Yuri Vargas

Medellin, Antioquia

Actores

Personaje

 


Yuri Vargas

actriz

 

   
 

Vea otras imágenes de Yuri Vargas en ColArte

   
   
Actriz - filmografía:
  1. Hoy amanecí como con ganas de morirme (Teatro - 2016) 
  2. Las Hermanitas Calle (TV - 2015) Fabiola
  3. Lady, la vendedora de rosas (TV - 2015 - Yurani)
  4. El Estilista (2014)
  5. La vendedora de rosas (tv - 2014) 
  6. El Doctor Mata (TV - 2014) ... Mercedes 
  7. TABU, en la cama con Manuela (2013 - teatro) 
  8. Las santísimas (2011)
  9. A 2,50 la cuba libre (2011 - Teatro)
  10. Fábula de una conspiración (2010)
  11. Amor sincero (2010) ... Nancy
  12. Rosario Tijeras (2010) ... Zulay
  13. "Dama de Troya, La" (2008) TV series .... Silvia
  14. Así es la vida
  15. Juego limpio
  16. Tu voz estéreo
  17. Esto no es un juego (teatro)
 


La nueva Yuri Vargas

DESPUÉS DE LA TEMPESTAD, VIENE LA CALMA. ASÍ LO ENTENDIÓ ESTA ACTRIZ, QUIEN SE VIO ENVUELTA EN LA PESADILLA DE VER PUBLICADAS EN INTERNET UNAS FOTOS ÍNTIMAS SUYAS

Atrás quiere dejar el bochornoso episodio que le arrancó muchas lágrimas. Unas fotos de Yuri Vargas y Jaime Castrillón (futbolista del Medellín y de la Selección Colombia) en la intimidad, que recorrieron Internet y los correos personales de miles de personas, no solo provocaron que, según ella, el Canal RCN descartara a la actriz de 19 años como futura protagonista de una serie, sino que fuera juzgada por desconocidos y hasta perseguida telefónicamente por extraños.

Hoy está decidida a hacer borrón y cuenta nueva y centrarse más en su vida. "Me dio duro al principio, pero después dije: Yo no estaba haciendo nada malo. Últimamente, me resbala lo que diga la gente; dice con seguridad.

CAMBIÓ HASTA DE `LOOK

Y entonces, con mucha dignidad, está resuelta a poner la cara y a mirar la vida con una nueva actitud. La actriz de Así es la vida, Juego limpio, Tu Voz Estéreo y de la obra de teatro Esto no es un juego, decidió cambiar de look para que su nueva imagen le traiga mejores cosas. "Ya es justo, después de tantos obstáculos. Hay que renovarse y estar mucho más tranquila, con una nueva energía y nueva fuerza interior.

Se dice por ahí que todo cambio es positivo, y tal parece que es cierto en el caso de Yuri. Después de los rechazos, una nueva oportunidad laboral está latente: ser parte del elenco de la película Sin tetas no hay paraíso.

"Me siento una persona diferente. Todo en la vida pasa por algo. Yo le preguntaba a Dios: ¿Por qué?, pero luego entendí que la pregunta era: ¿Para qué? Y ya encontré la respuesta: he madurado. He crecido para llegar a tener la suficiente fuerza y salir adelante.

"Hasta el rostro cambia. Uno se ve como más centrado en la vida, empieza a saber qué se puede hacer y qué no, que hay gente mala, gente que juzga sin saber, que habla sin conocerlo a uno. "Querer, amar y perdonar es bonito en una relación, pero no hay que creer tanto en los cuentos de hadas, porque no existen.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.487, 30 de junio de 2007
 
 
 

 
 


Una experiencia difícil, pero feliz

por María Claudia Laverde

 

Con su personaje de Zulay en la serie Rosario Tijeras, una joven que vendía minutos para celular en la Central de Abastos de Medellín, la actriz revivió momentos de su vida cuando habitaba en la comuna Aranjuez. En ese lugar, concretamente en la plaza de la comuna, vio cómo niñas se rebuscaban el sustento diario haciendo el mismo trabajo de Zulay.

"Crecí en Aranjuez, la comuna número 4 del nororiente de Medellín, donde viví momentos felices, unos, y difíciles, otros.  Por eso pude construir mi personaje y, de paso, colaborarle a Mafe Yepes en la construcción de Rosario Tijeras. Le dije cómo hablan en esa zona y cómo los jóvenes enfrentan los conflictos. Le mostré cómo son los movimientos corporales de las muchachas, su forma de vestir, los zapatos que usan y hasta por qué llevan el escapulario con la imagen de la Virgen al lado del arma y la marihuana. Es que estas jóvenes son muy creyentes",  dice Yuri Vargas, quien vivió en ese sector hasta hace cinco años.

