Guaviare Departamento

Ciudades y sitios

Varios, Visual

Ver sección completa  Ver sección completa

Reinas de Guaviare 

Artistas de Guaviare

 

 
 

El Guaviare hace parte de la región amazónica y se convierte en la transición entre los llanos y la selva, de allí que sus atractivos posean variadas características. En la parte norte encontrará enigmáticas ciudades de piedra y los ríos Guaviare y Guayabero, este último con un maravilloso raudal y pinturas rupestres en sus alrededores. En el sur se esconden el Parque Nacional Natural de Chiribiquete, la Reserva Nacional Natural Nukak y el raudal de Tomachipán, una obra natural de incomparable belleza. 

LUGARES PARA VISITAR

Puentes Naturales. Estructuras en piedra formadas naturalmente, refundidas entre la espesa vegetación y bajo las cuales pasa un riachuelo. Se encuentran media hora antes de San José por la carretera que comunica a Villavicencio con el Guaviare.

Ciudad Perdida y Ciudad de Piedra. A media hora de San José del Guaviare, dos lugares que el tiempo ha formado en las rocas. En Ciudad Perdida se observan rocas de hasta de 3 mt de altura, mientras que Ciudad de Piedra parece ser un lugar de gigantes donde es posible evidenciar formas caracterizadas por su grandeza y fantasía. Llama la atención que entre las piedras de estos lugares se han formado organizadas calles tapizadas en pasto, como si la mano del hombre hubiera intervenido en ellas.

Raudal de Tomachipen. Este recomendado lugar, añorado por andariegos y ecoturistas, es una formación del río Inírida al que se llega en una avioneta alquilada en San José. El agua recorre diversas escalas en piedra, constituyéndose en un paisaje maravilloso. Muy cerca es posible apreciar otros parajes como Raudal Largo, el Cerro Pintado y Quiniquiari.

Raudal del Guayabero y pinturas rupestres. Aunque es un lugar complicado para las embarcaciones, los expedicionarios disfrutan del espectáculo que ofrecen las aguas del río Guayabero chocando contra las rocas del lecho y formando el raudal. Estando allí, visite la asombrosa Piedra de San Lucas en la que culturas pasadas dejaron plasmados una serie de pictogramas, que se cree fueron pintados por los incas.

Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete. Aunque está cerrado al público, este parque se encuentra entre los más ricos ambientalmente. Se ha constituido en un laboratorio de estudio para científicos, debido a que se cree que aún hay muchas especies por descubrir en esta reserva nacional.

GASTRONOMÍA DEL GUAVIARE: 

El pescado moqueado, el cazabe (torta preparada con la harina sacada de la raíz de la mandioca), el maíz, la yuca, el plátano y la fariña (harina de maíz cocida en agua), complementados con chicha de patabá, son en esencia los alimentos típicos de la región. Si le gusta el ají, los indígenas de la región preparan uno exquisito.

CAPITAL: SAN JOSE DEL GUAVIARE

Creciente y pujante ciudad de la Orinoquia creada en 1938 a orillas del río Guaviare, distante 400 km de Bogotá y a una altura de 175 mt. Basa su economía en la agricultura y la pesca, gracias a los muchos ríos del territorio. Está habitada por colonos y grupos aborígenes como guahibos, guayaberos, cubeos y tukanos. San José se convierte en la sede para descansar y organizar desde allí el itinerario hacia los sitios turísticos del Guaviare.

LUGARES PARA VISITAR

El Mirador. Un lindo lugar a orillas del río Guaviare, al que acuden los pobladores y turistas para observar el atardecer que cae sobre el río y la selva.

Serranía de San José. Paraje natural cerca a San José que ofrece panoramas de la inmensa selva.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007



 


Guaviare (1995)

El departamento del Guaviare está localizado al sureste de Colombia; limita al norte con los departamentos del Meta y del Vichada, de los que es separado por las aguas del río Guaviare; al oriente con los departamentos del Guainía y del Vaupés; al sur, con este último departamento y con el del Caquetá; y al occidente, con los departamentos del Caquetá y del Meta.

