Ibague Maquila y Moda Festival

Festival (Moda, Feria)

Modas

 

Ibagué, Maquila y Moda

http://www.ibaguemaquilaymoda.com/

Feria, Ibagué, en Agosto

 
A ColArte

 

  2011

Si existe una feria que apoya en su totalidad a todos los integrantes de la cadena productiva del área textil y de diseño de moda, esa es la que se celebra cada año en la capital del departamento del Tolima.

Se llama Ibagué, Maquila y Moda, y en el 2011 celebra su tercera edición, en la que tendrá una muestra empresarial con la participación de 103 industriales de la la región y una rueda de negocios a la que asistirán compradores de México, Ecuador y Perú, traídos por Proexport.

Asimismo, en el marco de la feria, habrá un concurso de diseño con estudiantes locales y más de 10 pasarelas en las que estarán diseñadores colombianos y una invitada internacional. El evento es organizado por la Gobernación del Tolima, la Alcaldía de Ibagué, la Cámara de Comercio de la ciudad y el Cluster Textil Confección del Tolima.

Demandó una inversión de 811 millones de pesos y espera dejar negocios por 12.000 millones de pesos. Igualmente, gracias a ella el sector textil en esa zona del país recuperó más de 1.530 empleos en años pasados.

"Que suene la caja registradora es lo que más nos interesa", señaló Julio César Mendoza, director del Cluster Textil Confección del Tolima.

Para apoyar la parte de diseño y moda, el evento contará con la participación de diseñadoras como Betuna Spitz, Tina Neuman, Aura Dajer y la argentina Paula Grey, que tendrá a su cargo el desfile de apertura, el 23 de agosto.

Tomado del periódico El Tiempo, 29 de agosto de 2011

horizontal rule

 

  2012

Moda sostenible, un reto del diseño

por Natalia Díaz Brochet

Carteras hechas con los anillos de las latas de gaseosa o cerveza; cinturones de colores tejidos con hilos producidos a partir de las botellas de gaseosa; collares y pulseras elaborados con este mismo material y bolas roll-on (las de los desodorantes) o con semillas y otros materiales naturales como yute, y camisetas confeccionadas en algodón orgánico.

Cada una de las prendas y accesorios que lucieron las modelos en el desfile del Colectivo Brasil, que abrió la feria Ibagué, Maquila y Moda, defendió el concepto de moda sustentable, aquella que le grita al mundo que se puede ir vestido con elegancia, glamur y tendencias de moda, a partir de materiales reciclados, reutilizados, descartados y fibras orgánicas.

El Colectivo Brasil es un grupo de 23 diseñadores y marcas afincados en la ciudad de Recife en ese país, que elaboran sus diseños y productos con estos materiales. Para ellos, la moda sustentable "es económicamente viable, socialmente justa, ecológicamente correcta, culturalmente diversa y ética", dice la diseñadora de bolsos y accesorios Cristina Balari.

Con esto quieren mandar un mensaje: "buscamos que en medio de este consumismo desenfrenado, el comprador se pregunte si lo que está comprando realmente lo necesita y piense cosas como dónde está hecho, con qué materiales y cuáles son las condiciones de las personas que trabajaron en la elaboración de ese producto", dice.

Por ejemplo, la marca de ropa 2primas busca telas como el algodón orgánico, que no utiliza pesticidas en su cultivo. Según Mayara Lima, gerente de la empresa que tiene con su prima Patricia, la diseñadora, ellas se esfuerzan por adquirir telas que tengan certificados ambiental o socialmente responsables. "Nos interesan los materiales producidos en fábricas que tienen condiciones sociales buenas para sus empleados: puestos ergonómicos, salarios óptimos, operarios registrados, etc. Asimismo, como el 30 por ciento de nuestra producción es externa, fiscalizamos antes, durante y después del trabajo para que las condiciones ambientales y/o sociales siempre sean las mejores", agrega.

Según Balari, lo que siempre buscan los miembros de este colectivo es que en algún punto del proceso de diseño y producción, se pueda reducir el impacto ambiental y social de manera novedosa.

Ellos saben que por utilizar materiales reciclables o de desperdicio, deben agregarle mucho diseño y valor agregado al producto, para que el comprador lo valore.

Cristina Balardi trabaja con los anillos para destapar las latas de gaseosa o cerveza. Se las compra a recicladores, que generalmente son informales y de los estratos más bajos de la población. "Se los pago a un precio más justo que los intermediarios, porque separarlos implica un trabajo adicional", comenta la ecodiseñadora. Con ellos y el tejido crochet, hace desde monederos hasta morrales y bolsos grandes, a los cuales les pone toques coquetos y atractivos, como cintas de seda de colores.

Tomado del periódico El Tiempo, 1 de septiembre de 2012 

horizontal rule