Festival de Teatro Alternativo Festival

Festival (Teatro)

Personaje

 

Festival de Teatro Alternativo

Festival

 
A ColArte

 

   

Festival de Teatro Alternativo

El Festival de Teatro Alternativo tiene como antecedente el Festival Nacional del Nuevo Teatro organizado por la Corporación Colombiana de Teatro de 1973 a 1988. Se hace de manera paralela al Festival Iberoamericano de Teatro, porque es considerado imprescindible como afirmación del Teatro Nacional y Latinoamericano en conexión histórica con el movimiento teatral.

La CCT ha sido pionera en la organización y montaje de los festivales independientes en Colombia, testimonio de ello lo dan el movimiento teatral y los archivos en los medios de comunicación.

EL FESTIVAL DE TEATRO ALTERNATIVO es entonces, un espacio de afirmación del teatro colombiano, en el cual se posibilita la apertura de escenarios a las nuevas tendencias, así como a los grupos de las regiones manteniendo el énfasis y la mirada sobre la dramaturgia nacional y los grupos colombianos. En fin, como el espacio otro (ALTER) y de nacimiento de lo nuevo (NATIVO).

El propósito es mantener vivo este escenario, que desde su fundación en 1994, ha ido creciendo y ha permitido al movimiento teatral encontrarse entre sí y con el público, fundamentalmente con el público popular y estudiantil. Este Festival contribuye al desarrollo del teatro y de la cultura, así como a la circulación de nuevas propuestas estéticas y a la formación de nuevos espectadores.

Esto se ha logrado en las diferentes versiones del Festival Alternativo, convocando lo más interesante de la producción teatral de la Colombia pluricultural y multiétnica, con la participación de los grupos de las regiones que permiten realizar un balance de conjunto del estado del movimiento teatral e intercambio de experiencias, de formación y debate. Para así mostrar al país y al mundo que el teatro colombiano reviste importancia por su capacidad creativa, pero también por su compromiso con el destino del país.

Es un Festival encuentro donde además se invitan grupos de otros países, de reconocida trayectoria y que le apuestan a la dramaturgia propia y a un movimiento de teatro alternativo.

FESTIVAL DECLARADO DE INTERÉS CULTURAL

Cabe resaltar que debido a la asistencia masiva del público y a la participación de los grupos nacionales e internacionales, el Concejo Distrital de Bogotá, realizó un Acuerdo por medio del cual el Festival de Teatro Alternativo fue declarado de Interés Cultural para la ciudad de Bogotá.

Tomado de http://www.corporacioncolombianadeteatro.com/index.php?option=com_content&view=article&id=54&Itemid=65 , 2012 

horizontal rule

 

   
   

El Alternativo tiene sus raíces en el Festival Nacional del Nuevo Teatro, que connenzó en 1975, pero que por falta de presupuesto solo se pudo llevar a cabo hasta 1988.

En 1994, renació con el nombre actual y el propósito de mostrar otras propuestas.

horizontal rule

2012

Para el 2012, también habrá conferencias, talleres y foros. A pesar de tener el apoyo de la Secretaría de Cultura de Bogotá y del Ministerio de Cultura, Ariza cree que falta más reconocimiento para este evento.

La reflexión artística y social del Teatro La Candelaria en la obra A manteles, la confesión de una vida de excesos en el monólogo Pharmakon, protagonizado por Alejandra Borrero, y la mirada crítica sobre la Independencia de Colombia del montaje Fragmentos de libertad, del Teatro Varasanta, son algunas de las propuestas que se podrán observar en el Festival Alternativo de Teatro, un encuentro dirigido por la actriz y dramaturga Patricia Ariza, que busca ser una opción diferente para los amantes de las artes escénicas y que se desarrollará en forma paralela al Iberoamericano de Teatro.

Patricia Ariza, Directora del Festival de Teatro Alternativo, en la obra A manteles"Queremos mostrar que el teatro no es solamente el gran espectáculo que viene de afuera. Lo que se hace en Colombia es muy importante también, aquí hay un movimiento teatral formidable. Nos interesa rescatar ese movimiento ante la ciudad y el país", asegura Ariza.

El certamen será del 23 de marzo al 12 de abril, en Bogotá, y reúne más de 70 grupos nacionales y once internacionales, entre los que se destaca la presencia de la producción Woyzeck, del grupo finlandés Teatteri Avoimet Ovet, dirigida por Laura Jántti. "Es un , montaje que ha tenido mucho éxito en los países nórdicos", dice Ariza sobre esta adaptación de la obra del dramaturgo alemán Georg Büchner.

