Orlando Rojas Gutierrez

Cucuta, Norte de Santander

Pintores

Abstracto

 

Orlando Rojas

  Orlando Rojas

http://www.orlandorojasgutierrez.com

pintor

A ColArte

 

 
   
 

 Nacido en Cúcuta. Se graduó como Maestro en Artes Plásticas de la Universidad Nacional De Colombia con grado Meritorio. Obtuvo el título de Técnico en Artes Plásticas en el Instituto de Cultura del Norte de Santander, cuando aún cursaba estudios de bachillerato.

Seleccionado por la Universidad Nacional de Colombia en conjunto con la Universidad Complutense de Madrid para asistir a la beca-curso iberoamericana “la imagen de la naturaleza y la naturaleza de la imagen”, otorgada por la Fundación José Félix Llópis y la Fundación Carolina en la isla de Contadora – Panamá. Su obra es presentada en numerosos e importantes exposiciones nacionales e internacionales desde 1999. Su trabajo se ha publicado en diversos medios y se ha desarrollado principalmente a través de la pintura, el dibujo, la intervención pictórica, así como a través de proyectos de experimentación sonora y musical, los que en ocasiones a combinado con su obra plástica por medio de instalaciones, como medios complementarios.

Ha desarrollado diversos talleres de Arte y Arte–terapia como método de transformación social para diferentes poblaciones como: Habitantes de calle, soldados heridos de guerra, población joven e infantil por medio de importantes Instituciones de Colombia como: El Banco de la República, Compensar, Cruz Roja, el Hospital Militar Central, la Fundación Cultural Waja, Colsubsidio entre otras.

Tomado de http://www.orlandorojasgutierrez.com/?page_id=2 , 2014

horizontal rule

   

Orlando Rojas

por Mariangela Méndez

Orlando Rojas nació en Cúcuta, estudió Artes Plásticas en la Universidad Nacional de Colombia, donde obtuvo grado Meritorio, y por lo que fue seleccionado en conjunto con la Universidad Complutense de Madrid para la beca-curso “La imagen de la naturaleza y la naturaleza de la imagen”, otorgada por la Fundación José Félix Llópis y la Fundación Carolina en Panamá. Su trabajo plástico se ha desarrollado principalmente a través de la pintura, el dibujo y proyectos de experimentación musical, que en ocasiones combina para crear instalaciones que dan cuenta de su complejo universo personal y sus procesos creativos.

Su obra ha sido expuesta en numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional desde 1999, así como ha sido merecedor de varios premios y menciones. Dentro de sus exposiciones individuales más recientes se encuentra “Nuestros paisajes son símbolos” en el 2007 en Unicentro, Cúcuta, y “Huele a fresquesito - Selvárticas Transformeition’s - Simbiosis Fronteriza - Soberthitxsz”, en el 2005, en el Salón de exposiciones del Auditorio León de Greiff de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá.

Actualmente desarrolla talleres de Arte-terapia como método de transformación social para diferentes poblaciones en situaciones vulnerabilidad, por medio de Instituciones como la Cruz Roja, el Hospital Militar, la Fundación Cultural Waja y el Banco de la República entre otras.

La pintura de Orlando Rojas es elocuente y ruidosa en lo que muestra, pero evasiva y escurridiza en lo que nos permite decir sobre ella. Uno podría especular sobre los intereses expresados en su trabajo: el color, el colorinche, el movimiento, el espacio, el efecto, la luz, los fluidos, el ectoplasma, el humor, la pintura misma, y sin embargo continúa inasible a través de palabras.

En su trabajo Rojas intenta mostrar un imaginario íntimo, permitirse la exploración de un lenguaje “múltiple”, de una construcción libre que no siente la necesidad de conformar un enunciado o de inducir una reflexión concreta, pero con la certeza de que esas invenciones se deben condensar en una imagen, en una pintura.

Cuando uno describe su trabajo describe cosas imposibles: aire pintado, y de rosado, una piedra suspendida por dos ases de luz, un machete cortando una nube de polvo, dos piedras gravitando sobre fondos a rayas que a veces les pasan por encima, otras veces por detrás. Su pintura produce situaciones increíbles, Multiversos como Rojas mismo los llama, y si hay algo para lo que la pintura es buena, es para permitirnos visualizar, a través de la fusión y la mezcla de los diferentes discursos pictóricos —la abstracción, lo no figurativo, lo figurativo, lo realista y lo expresionista— un espacio al que no podríamos acceder de otro modo.

Esto es precisamente lo que le da a la pintura de Rojas una cualidad casi objetual, en la que a nosotros, en calidad de espectadores, no nos es dada una posición específica o particular desde la cual observarla, pero a cambio tenemos la sensación de poder rodearla, caminarla, darle la vuelta. Sus pinturas están ahí, con sus espacios autónomos que no obedecen a las reglas físicas sino a las de nuestra mirada. Ellas tercamente construyen y mantienen su propio espacio, porque son como un gran organismo vivo que sólo se puede apreciar en su presencia; de ellas no se puede hablar, no se puede decir nada, pero ahí están y se pueden ver, hay que verlas, y sólo así es que se hace posible acceder a ellas y sus espacios.

Mariangela Méndez, Curadora - *Profesora asociada del Departamento de Arte de la Universidad de los Andes

Texto gentilmente suministrado por la Cámara de Comercio de Bogotá, 2011