En los territorios del departamento del Guaviare predominan las tierras planas o ligeramente onduladas, que en su mayoría corresponden a la llanura Amazónica, salvo los terrenos del norte, que hacen parte de los Llanos Orientales. Algunos sistemas montañosos sobresalen y entre ellos están las sierras de Chiribiquete, San José y Tunahí y los cerros Campana y Otare, con alturas cercanas a los 800 m.s.n.m. Por su conformación topográfica, los terrenos en su mayoría presentan el piso térmico cálido y su clima es de transición entre el de la sabana periódicamente húmedo de la Orinoquia y el superhúmedo de la selva ecuatorial del Amazonas, encontrándose una época seca en los meses de diciembre a marzo, y otra lluviosa en el resto del año, la que oscila entre los 2.000 y los 3-500 mm de precipitación anual.

Sus suelos son bañados por numerosos ríos, divididos principalmente en dos cuencas: la primera, al norte, correspondiente a las aguas que van al Orinoco, que naciendo en la cordillera, presentan aguas "blancas" o "amarillas", ricos en nutrientes minerales y en pesca, destacándose los ríos Guaviare, Guayabera e Inírida; y la segunda, que lleva su caudal al Amazonas, naciente en las selvas y por ello sus aguas son "negras" o "cristalinas", con bajo contenido de nutrientes minerales y poca pesca, en la que sobresalen los ríos Apaporis, Itilla, Tunía o Macayá, Unilla y Vaupés.

Desde la época prehispánica los territorios actuales del departamento del Guaviare han estado ocupados por indígenas guahibos y guayaberos de la familia lingüística guahibo, cúbeos, desanos y tucanos del grupo tukano, y carijonas, de la familia caribe.

En los tiempos de la Conquista, Colonia y primeros años de la República, el Guaviare formó parte de la provincia de Popayán; entre 1821 y 1830, durante la Gran Colombia, perteneció al departamento de Boyacá; luego, hasta 1857, formó parte del territorio nacional del Caquetá y posteriormente, dentro de éste, pasó a pertenecer al Estado Federal y departamento del Cauca; en 1910, se creó la comisaría especial del Vaupés y dentro de ella quedaron comprendidos los territorios del Guaviare, e incluso, el pueblo de Calamar, fue su primera capital; la ley 55 del 23 de diciembre de 1977, segregó de la jurisdicción de la comisaría del Vaupés el territorio que creó la comisaría del Guaviare, con capital en San José del Guaviare; y por último, el 4 de julio de 1991, la Asamblea Nacional Constituyente, elevó la sección a la categoría de departamento.

La explotación de los suelos del actual departamento del Guaviare ha estado siempre ligada a procesos de colonización desde finales del siglo XIX, con diferentes motivos, todos encaminados a encontrar una rápida y "fácil" riqueza: primero fue la balata; luego, el caucho, después, las tigrilladas y el comercio de pieles de animales salvajes; más adelante, la venta de plantas parásitas originarias de la región y de peces ornamentales; y por último, el cultivo ilícito de la coca.

La economía del departamento del Guaviare gira alrededor del sector agropecuario. Son sus renglones legales más importantes, los servicios, la explotación forestal, la pesca y, en los últimos años, la ganadería y la agricultura, las que han tenido un gran impulso.

El gobierno colombiano ha diseñado varios proyectos que permitirán que el departamento del Guaviare sustituya sus plantaciones ilícitas por cultivos comerciales, cuyas cosechas tendrán asegurada la venta en los mercados nacionales.

Se destacan como importantes sitios turísticos del departamento del Guaviare, los balnearios de Agua Bonita y Villa Luz, las pinturas rupestres del río Guayabero y del caño Dorado, únicos en el mundo con vivos colores, el imponente raudal del Guayabero, hermosos puentes naturales, la ciudad de piedra, aguas termales, únicas en la Orinoquia y Amazonia, el Parque Nacional Natural del Chiribiquete, y un sinnúmero de lagos y lagunas, entre ellos la laguna Pabón, cerca de la cual se encuentran los nukak makú, última tribu nómada y recolectora del planeta.

