentino, Italia

1995: Tercer Premio, Haifa, Israel

1996:  Mención de Honor, Tourcoin, Francia

1997: Mención de Honor, Teherán, Irán

1998: Accesit , Vercelli, Italia

2000: Mención de Honor, Vercelli, Italia 

 

"Puede suceder, y de hecho sucede con alguna frecuencia en el insólito y contradictorio mundo del arte, que algún creador alcance fama incluso internacional dentro de alguna parcela expresiva de tono menor, cuando en realidad los dioses le habían hecho el regalo de dotarle con generosidad para triunfar plenamente en el ámbito apasionante de la Gran Pintura. Pinturas aureoladas por ese primitivismo inefable que valoriza las pinturas de los mejicanos Orozco, Ribera y el ecuatoriano Guayasamín. Pero Humberto es tan español que no podía por menos de tentarle la temática de ese ballet increíble español en el que danzan el toro, el torero y la muerte. Ballet que alcanza sublimidades cercanas a las de los ritos taurokatapria de las Korais cretenses. Y es dentro de esta temática donde el colorismo de la pintura de Humberto de la Torre cobra mayor importancia por la inspirada conjugación de gamas tonales deliciosamente musicalizadas.

De la Torre Quevedo es un pintor absoluto y categórico" 

Antonio Cobos 
Decano de la Crítica Española de Arte