Salon Nacional de Artistas 1950 VIII Concurso

Grupos

Varios, Visual

 

 

 VIII Salón Nacional de Artistas, 1950

 

A ColArte
 

Vea muestra representativa de las obras presentadas

   
 


En la octava versión del Salón, en 1950, resulta distinguido con el primer premio este cuadro de Luis AlbertoAcuña que, en palabras de Mendoza Varela, "(. ..) puede no gustar a muchos, pero es, al fin de cuentas, una obra responsable, hermosa y cabal. Con cierta factura estilizada y un colorido bien pensado, Acuña nos brinda una versión simple, compuesta a la manera de ciertos murales riverianos, de la ablución cristiana en nuestra conquista"

Cuatro años pasaron para convocar el VIII Salón Nacional de Artistas. El 9 de Abril y la violencia que se desató fueron las causas. Durante el gobierno de Laureano Gómez se piensa de nuevo en el evento. Muy a tono con los acontecimientos de la época gana Moisés Vargas el primer premio en escultura del salón con su obra Busto del Doctor Laureano Gomez.

Tomado de la Revista Mundo No. 13, agosto 2004 - Texto: Luz Adriana Hoyos, Nicolás Polanía

horizontal rule


   

 

Ganador del VIII Salón Nacional de Artistas Colombianos (Tomado del periódico El Tiempo, 1950) "Aun cuando algunos valores reconocidos no se presentaron al concurso de este año, el VIII Salón Nacional de Artistas Colombianos, ha superado a todos los anteriores. Por la imparcialidad que caracterizó el fallo de los jurados, por lo admirable de las obras que ganaron los premios, y en fin porque la opinión lo acogió con el más resonante de los éxitos. El premio en escultura "Excmo. señor Laureano Gómez", de Moisés Vargas, es una obra consumada de un arte sorprendente. El granito, materia dura y difícil, obedeció la intención del artista, a tal punto que logra hacer presenta aún en características tan sorprendentes como la claridad de los ojos, la figura del presidente de la república de Colombia. Exhibe arte, dominio, vida y fuerza convincente. Es sin lugar a dudas lo mejor de todo el VIII Salón."

Texto gentilmente suministrado por Omar Saiz, 2011