Festival de la Lana de Cucunuba, Festilana Moda

Festival

Varios, Visual

 

Festival de La Lana de Cucunubá, Festilana

Cucunubá, Cundinamarca, diciembre

 
A ColArte

 

 

 
 

II Festilana, Cucunubá se llena de tradiciones, diseño, moda y fiesta

 
 
El próximo sábado 24 de octubre, la Fundación Compartir, la Gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Cucunubá, realizarán el II Festival de la Lana: FESTILANA, en el municipio de Cucunubá.

Festilana iniciará con la charla “Mujer mapuche tejido y tradición del Sur” dictada por Constanza Téllez, docente de la Universidad de los Andes y una feria artesanal que contará con la participación de Harry Berry y expositores de Cucunubá, Ubaté y Simijaca, entre otros.

En el transcurso de la mañana, en la plaza central y sus alrededores, se podrá apreciar el trabajo de 120 campesinos que participarán en los concursos de Hilanderas, Esquiladores y Telares.

El jurado especializado, que tendrá la tarea de definir los ganadores  estará conformado por Claudia Hakim (artista); Amalia de Pombo (Directora Expoartesanías); Pastora Correa (Decana de Diseño Gráfico de la Universidad Jorge tadeo Lozano); y los diseñadores Angel Yañez, Patricia Rodríguez y Augusta Rodríguez.

En la tarde habrá un desfile de modas en el interior de la Iglesia, presentado por Pilar Castaño, quien con su experiencia invitará al público a apreciar las telas elaboradas por los artesanos de Cucunubá, en los diseños de los reconocidos Angel Yañez y Julia de Rodríguez

Artesanos de Cucunubá

En 1995 la Fundación Compartir creó el programa de Apoyo a Artesanos de Cucunubá, con el fin de rescatar la tradición tejedora en el municipio y mejorar la calidad de vida de los tejedores de lana, hoy en día cuenta con más de 100 artesanos vinculados. 

Pensando en dar continuidad a la difusión de este trabajo y conscientes del potencial y del talento de los tejedores, se realizó en el 2008 El Primer Festival de la Lana, que congregó  a cientos de visitantes y a los medios de comunicación que divulgaron el trabajo realizado.

El trabajo con los artesanos ha motivado un reencuentro con las tradiciones de sus antepasados, la recuperación de esta práctica productiva, una mejora sustancial de los diseños en sus productos, como son cobijas, ruanas y pashminas, entre otros;  y el reconocimiento del municipio como uno de los centros más importantes de artesanías en lana en el departamento.

Cucunuba es una región tejedora por tradición, en donde la mayoría de artesanos son los hombres quienes con sus manos logran elaborar productos en telar de inmenso valor artesanal. Se estima que el 70% de la población sabe manejar el telar.

Los productos Cucunubá son todos hechos en 100% fibras naturales, algunos en lana 100%, otros en baby alpaca y seda, y alpaca 100%; que se han caracterizado por ser de una alta calidad.

Este año el Programa de Artesanos de la Fundación Compartir está desarrollando con las artesanas productos en dos agujas, y dando continuidad a su labor de formación está sensibilizando un grupo de niños de la región, que poco a poco van trabajando la lana en diferentes actividades manuales.

Con estas iniciativas, Compartir busca impregnar en las nuevas generaciones el amor y la dedicación que los mayores han dejado con el pasar de los años; dignificar el oficio de los esquiladores, hilanderas y tejedores, y primordialmente mostrar a los artesanos hasta dónde pueden llegar trabajando en aquello que les pertenece: la tradición de sus tejidos.

Fuente.Boletín de Prensa Cundinamarca Corazón de Colombia
Tomado de http://www.1430amradio.com/node/1233

horizontal rule

 

 

Tejiendo el espíritu de Cucunubá

EI encanto de Cucunubá, de su gente y de sus calles se ve reflejado en los maravillosos tejidos de la región. La maestría con la cual los pobladores de este municipio y sus alrededores convierten la lana virgen en asombrosas obras de arte es sorprendente y ha logrado captar la atención de Colombia y del mundo. Miles de personas arriban constantemente a este municipio, ubicado a escasos 88 kilómetros de Bogotá, para buscar los que, sin lugar a dudas, son los tejidos más hermosos del país. Aunque la tradición textil de este municipio ha enfrentado numerosos retos, gracias a la Fundación Compartir, que desde hace varios años se preocupa por apoyar el trabajo de los artesanos cucunubenses, estos parecen haber quedado en el pasado.

De la mano de la Fundación, los artesanos de Cucunubá han presenciado un verdadero resurgimiento del arte que los caracteriza. Para muchos tejedores del pueblo este sostén los inspira a seguir hilando, ya que les ayuda a comercializar sus productos: "La fundación es un gran apoyo. Antes cada uno hacía las cosas por su parte y no lográbamos los mismos resultados", comenta don Tulio, uno de los primeros tejedores en trabajar con la organización.

Aunque la Fundación les brinda un gran beneficio laboral, para muchos esto no es lo realmente significativo: "Creo que lo más importante es enseñarles a los niños para que aprendan a hilar y tejer al igual que nosotros aprendimos de nuestros padres. Ellos son el futuro y de ellos depende que no se acabe esta tradición", opina Blanca Pérez, una de las mejores artesanas de la región.

La dedicación de los tejedores y la labor constante de la Fundación Compartir ha logrado que los ojos del mundo se concentren en este municipio. Semanalmente se programan visitas de varios grupos estudiantiles, provenientes de diferentes universidades, que quieren conocer de primera mano el complejo proceso de elaboración. Este es el caso de The New School, una universidad de Nueva York que viene colaborando con varias comunidades de artesanos en todo el continente para identificar sus necesidades e intereses. De esta manera, intentan promover el desarrollo social y económico de estas sociedades a través de una serie de talleres de diseño y gerencia, que además los conectan con comerciantes internacionales. "Los diseños de los tejidos son muy buenos, pero pueden mejorarse. Los productos son sensacionales y pienso que deberían mejorar el mercadeo para incrementar las ventas de sus productos", opinan algunos estudiantes extranjeros que visitaron la población. Este programa ha obtenido importantes logros en otros países como Guatemala y espera tener el mismo éxito con los pobladores de Cucunubá.

El trabajo de la fundación es brindar apoyo, dignificar la labor y mejorar la calidad de vida de estos artistas. Por esta razón, su compromiso no termina con la venta de los productos: la Fundación Compartir también se preocupa por perfeccionar, de manera constante, el nivel de los tejidos mediante talleres y cursos en donde les enseñan a mejorar sus técnicas y, de esta manera, a incrementar sus ingresos. Para Luz Ángela Cortés, coordinadora de la organización, el primer objetivo es mantener la tradición y enaltecer el trabajo de todas las personas. De igual modo, la fundación intenta estar al tanto de los problemas de la población y solucionarlos.

Gracias a la Fundación Compartir, los artesanos han tenido, desde 1993, un importante compañero y socio que se preocupa por comercializar sus productos, sin apartarse del lado humano de esta hermosa tradición,

En la plaza principal de Cucunubá se encuentra el hotel La Posada de Don Pedro, un lugar que cuenta con toda la belleza de la arquitectura colonial del interior del país. Sus amplios jardines llenos de flores que perfuman el ambiente con cientos de aromas y el encanto de los espacios, confeccionan un lugar perfecto para disfrutar del pueblo en medio del confort, la comodidad y el servicio de un hotel sensacional. El lugar también cuenta con la mejor comida de la región y una tienda donde se pueden encontrar los más bellos tejidos del municipio.

Tomado de la Revista Entorno, No. 01, 2011