Guaviare
División territorial: 1977.
Departamento: 4 de julio de 1994
Extensión: 55.391 km2.
Temperatura predominante: 28°C.
Población Censo 93: 75.272 habitantes
Actividad económica: servicios, explotación forestal, pesca, ganadería y agricultura.
División político
administrativa: 4 municipios.
Capital: San José del Guaviare.

■ CALAMAR

http://calamar.webnode.com/El municipio de Calamar se encuentra localizado sobre la margen derecha del río Unilla, aproximadamente a 80 km al sur de San José del Guaviare. Sus territorios son planos o ligeramente ondulados, correspondientes a los llanos amazónicos; los suelos, por la conformación de su relieve, únicamente ofrecen el piso térmico cálido, con temperaturas que oscilan entre los 27 y los 30°C a lo largo de todo el año. Bañan sus suelos las aguas del río Unilla, además de numerosos caños y corrientes de caudal variable, de acuerdo con la época del año.

A finales del siglo XIX varios colonos atraídos por las riquezas naturales de la región, balata primero y caucho más tarde, se asentaron en las orillas del río Unilla hasta formar un pequeño caserío que bautizaron con el nombre de Calamar. Al ser creada la comisaría especial del Vaupés, Calamar fue designado como la primera capital de la naciente división territorial, la que posteriormente fue cambiada al pueblo de Mitú. En 1989 el poblado alcanzó la categoría municipal.

La explotación forestal, la ganadería y la agricultura, son las principales fuentes económicas de Calamar.

Calamar

Fundación: finales del siglo XIX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1989.
Altitud: 250 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo 93: 2.356 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal, ganadería y agricultura.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: Parque Nacional Natural Cahuinarí.

■ EL RETORNO

Aproximadamente a 15 km al sur de San José del Guaviare, está localizado el municipio de El Retorno. Los territorios de su jurisdicción son en la totalidad planos o ligeramente ondulados, contemplados en la transición entre los Llanos Orientales y las llanuras amazónicas; La conformación de su topografía determina que en ellos sólo se presente el piso térmico cálido, con altas temperatura y humedad . Sus suelos están regados por las aguas del río Guayabero y por numerosos caños y corrientes de caudal que, según la estación, lluviosa o seca, son variables.

Desde principios de la década de los años 60 del siglo XX en estas tierras se empezaron a instalar colonos que ya en 1968 conformaban un pequeño caserío con el nombre de Caño Grande, el que recibió gran apoyo del Estado para su desarrollo, hasta alcanzar, en el año de 1990, la categoría de municipio, perteneciente a la comisaría del Guaviare y desde 1991, departamento del Guaviare.

La principal actividad económica del municipio de El Retorno, es la ganadería, ya que en los últimos años ha recibido un gran impulso. La explotación de los recursos forestales, la agricultura y la pesca de subsistencia, complementan su economía.

El retorno

Fundación: 1968.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1990.
Altitud: 270 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo 93: 9.367 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal, ganadería y agricultura.-
Fiestas y eventos: "Ferias y Fiestas Municipales".
Atractivo: aguas termales.

■ MIRAFLORES

Unos kilómetros más abajo de donde se unen las aguas de los ríos Itilla y Unilla para formar el Vaupés, aproximadamente a 150 km al sureste de la ciudad de San José del Guaviare, está ubicado el municipio de Miraflores. Sus territorios son planos o suavemente ondulados, pertenecientes a la gran llanura amazónica y están cubiertos de espesas selvas. Por la conformación de su topografía los terrenos solamente presentan el piso térmico cálido con alta humedad. La jurisdicción está surcada por el río Vaupés, además de incontables taños y fuentes cuyos caudales varían acorde con la época del año, ya sea ésta lluviosa o seca.

Varios colonos en el curso del siglo XX se fueron asentando en las orillas del río Vaupés y de los caños afluentes hasta conformar un pequeño caserío, que desde el principio se llamó Miraflores y que en la actualidad, por ser un importante centro comercial dentro de la selva, logró un rápido desarrollo hasta alcanzar en 1990 la categoría de municipio.

