Constanza Hernandez

Actores

Personaje

 



 Jeannie Constanza Hernández

actriz

 
A ColArte
       
 


 

Luego de tres pruebas que presentaron igual número de finalistas, Jeannie Constanza Hernández, estudiante de administración de empresas, fue escogida ayer para el papel protagónico de Gorda, la obra que se estrenará el próximo 25 de marzo, en el Teatro Nacional La Castellana.

No en vano, cuando Constanza logró adelgazar casi 15 kilos a punta de pastillas, sus compañeros de universidad comenzaron a decirle que parecía enferma, que estaba demacrada, que no era ella, que volviera a engordar porque se veía fea.Ese día, hace seis meses, entendió que ella era gorda y punto. Hoy, tiene 21 años, 100 kilos, 1,65 m de estatura y un contrato para protagonizar el montaje teatral, al lado de Fabián Mendoza, actor de Aquí no hay quien viva.

Su carisma en el escenario convenció incluso a sus rivales en la ronda final. "No se equivocaron, ella era la protagonista", admitió Ana Carolina Salamanca, otra finalista.

La selección comenzó la semana pasada, con más de 100 mujeres aspirantes. Luego del primer filtro, 20 preseleccionadas tuvieron que desfilar en traje de baño y ropa interior frente a camarógrafos y periodistas.

La decisión final incluyó la prueba de intentar conquistar a un espectador de las últimas filas, para ver hasta dónde llegaba su voz.

En medio de la escena, una canción mexicana de fondo declaraba "lo tuyo no es exceso de grasa, sino exceso de gracia. De anoréxicas y flacas, el panteón está completo".

Luego, cada una tuvo que destacar en público sus valores y nuevamente Jeannie Constanza demostró su seguridad al resaltar que era la única que se presentaba con falda. Finalmente, las tres finalistas tuvieron que declarar de manera histriónica qué había significado participar. Nelly María Sanmartín y Carolina Salamanca resultaron eliminadas en la final.

Con todo
el peso de la fama 

La obra Gorda, le ha cambiado la vida a las actrices que la han hecho en España, Argentina y Uruguay. "La puesta en escena significa un antes y un después para las protagonistas -advierte Mario Morgan, director del montaje colombiano y del uruguayo-. 

Naír Suárez, la uruguaya, sigue en temporada en Montevideo. Antes de aceptar el papel diseñaba carteras y ahora tiene su propia línea de ropa". 

Mireia Gubianas, catalana que después de hacer el papel en España viajó a Argentina para repetirlo y se ganó el premio ACE, de la Asociación de Cronistas del Espectáculo de Argentina a mejor actriz de comedia dramática. Mario Morgan es conocido en Colombia por montajes como Taxi, El Método Gronhülm, Trankie & Johnny y La cena de los idiotas.
La pieza, del escritor estadounidense Neil LaBute , habla de la presiones que vive un ejecutivo exitoso enamorado de una mujer pasada de peso.

Jeannie Constanza Hernández, la ganadora, es estudiante de administración de empresas. Parte de su figura se la debe a "una tía que llegó del campo" para cuidarla cuando era niña y la sobrealimentó. "Cuando nos dimos cuenta, yo estaba muy gorda y así me quedé", dice.

Me lo gozo

Aunque siempre se ha aceptado con su cuerpo y su agraciado rostro, ha intentado lo da clase de dietas. "A mí, la verdad, no me acompleja ser gorda, yo me lo gozo -asegura-. Con lo único que sufro es con la ropa porque aquí no se consigue y por eso me toca encargarla de Estados Unidos".

Las ex novias de sus novios no entienden que la prefieran a ella: "Incluso, uno de mis novios era instructor de un gimnasio y jamás me reprochó nada. Me decía que si yo era felíz así, él me quería así".

Su mamá siempre le ha reforzado la autoestima y dice que gracias a ella ha sabido aceptarse. Por eso estudió también estética. "Siempre supe que tenía una cara linda y que si mi cuerpo no llamaba mucho la atención, mi rostro, mi pelo, mis ojos, mi sonrisa y mi carácter sí podían lograrlo. Por eso me gusta arreglarme mucho", explica.

Actualmente trabaja en un almacén de cadena y solo el día en que sus jefes y compañeros la vieron por televisión, les dijo la verdad.

Durante un mes estará en ensayos y luego se írá de gira con esta obra que no pretende cambiar los estereotipos de belleza, sino dejar una reflexión sobre la gordura misma.

Aunque fue una de las más desenvueltas en las audiciones con el director, Mario Morgan, era una de las que menos experiencia tenía en el medio. "Creo que ser joven y una de las más extrovertidas me dio puntos. Además, cada vez que me decían que era una de las preseleccionadas, me compraba películas de monólogos y leía técnicas de actuación por Internet", cuenta.

Tomado del periódico El Tiempo, 17 de febrero de 2009