Para esta actriz de 22 años, los riesgos de su entorno fueron superados por las bases que le dio su familia.

"Mis papas siempre me inculcaron que valores como la unión familiar y la honestidad son los únicos caminos para salir adelante y luchar por lo que se quiere. Estos principios siempre estuvieron en mi mente. Desde los 10 o 12 años tuve claro que debía salir adelante para escapar a las trampas de la zona. Mis papás hicieron su trabajo: me mantuvieron ocupada desde los 4 hasta los 17 años practicando nado sincronizado, patinando, pintando y haciendo teatro". Sin embargo, Yuri también supo lo que era estar literalmente en las alcantarillas de Aranjuez. "Un día, luego de salir del colegio Agustiniano, donde estudiaba, me bajé del bus en la terminal de Aranjuez y, en ese momento, empezó una balacera. No tuve otra alternativa que meterme dentro de una alcantarilla para salvar mi vida. Sin duda, fueron tiempos difíciles". Cuando las noches eran tranquilas en su barrio, ella y sus amigas se reunían en la cuadra a jugar a las escondidas o ponchados. Sin embargo, en otras estaba prohibido salir a la calle por las balaceras. A veces, la inseguridad hasta le impedía ir a estudiar. "Sí, en ocasiones ir al colegio era peligroso". Hoy está reviviendo ese pasado por las grabaciones de Rosario Tijeras, y reflexiona: "Hay que aprender a tomar decisiones. Uno debe valorar la vida, pensar y creer que el mundo no es solo la violencia que vivimos, que existen otras oportunidades, que el mejor camino es luchar con dignidad por lo que se quiere. No hay que dejar que nuestro mundo se vaya al piso, no podemos dedicarnos solo a tener hijos ni negarnos la oportunidad de estudiar. Es falso que la única alternativa sea robar o matar. Esa posibilidad no vale la pena".

 

Tomado de la Revista TV y Novelas No.561, 21 de abril de 2010 


   

La cenicienta luchadora

Ha luchado cada peldaño que ha escalado en la televisión. A sus 26 años, y 9 de experiencia como actriz, engrosa la lista de los nuevos talentos

Por ÁNKAR BRITO LOZADA

Para su familia, la historia de Yuri es de una cenicienta moderna. Una vida humilde llena de esfuerzos, sinsabores y muchas piedras en el camino, pero que ahora tiene lo que soñó. Y no fue por arte de magia, como en los cuentos de hadas, sino por una lucha incansable que duró nueve años.

Yuri VargasCreció en Medellín en una familia de clase media: papá trabajador, mamá ama de casa y una hermana menor. Siempre supo que quería ser actriz. Cuando veía la serie Francisco, el matemático le preguntaba a su mamá: “¿Qué tiene esa actriz que no tenga yo?”. Su mamá le contestaba: “Contactos. Todos esos de la televisión están ahí por rosca”.

Sin embargo, su espíritu arriesgado la llevó a integrar un grupo de teatro que proyectaba trasladarse a Bogotá para buscar oportunidades en la televisión. Con tan solo 17 años, poco dinero en su billetera, y muchas ganas e ilusiones, Yuri viajó con 24 compañeros a la capital para hacer su sueño realidad.

La llegada fue tenebrosa. Sin tener dónde dormir, se quedaron en la puerta de una iglesia. Después y, por mucho tiempo, su posada fue un viejo motel en el sector de Chapinero. Ahí se acomodaron como pudieron. Para sobrevivir comenzó a repartir volantes en las calles; luego fue modelo de protocolo, y de ahí en adelante... ¡lo que saliera! Pasados los tres primeros meses, varios compañeros desertaron. Ella sufría la inclemencia de la capital, lloraba, extrañaba su casa y a su familia, pero estaba decidida a quedarse.

Cualquier día llegó un director de castin del Canal rcn a la ‘casa-estudio’ (así llamaban al motel donde estaban hospedados) e hizo varias pruebas de talento. Buscaba a jóvenes actores para la serie Juego limpio.

“Así empezó a prenderse esa lucecita de mi carrera...”, cuenta Yuri, que a partir de ese momento duró cinco años sin parar de trabajar.