Las principales actividades económicas del municipio de Miraflores están relacionadas con la explotación forestal y la agricultura en menor escala.

Miraflores

Fundación: Siglo XX
Fundador: colonos
Erección municipio: 1990
Altitud: 240 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo 93: 14381 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal y agricultura
Fiestas y eventos: "Ferias y fiestas Municipales"
Atractivo: Lagos de El Dorado

■ SAN JOS? DEL GUAVIARE

La capital del departamento del Guaviare, san José del Guaviare, se encuentra localizada en la parte norte de la división político administrativa, aproximadamente a 400 km al sureste de la capital de la República. Sus territorios son predominantemente planos y corresponden a los de transición entre los Llanos Orientales y la Amazonia.

Sus suelos son regados por numerosas corrientes, entre las que se destacan las de los ríos Guaviare y Guayabero, los que además le sirven como el principal medio de comunicación con las demás poblaciones ribereñas, tanto del departamento, como fuera de él.

Especialmente sobre las orillas de los ríos de la región, habitaban tribus indígenas carijonas, cúbeos, curripacos, desanos, guayaberos y tucanos, las que vivían de la caza y la pesca y con el transcurrir del tiempo se volvieron hábiles explotadores de caucho.

A comienzos del siglo XX, varios colonos, entre los que estaban Rubén Castro, Angelino Roa y Víctor Mora, penetraron a la región por el río Guaviare y construyeron sus ranchos sobre su margen derecha. Hasta este punto, posteriormente fueron llegando los caucheros en su paso hacia Calamar y poco a poco se fue formando el pueblo que fue el origen de la actual capital departamental; aquello sucedía en 1910. Cuando los señores Homero Benjumea, Dionisio Rodríguez, Pablo Espitia, Félix Restrepo, Carlos Duran y Nepomuceno González, llegaron al caserío, el 19 de marzo de ese año, lo bautizaron con el nombre del santo cuya fiesta se celebra ese día, San José y le agregaron el nombre del río Guaviare.

Al ser fundada Mitú en 1931 por el comisario del Vaupés, Miguel Cuervo Araoz, y ser trasladada a ella la capital de la división territorial, Calamar, que era el pueblo donde funcionaba, casi desaparece, pero en cambio, San José del Guaviare experimentó un gran surgimiento.

En 1943 se le dio impulso al comercio con la creación del primer granero y en 1950 se fundaron la primera iglesia y la primera escuela. En la violencia de 1952, las casas fueron incendiadas y sus habitantes se dispersaron para volver un tiempo después, teniendo que reconstruir el pueblo casi en su totalidad; en 1958, se creó allí la primera empresa pesquera.

En los viajes de más de ocho días que se realizaban entre San José del Guaviare y Calamar, tuvieron su origen varias poblaciones, entre las que está la de Caño Grande, hoy municipio de El Retorno.

A partir del 7 de junio de 1976, cuando el pueblo fue erigido municipio, empezó una época de progreso y crecimiento continuo.

Económicamente el municipio de San José del Guaviare depende principalmente de las actividades propias de la prestación de servicios,, de la pesca, de la agricultura y de la ganadería.

El municipio está conectado a la red vial nacional por medio de una carretera que atraviesa los Llanos Orientales y llega hasta Villavicencio; esa carretera continúa hacia el sur, uniendo al municipio con los de El Retorno y Calamar. Para comunicarse con Miraflores, es necesario desplazarse por vía aérea.

San José del Guaviare

Fundación: 1938.
Fundador: caucheros.
Erección municipio: 7 de junio de 1976.
Altitud: 240 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo 93: 49.150 habitantes.
Actividad económica: servicios, pesca, agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor a San José.
Atractivo: raudales del Guayabero; puentes naturales; pinturas rupestres; "Ciudad de Piedra".

Texto tomado de la revista Así es Colombia No. 12, de El Espectador, 17 de octubre de 1995