Dia del Tamal en Ibague Feria

Festival (Feria - Gastronomia)

Varios, Visual

 

 

Día del tamal

Ibagué, Tolima, junio

A ColArte

 

 

 
 

En Ibagué Colombia celebran el día del tamal, una tradición de miles de familias

 

Las mesas de los comensales tolimenses estarán invadidas por este plato.

Ibagué. Detrás de una olla grande, de un fogón de leña y de centenares de tamales se mueve toda una economía que genera el sustento de miles de familias ibaguereñas. 

Un ejemplo es el de María Delia Gutiérrez, propietaria de Tamales y más Tamales, en la carrera sexta con calle 21, en Ibagué. Desde hace 40 años, esta mujer y dos de sus cuatro hijos no hacen más que amarrar tamales. Antes se dedicaban a la agricultura en el corregimiento Santiago Pérez, en Ataco (Tolima).

"Comencé haciendo 50 tamales. Gustaron porque les poníamos buena carne de cerdo y bastante pollo; además, se cocinaban con leña", recuerda María Delia, que recién ajustó los 66 años. 

Después de esa primera venta, pasó a 400, cada semana. Pero las cosas le han salido tan bien que para hoy, el día del tamal, que se celebra en Ibagué, alistó 15 mil. 

Este oficio le permitió costearles el bachillerato a sus hijos. Uno de ellos, Antonio, es el brazo derecho en la pequeña empresa, que genera 12 empleos en temporada. 

Don Argemiro Arboleda, un tolimense de 70 años que lo único que sabe es hacer tamales, vive una historia similar. "Tenemos 8 mil tamales listos para vender hoy", afirma, y reconoce que con su trabajo crió a tres hijos y los hizo profesionales.

"Franklin es ingeniero de sistemas; William, administrador de empresas y Aldinevar se graduó en finanzas y negocios internacionales", señala don Argemiro. Franklin, por su parte, dice que su objetivo es convertir la empresa en una gran distribuidora en Colombia, y enfatiza en que se metieron de lleno porque el negocio es una herencia familiar. 

Este viernes, durante la celebración, se espera la venta de unos 200 mil tamales.

Tomado de El Notiloco, junio de 2011

horizontal rule

 

Día del tamal

Columna de Henry Rengifo

Es un acierto haber institucionalizado esta celebración en Ibagué. Atrae turismo y congrega a la familia.

En El Dia del Tamal en Ibagué, 2011Desde que el alcalde Jorge Tulio Rodríguez decidió crear el día del tamal, no había sido posible hacer esta celebración tal como se hizo este 24 de junio. En esta ocasión el acierto estuvo en la escogencia de las personas organizadoras del evento.

El binomio Santiago Vargas, coordinador del Círculo de la Competitividad Turística del Tolima y Myriam de Rengifo, fue pieza clave para el éxito del certamen. Cuando en su momento, quien esto escribe le propuso al alcalde Jorge Tulio que un buen paso para afianzar nuestra identidad era celebrar el día del tamal como homenaje a uno de nuestros platos típicos emblemáticos de la región, él no dudó un instante en acoger la iniciativa. Por fortuna, la propuesta tuvo acogida pese a que no faltaron algunas voces críticas que la tildaron de extravagante. Desde luego, esas críticas pudieran tener su asidero en que era Jorge Tulio quien impulsaba la propuesta, y con una buena dosis de envidia por parte de sus detractores era motivo más que suficiente para desprestigiarla. A propósito de estas críticas, sería bueno indagar si los antioqueños sienten, acaso, vergüenza por la arepa. Si hay un plato típico en el país que goza de reconocimiento, ese es el tamal tolimense. Coletilla. Una aclaración pertinente.

En mi columna anterior en la que destaqué el liderazgo de Jaime Osorio Gómez, en el aparte donde me referí al ex ministro Alfonso Jaramillo Salazar no se incluyó por falta de espacio el siguiente párrafo: "el Líbano se vino abajo cuando el médico Jaramillo Salazar dejó de ejercer su cacicazgo. Hoy sus herederos no llegan siquiera a caciquitos. Basta mirar el atraso del otrora pujante Líbano".

Tomado de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-4344028