Festival de la Cumbia Festival

Festival (Festival - Musica folclorica)

 

Festival de la Cumbia José Barros Palomino

http://www.festivalvallenato.com/

El Banco, Magdalena, junio

A ColArte

 

 

 

DEL FESTIVAL NACIONAL DE LA CUMBIA.

Podemos afirmar que la Cumbia como expresión folclórica y cultural del municipio de El Banco, siempre ha existido, por eso cuando el maestro José Barros decide regresar a su tierra, y crea el Festival Nacional de la Cumbia en el año 1970, se contribuye al desarrollo del municipio, se afianzan los lazos de sus coterráneos, se incentiva el trabajo en equipo, el trabajo comunitario; se infunde amor por la tierra, por lo autóctono, por la tradición; se incentiva el sentido de pertenencia y la cohesión social, se derriban las brechas sociales, se despierta de una vez y para siempre el espíritu de nuestros ancestros en cada ciudadano banqueño.

Aquí comienza el verdadero viaje a la inmortalidad de la cumbia, pues este evento, agolpa a cultores de El Banco y la región que día a día trabajan por la preservación de lo propio, de la cultura riana, de las tradiciones de nuestros antepasados; con este evento, se contrarresta el efecto de la aculturación, y la transculturación acrecentada con el proceso actual de globalización que atraviesa el mundo moderno.

El Festival Nacional de la cumbia es único en el Mundo, se realiza como ningún otro en un escenario elaborado sobre un bote a orillas del río grande de la Magdalena en romance con el río cesar y con un cielo tachonado de estrellas, y el reflejo de la luna sobre el río como fondo nocturno, eterno y místico que junto a la armonía mágica del millo, los tambores, la cadencia de los cumbiamberos, el sudor y la candela, que nos trasporta inevitablemente a nuestras raíces, a otras épocas y tiempos remotos, cuando la

abundancia de riquezas naturales, de valores y amor por la vida sana eran fundamentales en las gentes de El Banco. Este festival es considerado por antropólogos y estudiosos de la cultura Caribe y colombiana, como el más autóctono y tradicional del país, pues él ha conservado sin permear, la expresión de la cumbia en su más estricto sentido natural y ritual, conservándola como la esencia del alma musical de Colombia.

Tomado de y Más información en http://imagenes.tupatrocinio.com/imagenes/1/0/2/3/71023090101750486767545553534570/1_proyecto-coop.-internacional.pdf

horizontal rule

 
 

2011

Ritmo que enamora

El Festival Nacional de la Cumbia José Barros Palomino, en su 27° edición, mostró la vigencia de este aire cadencioso.

por Diana Carolina Cantillo E.

Un grupo de ocho músicos armados de llamador, alegre, tambora, flauta de millo, gaitas, maracas y guache prenden la parranda y uno de ellos se encarga de amenizarla con gritos fiesteros. Como paga reciben uno que otro aguardiente y una diligente acompañante, que baila coreando entre dientes la estrofa de una canción del maestro José Barros, que se convirtió en un himno:

Doce bogas con la piel color majagua, y con ellos el temible Pedro Albundia, por las noches a los remos le arrancaban un melódico rugir de hermosa cumbia.

"Una cosa es cumbia y otra es cumbiamba. Y este es el Banco (Magdalena), donde se baila y se escucha la tradicional", dice a gritos el hombre que toca el guache, acalorado por los tragos y asegurando ser uno de los más acérrimos guardianes de este ritmo. Sin embargo reconoce que este aire dejó de ser propiedad colombiana para irse a pasear por el mundo de la mano de las voces de Totó la Momposinay María Mulata.

Comienza la última jornada de competencia para los bailadores de la edición número 27 del Festival Nacional de la Cumbia José Barros Palomino (Festicumbia). Empiezan los más pequeños, los de la categoría preinfantil. Hay tres parejas en la pista, y una de ellas llama la atención porque no ha empezado a bailar, mientras el resto lo está haciendo al compás del sonido agudo de la gaita.

De frente y de un extremo al otro, la pareja se lanza miradas de galanteo y coquetería. Ella, erguida, levanta la cabeza y estira el cuello, mientras echa un vistazo de reojo al parejo. Él le muestra cara de arrepentimiento. En ese momento hace su entrada triunfal la tambora dándole la valentía al hombre para que vaya por esa mujer que, aunque no lo demuestra, quiere ser reconquistada. Decidido, alista su sombrero, contonea la cadera y deslizando suavemente sus pies camina en zigzag hasta su amada.

Ella, ya persuadida, con su mano derecha le quita lentamente al parejo un manojo de vela y se lo acomoda en la palma de la mano como significado de poder, pues es la mujer quien lleva las riendas de este amorío. Y es en ese instante que la pareja despliega todo su conocimiento sin tocarse, nunca perdiendo el contacto visual y jamás dándose la espalda. Terminado el baile, sólo falta esperar por el fallo del jurado.

En su trasegar por el mundo, a la cumbia le han ido mezclando sonidos electrónicos y urbanos, lo cual ha dado paso a nuevas formas de bailarla y escucharla —generándose incluso nuevos géneros musicales—, que para algunos la enriquecen y para otros la empobrecen.

