Lacydes Moreno

Chefs

Figura Humana


 Lacydes Moreno Blanco

chef
 

 
A ColArte

 

 


Académico del fogón

El Diccionario de vozes culinarias lleva al lector, letra por letra, a una experiencia sensorial única de sabores, olores y texturas... con los ingredientes y secretos de la gastronomía, para llegar a la elaboración de las más sabrosas viandas.

Luego de una lectura cuidadosa de esta publicación nos encontramos con el lenguaje de las preparaciones y degustaciones acompañadas al inicio de cada palabra con un bello poema y con una multiplicidad de términos gastronómicos: cosechas, alimentos, condimentos, garnituras, mixturas, tradición, innovación, fusión, que con una gustosa recomendación gastronómica nos permite adentrarnos en el mágico mundo de la buena cocina.

Lácydes Moreno Blanco ha sabido enaltecer su vocación de escritor en un mundo de contrastes, al escudriñar con regocijo los encantos del buen comer amerindio, afroamericano y universal, gracias a sus ancestros caribeños y cartageneros. Y como si fueran pocas tales influencias determinantes, otras circunstancias le permitieron ampliar esa visión de la cocina y su mundo, dado que ingresó muy joven al servicio exterior de Colombia. Con sensibilidad alerta vivió largos períodos de su vida en Cuba, Japón, Noruega, Checoslovaquia, Paría y Haití, entre otros países, sin olvidar sus ejecutorias internas en la Cancillería de San Carlos donde se desempeñó como director del Departamento Cultural, posiciones de jerarquía que supo aprovechar para divulgar con eficiencia las expresiones más sustantivas de la cultura nacional y sus valores. [.. .]

La sapiencia de este historiador, escritor y ensayista adorna su currículo como uno de los grandes gastrónomos del Caribe y uno de los mejores de Latinoamérica y se conjuga con su creatividad para gestar este compendio, Diccionario de vozes culinarias, que nos transmite el gusto por una vida llena de viajes y experiencias gustativas, olfativas y estéticas.

(Apartes de la Presentación del libro, por Luis Carlos Cruz Cortés, decano de la Facultad de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras de la Universidad Externado de Colombia).

Diccionario divertido

El Diccionario de vozes culinarias carece de toda pretensión científica, así como de la aspiración al máximo rigor lexicográfico. Ha sido más bien consecuencia de una labor alegre, casi pudiéramos decir sibarítica, con algo de regocijo o divertimento en su elaboración. Aquí las vozes, sí, con z como se le ocurrió a un erudito antillano, y a la usanza portuguesa (y como un detalle de coquetería), se fueron registrando con sus aromas, sus sabores, su alquimia gustativa muchas veces, de manera que las palabras, al contrario de otros diccionarios en los cuales las entradas son conceptualmente frías, aparecen con vida propia y su duende, que muchas veces hacen volver a la memoria los sabores perdidos...

Diccionario de vozes culinarias abriga una sola esperanza: que sea útil a quienes estudian con empeño profesional la cocina, precisamente cuando este oficio encuentra cada día más fervorosos adherentes; a los aficionados al arte culinario, a inclusive a las amas de casa, que en materia de cocina oyen muchas veces repicar las campanas pero no saben dónde es la misa. Y, por qué no decirlo, asimismo a los profesionales del fogón, que en el aquelarre de los peroles y trinchantes es posible que olviden o confundan un término, el nombre que lleva un suculento guiso.

Al ultimar esta grata labor llegamos a una feliz conclusión: la cocina, como el amor, es el arte de aderezar y de manejar el fuego. Conocer el prodigioso mundo de sus palabras es otro encantamiento.

Lácydes Moreno Blanco, en el Pórtico de su Diccionario.
Tomado de la Revista Diners No.463, octubre de 2008