Mauricio Mejia

Envigado, Antioquia

Actores

Personaje

 
Mauricio Mejia



  Mauricio Mejía

actor

   
       
 


Actor;

  1. El carrusel (película - 2012)
  2. Corazones blindados (2012)
  3. Casa de reinas (2012) ... contrabandista
  4. El cartel (2008) ... Adolfo Aguilar
  5. "Sin tetas no hay paraíso" (2006) TV series .... (2006)
  6. "Juegos prohibidos" (2005) TV series .... (2005)
  7. Así es la vida
  8. Historias de hombres, solo para mujeres
 
 


Información cortesía http://us.imdb.com/  


 
         
 

Mauricio Mejia es un hombre Tranquilo, deportista, le encantan las motos y la velocidad pero no los deportes extremos, le encanta la buena comida. Actualmente trabaja con una fundación de niños que tiene graves problemas sociales como el de abuso sexual, son niños rescatados del cartucho, se prepara para incursionar en las tablas en una puesta en escena dirigida por su amigo; el también actor Oscar Borda.    

Después de pasar por diferentes trabajos, decidió que lo suyo era la actuación y no se equivoco, pues ve el fruto de tanto esfuerzo con la excelente critica que ha recibido por su interpretación de “Adolfo Aguilar” en El Cartel. El lema que lo identifica es "Las cosas no valen por el tiempo que duran sino por las huellas que deja"

Tomado de http://www.farandulacriolla.com/2008/07/23/mauricio-mejia-es-adolfo-aguilar-en-el-cartel/
 
 


Así reconstruyó a Carlos Castaño

Muchos televidentes se sorprendieron cuando apareció por primera vez el personaje de Adolfo Aguilar (en realidad, Carlos Castaño) en la serie El cartel. El parecido entre el jefe paramilitar y Mauricio Mejía, el actor que lo caracteriza, es innegable. Pero la sorpresa no ha sido solo por las coincidencias físicas. Mejía imita a la perfección la voz chillona de Castaño, se mueve como él y recrea sus gestos.

Por supuesto, sus historias personales son opuestas y la única coincidencia real es la sangre paisa de los dos. Carlos Castaño era un ganadero de Amalfi, Antioquia, que terminó en el centro de una de las organizaciones más tenebrosas del planeta; Mauricio, oriundo del municipio de Envigado, es un actor con ideales y valores muy firmes, que debió recorrer mucho trecho para llegar a las aulas del Teatro Libre de Bogotá, donde empezó a consolidar su sueño.

EN LA PIEL DEL CRIMINAL

Mauricio Mejía, de 28 años, apenas había alcanzado la mayoría de edad cuando le tocó rebuscarse la vida como obrero de Ecopetrol, en Barrancabermeja, mientras construía su futuro como actor. Cuatro años más tarde, Ilegó a Tocancipá (municipio cercano a Bogotá) para instalar unas redes de acueducto como empleado de una empresa constructora. Fue ahí donde tomó su decisión más importante: cambiar el rumbo de su vida. En 2006 se quedó en la capital del país, donde no tenía siquiera un conocido, y se matriculó en la escuela de actuación del Teatro Libre.

Su vinculación a la televisión fue rápida. Participó en capítulos de Así es la vida, Historias de hombres solo para mujeres y Juegos prohibidos, telenovela en la que interpretó a Walter, un empresario cartagenero. Ahora es Adolfo Aguilar en El cartel.

"Cuando me llamaron para hacer el casting realicé una pequeña propuesta, basado en lo que percibía del jefe máximo de las autodefensas; apoyé mi investigación en entrevistas realizadas en radio y televisión a Carlos Castaño; me leí dos o tres libros que estaban en el mercado sobre el conflicto armado y la vida de este cabecilla. Internet fue para mí un instrumento clave porque me permitió entrar al mundo del personaje y poderlo exteriorizar. En cuanto s a los gestos, estudié mucho las entrevistas que le hicieron en televisión, para copiarlos. También las repetí muchas veces para adoptar la voz y su vocalización. En 15 días, tuve a punto el personaje.

Aunque en la serie su nombre es Adolfo Aguilar, en realidad los televidentes lo asociaron muy rápido con Carlos Castaño.  Este actor antioqueño, soltero y sin compromiso, estudia nuevos proyectos de actuación. Ahora tiene una ventaja, porque le tocó uno de los retos más difíciles de cualquier actor: caracterizar a un personaje que sigue vivo en la memoria del público.

Tomado de la revista TV y Novelas No. 525, 25 de julio de 2008