En ese ir y venir, para Veruschka Barros, hija del maestro José Barros Palomino y directora de Festicumbia, este ritmo "se ha vuelto comercial, dejando de ser auténtico, perdiendo su enamoramiento y embrujo".

Por eso, en el Banco (Magdalena) se realiza anualmente el Festival Nacional de la Cumbia, un espacio purista que hace honor a aquellos cantautores y bailadores anónimos que en sus pueblos le dan vida a la tradición del baile suave y sensual, de miradas y gestos, evocando el cortejo del hombre a la mujer.

"La tradición del baile se pierde volviéndolo más teatral y configurando los pasos básicos. Lo mismo sucede con el vestuario, que aunque el tradicional tiene mucho del vestido español, se ha convertido en uno más elaborado, con lentejuelas, adornos y zapatillas altas. El folclor lo podemos vestir de gala, pero guardando las raíces", aclara la hija del maestro Barros.

"En nuestro festival rescatamos la tradición, pero es muy difícil gestionar los recursos. Las empresas privadas sólo patrocinan eventos en las capitales porque son visibilizados por los medios", agrega Veruschka.

La mayoría de folcloristas colombianos reconocen que la cumbia es de carácter triétnico: indígena con las flautas, africana con los tambores y española por las coreografías y las vestimentas. Sin embargo, su origen no se puede acuñar a uno o a otros porque hay quienes dicen que la forma de bailar del hombre es de impronta negra, y que el movimiento de las caderas de la mujer podría ser indígena o español, pero lo que sí se puede asegurar es que este ritmo autóctono representa el mestizaje de la cultura colombiana.

Orlando Velasquez García, uno de los creadores de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, asegura que "es imposible definir el nacimiento dé la cumbia en el seno de una u otra cultura, pero sí que es un híbrido entre tres culturas fundamentales de la identidad e idiosincrasia colombiana".

Llega las l2:00 p.m. y la presentadora del certamen anuncia la decisión del jurado. La pareja conformada por Yeimi Paola Mora y Javier Alberto, la misma que parecía no querer bailar en la competencia de baile preinfantil, es la ganadora de esta categoría.

Al conocer el veredicto los dos niños se abrazan y dejan asomar algunas lágrimas. Pero inmediatamente toman posiciones para demostrarle al público por qué son los embajadores de este ritmo. Suena la gaita dando paso a los gestos de coquetería y sólo cuando la tambora llama, él se atreve a bailar. Ella lo espera sin mostrar impaciencia, pero sólo quiere robarle a su parejo la vela, movimiento que representa el pasaporte para que los dos en pareja comiencen a bailar hasta el último pabilo de vela.»

Tomado del periódico El espectador, 2 de agosto de 2011

horizontal rule

 

   2010:

Con actividaes como concursos de Canción Inédita y Baile de Cumbia en las diferentes categorías,Desfile Fluvial en el Puerto Fluvial de El Banco, Caseta de Festival, Cumbión Popular, Teatro y Cinema al Parque comienza la versión 26 del Festival nacional de La Cumbia en El Banco Magdalena

Tomado de http://www.agendasamaria.org/wp/?p=2373

horizontal rule

 

2003:  

Festival de la Cumbia 

El Banco, Magdalena, donde según la mayoría de los historiadores nació uno de los bailes más representativos de la Costa Caribe: La Cumbia, cada año se celebra en el mes de junio el Festival de la Cumbia. En el 2003 se llevará a cabo entre el 26 y el 29 de junio, la XX versión de este evento.

La historia del festival se remonta al año 1970 cuando el maestro José Barros decidió volver a vivir en El Banco y con los banqueños y amigos suyos como Nicanor Pérez Cogollo, Alvaro Morales, Elías Lito Fraija y Emiliano Torres Torres, inician el Primer Festival Nacional de la Cumbia con el apoyo de José de la Paz Vanegas, Alcalde de ese entonces, Rafael Casado Amaris, Isaac Chams Maju, Kiko Pisciotti, Lucho Vanegas, Emiro Martínez Graziani, Julio Romero Malo, Julián Vides Miranda, Francisco Valdez Martínez, Clemente Pérez Vacca, María Josefa Cuello y Yesid Sangregorio. Desde entonces el Banco es conocido como " La ciudad Imperio de la Cumbia".

En 1991 el concejo de El Banco aprobó el proyectó que creó la Corporación Autónoma del Festival Nacional de la Cumbia, con el fin de cualificar y mejorar las expresiones tradicionales de la región que se presenta en el Festival.
El Festival ofrece atractivos a turistas y nativos como las parejas que bailan la Cumbia sobre un imponente escenario atracado en el muelle fluvial sobre la confluencia del Río Cesar con el Río Magdalena que sirven como marco para la realización de los distintos espectáculos que se presentan en esta muestra cultural.

El evento, que este año ha adquirido una gran trascendencia y que se ha manejado con la altura de un gran festival, congregará a los mejores bailadores de nuestro cadencioso ritmo, a los intérpretes más afamados, a los tamboreros de trayectoria, y a artistas de la talla de Toto La Momposina, considerada por la crítica internacional como la mejor intérprete de música popular del mundo.

Tomado de http://www.colombia.com/turismo/ferias_fiestas/2003/junio/festival_cumbia/index.asp

horizontal rule