Según la directora, una de las grandes apuestas del festival es llevar su programación a los barrios de bajos de recursos de la ciudad. Por ello, se presentarán en instituciones educativas como los colegios Cedid, de Ciudad Bolívar; San Benito Abad, de Tunjuelito, Provincia de Quebec, en San Cristóbal, entre otros. Además, habrá un festival de teatro universitario con el apoyo de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas con la participación de grupos de Caldas, Valle del Cauca. Atlántico y Bolívar.

Habrá homenajes

El 27 de marzo, Día Internacional del Teatro, el Festival hará un homenaje a Santiago García, nombrado Embajador Mundial del Teatro. En la jornada, los actores y autores de ‘Guadalupe años sin cuenta’ realizarán una lectura dramática de la obra, dirigida por García. Además, el grupo Rapsoda Teatro, de Patricia Ariza, presentará su versión de este clásico del Teatro La Candelaria. Al homenaje se unirán el Ministerio de Cultura, que preparó una programación nacional, y el Festival Iberoamericano de Teatro. También se homenajeará al fallecido dramaturgo Eddy Armando Rodríguez, director del Teatro La Mama. El 8 de abril, en su memoria, se presentará ‘Manuela no viene esta noche’, relectura de la vida de Manuela Sáenz, compañera de Bolívar. 

Tomado del periódico El Tiempo, 14 de marzo de 2012

horizontal rule

 

  2012

"Este sería el último Festival Alternativo"

por Diego León Giraldo S. ,Director revista Elenco

"Este es mi último festival". En la biblioteca de su casa; en el corazón del barrio La Candelaria, Patricia Ariza, directora de la Corporación Colombiana de Teatro, lanza la afirmación sin anestesia, acerca del Festival Alternativo de Teatro, encuentro bienal que se realiza en paralelo con el Iberoamericano de Teatro, con una filosofía distinta.

A pocos pasos, con la salsa de Richie Ray y Bobby Cruz, sus amigos teatreros, sociólogos, artistas, filósofos, nadaístas... todos los militantes del arte, en la sala, el comedor y la cocina, celebran su cumpleaños sin ver cómo la cara de alegría de Patricia adquiere un rictus de amargura.

Hace 18 años se creó el festival, y este es el décimo, para abrir espacio a grupos teatrales con propuestas auténticas, comprometidas con el país, y a colectivos internacionales que responden a maneras poco tradicionales de agruparse o con temáticas sociales. Más que disentir, es la opción de abrirse a manifestaciones que pueden quedar excluidas: "Siento que es una idea subdesarrollada,  la de que el teatro es lo que * viene de afuera. Mucha gente va al teatro solo cuando hay Iberoamericano, porque cree que ahí pueden ver ‘buen teatro’, y resulta que intemacionalmente es al revés; por fuera saben que en Colombia se hace buen teatro.", dice.

Esta veleña, nacida en el seno de una familia de pueblo y educada bajo parámetros religiosos en el colegio de Nuestra Señora de La Consolación de las Madres Agustinas Recoletas Misioneras de María, fue una rebelde tempranera, lo que la llevó a la expulsión: "Eran unas monjitas españolas simpáticas que no me comprendieron".

Luego, cayó seducida por los nadaístas, especialmente por la producción de Gonzalo Arango, que su hermano Albano le había dado a conocer. "Lo ubiqué gracias a Ramón Hoyos, el ciclista. Llamé y le dije: ‘Señor Arango, yo soy Patricia Ariza y quiero ser nadaísta’. Me dijo que nos encontráramos". Con Gonzalo, tuvo un noviazgo de varios meses que terminó en algunas aventuras.

"Con ellos encontré un universo maravilloso, que era el de la literatura y el arte. La nuestra fue una relación muy fugaz, pues a él me lo imaginaba distinto y lo que encontré fue un paisa tradicional".

Patricia ingresó a la carrera de Artes en la Universidad Nacional, allí se hizo amiga de la crítica Marta Traba y se matriculó de lleno en la militancia política: "Mi vida siempre ha estado marcada por dos vertientes, una libertaria interior y una social. Era una época de muchas esperanzas de cambio social, pero también personal".

La guerra de Vietnam y el teatro la marcaron: por ese camino entró a la política. Escuchar en Cali al que luego sería uno de sus grandes amigos, Enrique Buenaventura, le cambió la vida. "En la universidad conocí a María Arango y la militancia política; a Santiago García, que entró a formar el Teatro Estudio con Carlos José Reyes y montó Galileo Galilei en 1965. Tiempo después, Santiago y Carlos José se cansaron, se retiraron y fundaron La Candelaria. Fui parte de ese acto tan importante para la historia del teatro colombiano. Me salí de la Nacional, menos de las clases de Marta Traba, y pasé a Los Andes. Me enganché con García, vivimos 21 años juntos, tenemos una hija, Catalina, y dos nietas.

.,.....

Tomado del periódico El Tiempo, 23 de marzo de 2012