De Juego limpio pasó a Padres e hijos; de ahí saltó a La Dama de Troya. Luego hizo varios capítulos para Así es la vida. Sin embargo, fue Tu Voz Estéreo el programa que más trabajo y dinero le dio. Después obtuvo un papel de reparto en la serie Rosario Tijeras, y “la gente comenzó a conocerme”. También actuó en Sin senos no hay paraíso, producida por RTI, Inversiones el abc, hasta que llegó su papel cumbre, Nancy, en Amor sincero.

“Amor sincero me regaló una hermosa India Catalina que tengo en mi casa. Doy gracias porque después de ese personaje, los directores, jefes de castin y productores me creyeron y me dieron más oportunidades en la televisión”, afirma la paisa, que con su trabajo trasladó a su familia a Bogotá, y le compró una camioneta tipo van a su papá para que trabajara como conductor de producciones en el Canal RCN.

Un nuevo camino

Yuri pensó que con ese exitoso personaje había tocado la cima, de un momento a otro dejaron de llamarla. Por lo que creyó que era hora de empacar maletas y probar suerte en Estados Unidos.

Cuando estaba decidida a viajar, su mánager, Merce García, la atajó porque había un castin prometedor: se trataba de Dr. Mata, la serie que iba a producir el Canal RCN bajo la dirección de Sergio Cabrera.

La actriz paisa viajó a Sesquilé (Cund.) para conocer a las campesinas de esa región y construir el personaje para la audición. Fueron seis duras pruebas las que tuvo frente a grandes actrices colombianas, para quedarse al final con el primer protagónico de su carrera: la campesina Mercedes.

“Una vez más, Dios me premió por mi esfuerzo. Con Dr. Mata fueron nueve meses de un viaje mágico a los años 40. Compartí con el actor más maravilloso de este país, Enrique Carriazo. Desde que lo vi en Los Reyes soñaba actuar con él. Lo logré. Subí cinco kilos para el personaje de Mercedes, y no ha sido fácil bajarlos, pero eso no es lo que importa”.

Yuri siente tristeza porque este proyecto no tuvo los índices de sintonía que esperaban. Sin embargo, expresa que la única preocupación de un actor debe ser transmitirle emociones al televidente. “¡Eso es lo que perdura en la vida: el talento!”.

Personajes de contrastes

En enero de 2013, dos meses después de haber terminado las grabaciones del Dr. Mata, a Yuri le llegó la propuesta de actuar en una serie sobre secuestrados: El Estilista. Esta vez, ella sería ‘la mala del paseo’.

Esa es Liliana, una paisa guerrillera, arrebatada, grosera, de sangre fría, matona, que se enfrenta sin agüero a los hombres.

Así comenzó un nuevo viaje de cuatro meses a la selva tropical colombiana. Para encarnar de la mejor forma a su personaje, pasó días enteros con la ropa sucia, llena de barro, sudada y cargada de emociones negativas.

yuri Vargas“Para mí es una bendición empatar una serie con la otra en el horario estelar de la televisión. La gente me verá en dos personajes totalmente distintos. Una es buena, leal, honesta; y la otra, arrebatada, grosera, criminal”.

Pero como dicen que todo malo tiene su corazón, al campamento llegará un secuestrado que la volverá loca. Él es Juan José Iragorri, interpretado por José Daniel Cristancho.

“En medio de su actitud ‘machorra’, ella empieza a sentir deseos por él, y hará hasta lo imposible porque estos se hagan realidad”, cuenta Yuri.

Ahora disfruta las mieles del éxito y de ser considerada una de las mejores actrices de la televisión nacional.

“He enfrentado todo en esta vida: momentos duros y desafiantes, y los he sacado adelante con tenacidad y con la verdad. Siempre he dado la cara. Pienso que todo es un paso a paso; así ha sido mi carrera. He ido dando saltos, avanzando y ahora se ven los frutos de lo que sembré”.

Su historia es el mejor ejemplo de que nada es imposible. Ella quiere que la gente no abandone sus sueños, aunque los vean lejanos. “A veces me paro frente al espejo y digo: ‘¡Eh, esta verraca!, los he sacado adelante..Soy feliz de ser una gran hija, una gran hermana. .. Tengo mi familia a mi lado, en Bogotá, hace año y medio, para ver crecer a mi hermana”.

