Mario Espitia

Barranquilla, Atlantico

Actores

Personaje

 



 Mario Espitia

actor

 
A ColArte
       
 

Actor

  1. Sinu, rio de pasiones (TV - 2015)
  2. Rafael Orozco, el ídolo (2012) ... Teto Tello
  3. Tierra de cantores (2010) ... Efrén Valencia
  4. Oye bonita (2008) ... Buggy
  5. Desafío, la aventura (2004)

Presentador:

  1. La Fila (2014)
  2. Magacín La Terraza, Canal Telmex (2008)

Villano con un gran corazón

Ha sorprendido con su interpretación deTetoTello en Rafael Orozco, el ídolo. El actor barranquillero asegura que este personaje es un sueño hecho realidad

Por Henry Acevedo

Cuando Mario Espitia se presentó para la telenovela Rafael Orozco, el ídolo, su audición era para otro personaje: el hermano mayor del cantante vallenato, Misael Orozco (personaje que interpreta Piether Cárdenas).

Mario Espitia, actorPor su juventud y apariencia física fue descartado. Pero por suerte los productores le pidieron que prepara casting para  Teto Tello. Animado por la descripción del personaje y su importancia en la historia, concentró sus esfuerzos en crear a "un villano de gran corazón", como él mismo lo describe.

Luego de tres filtros frente a los directores, era casi un hecho de que este barranquillero (28 años) seria parte de la producción. "Fuimos casi veinte actores los que presentamos casting. Yo tenía mi confianza puesta en Dios y quería quedarme con Teto". Su potencial e ímpetu le valieron para llevarse una sorpresa. "Me pidieron que me presentara como Rafael Orozco", dice Mario con una sonrisa de satisfacción y agrega: "Para mí fue muy complicado. Yo canto de felicidad y de pronto soy afinado, pero no soy cantante profesional".

Con ese temor, pero con disciplina preparó el casting y la caracterización; no se quedó con el protagónico, pero durante casi dos meses ensayando tuvo la responsabilidad de interpretar a Rafael y a Teto.

"Era un reto y como tal fue duro porque tenía que estudiar las escenas con mayor dedicación y aprenderme muchos libretos", comenta.

Cuando se acercaba el día de las grabaciones, Mario recibió otra grata noticia. "Estaba un fin de semana en Taganga (Magdalena), uno de mis lugares favoritos sobre la tierra, y me llamó Alejandro Palacio a confirmarme la noticia de que él sería Rafael Orozco. Mi alegría fue tan grande que no pude disimularla, saltaba y gritaba". Esa felicidad no era solo porque ya podría concentrarse en Teto, sino porque Alejandro Palacio, uno de sus mejores amigos en la vida real, lo sería también en la telenovela.

Para el joven actor, este es el primero de muchos sueños que se harán realidad. Aunque es consciente de que su físico juega a su favor para permanecer vigente en la televisión, asegura que: "Quiero ser recordado como buen actor, no como el chico guapo de la novela" (ríe).

Cuestión de pasión

Mario está ahora en la cima de la popularidad con su interpretación. Si bien ya era conocido en el país por sus apariciones en Oye, bonita y Tierra de cantores, su personaje de Teto ha convencido a los televidentes y ha logrado mostrar un villano humano y enamorado.

Su debut en la televisión no fue como actor, sino como participante del Desafio 2004. "El Desafio fue una buena oportunidad para probar mi fortaleza en situaciones extremas. No lo sentí como mi trampolín a la fama".

De hecho, se graduó como comunicador social y periodista. Buscó oportunidades en su profesión y se desempeñó como presentador de varios programas en Telecaribe y en otros canales por cable. Sin embargo, la actuación seguía coqueteándole. "Antes de terminar la universidad, participé en un cortometraje llamado Esquileto. No era muy buen actor, pero estaba decidido a estudiar porque realmente me llamaba mucho la atención. Logré ingresar a la academia de Caracol Televisión. Luego de año y medio de estudio conseguí mi primer papel en Oye, bonita".

Con esa misma tenacidad para perseguir sus sueños, dice que desea asumir nuevos retos actorales y que esto le colma todo su tiempo y pasión. "Ahora estoy soltero, quiero conseguir la excelencia en mi profesión y no pienso en amores. Si llega a lo mejor me doy una oportunidad, pero no tengo afán".

Tomado de la Revista TV y Novelas No.630, 15 de diciembre de 2012