Andres Pajon

Diseñadores de modas

Modas

Ver sección completa  Ver sección completa


Andrés Pajón

Diseñador de modas

 

 
A ColArte
 

 

   
 


Andrés Pajón abre su tienda en Medellín

El diseñador de modas Andres Pajón, quien es egresado de la Facultad de Diseño de Modas de la Colegiatura Colombiana abre su Tienda-Taller en la ciudad de Medellín.

Andres Pajón propone un lugar de moda y elegancia, al estilo boutique París, donde domina lo sofisticado y glamuroso. Andres recalca que el color que lo identifica es el dorado, reflejo de estos conceptos.

Su nueva tienda está pensada en dos "secciones": taller de alta costura y boutique. En esta última, encontrarás prendas pret a porte, teniendo como opción look´s tanto para fiestas como para ocasiones más casuales, va desde lo formal hasta lo informal, teniendo en cuenta siempre la elegancia y la sofisticación.

La sección de taller está concebida para todo el tema de alta costura, donde se realizan diseños pensados específicamente en la silueta y estilo del cliente y obviamente sobre medida


 

 
   

El diseñador del Dorado

Detrás de un inmenso escritorio blanco, el joven diseñador antioqueño Andrés Pajón escucha atentamente los deseos de sus clientas. A sus 28 años, no sabe cuántos vestidos ha creado bajo pedido. Calcula unos I 190 en 2012. Sí recuerda, en cambio, los 200 mil pesos con los que inició su negocio en 2009.

Con la sala de su casa como taller, comenzó a atender a sus primeras clientas que, satisfechas, generaron un voz a voz que multiplicaría el público femenino en cuestión de meses. Tres años después de su inauguración, en su boutique, ubicada en la Zona Rosa de El Poblado, en Medellín, el tiempo apenas . le alcanza para agendar 27 citas semanales, con mujeres que llegan desde Barranquilla, Bogotá, México y Miami. Andrés Pajón estudió en la Colegiatura Colombiana de Diseño. Una institución de clase media y alta a la que el hijo de la costurera pudo entrar gracias, precisamente, a la terquedad de su madre Rosa Gallego. "Mi mamá me dio todo a punta de máquina. Por ella soy el diseñador que siempre soñé". Fue quien tocó las puertas de la universidad, quien logró que le fiaran cada semestre, quien amaneció cosiendo sus colecciones de estudiante y quien trabajaba horas para reunir el dinero que les faltaba. "Mi madre insistía en que una excelente formación no era exclusiva de los ricos, que un adolescente talentoso también merecía una oportunidad".

El amor por el diseño nació en una niñez entre retazos y una adolescencia de privaciones económicas que no lograron frenar sus sueños. En sus años de universitario, siempre fue el hijo de la modista, el que no tenía computador portátil, el que llegaba en bus; el rebelde, que siempre defendió su esencia y su estilo, criticado por sus compañeros e incluso por algunos profesores, quienes lo consideraban brillante y excesivo. "Ellos querían que hablara su mismo lenguaje, pero yo tenía otro universo con vestidos largos y trajes de noche". Conocer a Felipe Cartagena, su socio y pareja actual, y el desfile de finalización de semestre, con el cual ganó la atención del periodista Sergio Barbosa del programa Estilo RCN, marcaron un antes y un después en su carrera.

Fue Cristina Hurtado la primera famosa que lució una creación suya. En el paredón, repleto de fotos de famosas que tiene en su taller, se destacan Paola Turbay, Angie Cepeda, Alejandra Azcárate, Flora Martínez, Juanita Acosta y Toya Montoya, por mencionar algunas de las que han desfilado con sus trajes por la alfombra de premios como los India Catalina, TVyNovelas y Nuestra Tierra.

Creadores y empresarios

A sus 55 años, Rosa Gallego sigue trabajando en la máquina de coser de pedal que recibió como regalo de 15. Es la jefa del taller y la memora y maestra de la pareja de diseñadores. Se trasnocha si es necesario, pero nunca le quedan mal a una clienta. Con sus propias manos, madre e hijo, se encargan de los detalles finales de cada bordado o recamado, mientras un equipo de ocho personas trabajan en la confección de los diez vestidos que se solicitan semanalmente. Que las mujeres les confíen sus eventos más importantes, muchas de ellas el día de su boda, es su mayor satisfacción.

Cuando no se programan citas. Pajón y Cartagena se dedican a dibujar, diseñar y trabajar en las piezas de las cuatro colecciones que presentan al año, confeccionadas con telas importadas de Italia, Francia y Bélgica. De cada campaña guardan un vestido, el que consideren insignia, y en unos años lo visualizan en una importante exposición.

Desde sus comienzos, el gusto por las siluetas ajustadas, el dorado y el brillo formaron parte del adn de las creaciones del joven diseñador, gran admirador de Donatella Versace y fanático de las alfombras rojas de eventos como los Oscar y los Golden Globe, durante las cuales se divierte jugando a acertar el diseñador detrás de cada famosa.

Coctel y Noche, su primera línea de negocio, sigue siendo la más fuerte, seguido de las novias y la línea pret a porter para tienda, donde se encuentran propuestas para un diario formal y chic. Asegura que en su taller se diseña para una mujer glamorosa, fuerte, sexi y excesiva, que nunca pasará inadvertida y con Resort 2014, su nueva colección, las invita a vivir un verano de lujo. Aquel que parecía estar muy lejos del hijo de la costurera.

Tomado de la Revista Gente No.607, julio de 2013