Amor de novela

Y aunque estábamos listos para contar el amor de novela entre Yuri y José Daniel Cristancho, hace una semana esta relación terminó. Se conocieron en el set de El Estilista, y en la ficción sus personajes tienen relaciones sexuales. El actor (23 años) quedó flechado con el talento de Yuri y su noble forma de ser. Por eso, empezó a conquistarla con chocolates, invitaciones al cine y a cenar. Fue un trabajo dispendioso, porque ella quería estar sola y, además, pensaba en la diferencia de edad con José Daniel. La estocada final para que se concretara esta relación fue una canción que él le compuso.

“A mí me gusta el hombre talentoso... y él lo es. Es bello, actúa muy bien, canta, toca guitarra y piano. Uno tiene que engancharse de admiración y entre nosotros era mutua”, comenta Yuri.

Así estuvieron siete meses: saliendo, disfrutando el momento, compartiendo juntos, en la medida en que el trabajo los dejaba.

Mas para Yuri fue la escasez de tiempo y el estar en procesos diferentes, lo que llevó al fin de la relación.

“Cada uno tiene que vivir su proceso, y yo comienzo una nueva producción en Medellín que me va a absorber totalmente. Tengo mi marca de productos, mi oficina de producción, estoy haciendo el guión de una película, le doy clases de actuación a mi hermana. .. ¡Es difícil dedicarle tiempo a un hombre! El es todo un caballero, es mi amigo... hablamos todo los días, pero no es el momento para el amor”.

Tomado de la Revista TV y Novelas, No.669, 20 de junio de 2014 


2015 "Me siento la mujer más afortunada de la vida"

Yuri VrgasEste año nos impresionó con sus interpretaciones, todas en producciones del horario estelar, que sin lugar a dudas terminaron de posicionarla como una de las mejores actrices en la historia de nuestra TV. Personajes con características disímiles, como Yurani en Lady, la vendedora de rosas, y Fabiola en la serie Las hermanitas Calle. Pero no se puede dejar de lado el que hizo fijar la atención del público en aquella joven que ya demostraba sus grandes capacidades hístriónicas: Mercedes Ramos en Dr. Mata.

Toda esta versatilidad es producto de su pasión, entrega y disciplina viscerales, que le han permitido forjar una gran carrera profesional en once años ininterrumpidos y ser considerada la reina del rating en el 2015: “Todo esto es una bendición muy grande de Dios. Creo que es el resultado de 11 años en Bogotá, donde todo lo he hecho con un proceso. Me siento la mujer más afortunada de la vida; cada día soy más feliz de ver en un canal un personaje, en la competencia otro, y poder demostrarle y compartir a la gente estas historias que creo que les han tocado el corazón. Eso me lo manifiestan los televidentes, y esto para un actor es la satisfacción total”.

Ha sido un año de grandes triunfos profesionales, de retos, como su personaje de Yurani; pero quizás lo que más nos sorprendió fue verla cantar con su personaje de Fabiola Calle: “Considero que todo es actitud en la vida; si uno no tiene voz, no tiene cuerpo, pero tiene actitud, eso es lo primordial en la vida. Cuando a mí me dijeron del personaje sabía que iba a interpretar a una cantante. No soy cantante y no pretendo serlo. Estuve en un aprendizaje que comenzó con Juanita Delgado, unas clases de canto, un diagnóstico de voz, aprender a manejar un micrófono, la distancia con la boca, saber mil cosas que uno como actriz de pronto ignora. Así fue este reto, uno de los más duros de mi carrera”.

Yuri confiesa que su gran inspiración para ser actriz-y no podía ser de otra manera para que ella llegara a este éxito rotundo- fue Margarita Rosa de Francisco: “Siempre quise ser como ella, con sus personajes de La Caponera, Café, con aroma de mujer... Ha sido un arranque, un motor para este trabajo. También admiro desde hace muchos años a Marcela Benjumea, y cuando empecé a actuar tuve la oportunidad de trabajar con ella. Ella fue mi mamá en varios proyectos y eso me dio oportunidad de ‘pegármele y aprender. De todas las actrices que se me han cruzado en estos tiempos aprendo y tomo lo bueno”

La paisa cerró con broche de oro el 2015 y vienen muchos proyectos para el siguiente año: “Haré una temporada larga de teatro, seguiré dedicada a mi negocio (productos de belleza) y tengo una propuesta para una película y una serie”.

Tomado de la Revista Elenco No. 182, 10 de diciembre de 2015