44 Salon Nacional de Artsitas Exposicion

Grupos (Artes Plasticas)

Varios, Visual

44 Salon Nacional de Artistas

44 Salón Nacional de Artistas

En Pereira 2016

 
A ColArte

 

 

El Salón Nacional de Artistas es el programa estatal de apoyo al arte contemporáneo de mayor trayectoria en Colombia, y su plataforma más visible. El Salón, concebido en 1940 como parte de la política de educación del Gobierno Nacional para establecer vínculos entre artistas y público, ha sufrido varias transformaciones a lo largo de sus 76 años de historia.

Su modelo actual es un esfuerzo por repensar, de un lado, el carácter centralista de un evento que sucedía casi siempre en Bogotá, y, del otro, su condición exclusivamente colombiana. Así, cada versión del Salón actual sucede ahora en una ciudad distinta en un evento donde participan curadores y artistas internacionales para propiciar un diálogo rico y complejo con el arte de otros países. De esta forma se ha consolidado como un evento de arte contemporáneo de gran escala e influencia.

La ciudad de Pereira es la anfitriona de la 44 versión del Salón Nacional de Artistas, gracias a la gestión de la Administración Municipal de Pereira y como resultado de la unión de fuerzas institucionales regionales.

Esta nueva versión, titulada AÚN, desarrollará componentes expositivos, editoriales y de formación alrededor de la encrucijada de territorios y paisajes. La propuesta curatorial de Aún propone una cartografía de obras y procesos; un lente sobre las realidades cotidianas que construyen los paisajes sociales; un mirador para comprender los accidentes, fallas y ondulaciones de un suelo constantemente modificado por infinitas tensiones estéticas, éticas y políticas en un país donde risa y temblor se confunden.

El componente expositivo incluye muestras de más de cien artistas repartidos en cinco sedes —el Museo de Arte de Pereira, el edificio del Antiguo Club Rialto, la Universidad Tecnológica de Pereira, la Alianza Francesa y el Centro Colombo Americano— y en diversos espacios públicos de la ciudad.

A nivel editorial, en el marco del 44SNA se realizarán 14 publicaciones que van desde novelas hasta documentos históricos, que ofrecen un panorama de las posibilidades de los impresos en el campo artístico en un presente que tiende a la digitalización.

Las actividades de formación, que comenzaron en 2015, incluyen programas pedagógicos para mediadores, educadores y público general, así como un seminario académico en los primeros días de octubre en el que se indagará, desde diferentes perspectivas, sobre las posibilidades prácticas de transformar el mundo a partir de la experiencia de las drogas, los espectros y lo alucinatorio.

Para recordarnos que aún estamos y aún pensamos, que aún sentimos y aúncreamos, el AÚN 44 Salón Nacional abrirá sus puertas en la ciudad de Pereira entre el 16 de septiembre y el 13 de noviembre de 2016.

 

Tomado de http://44sna.com/el-salon/ , 2016


Un Salón Nacional dedicado al paisaje

La edición 44 tendrá un centenar de artistas de Colombia y el exterior, curadurías invitadas, y por primera vez incluirá un componente exclusivamente editorial con 13 publicaciones.

Cambios en el modelo curatorial que buscan expandir el panorama de lo que significa ser artista o agente cultural en Colombia hacen parte de la búsqueda de edición del Salón Nacional de Artistas (SNA), cuya edición 44 abrirá sus puertas en Pereira desde el 16 de septiembre hasta el 14 de noviembre.

44 Salon Nacional de ArtistasPara Rosa Ángel, a cargo de la dirección artística del SNA y curadora del Museo de Arte de Pereira el salón será “un solo retrato desde cuatro miradas”, cuyo eje conceptual revisa el paisaje como tema en el arte desde las relaciones con el territorio.

El equipo curatorial está compuesto por Guillermo Vanegas, quien realizó la investigación regional, Inti Guerrero, la internacional, y Víctor Albarracín, quien ‘inaugura’ el capítulo editorial del Salón.

Se espera que sean más de un centenar de artistas los que participarán con sus obras en las seis sedes dispuestas para tal fin. De estos, hay confirmados 73 colombianos y 19 extranjeros. Entre lo que se verá hay trece proyectos editoriales. Para Ángel, este es uno de los elementos que diferencian esta edición de las anteriores.

Albarracín subraya que “esta es la primera vez que hay un componente editorial, lo que nos permite mostrar que hay un panorama muy potente e inexplorado. Los artistas están en permanente movilidad y están accediendo a otros espacios”.

El curador del proyecto editorial también explicó que éste tiene distintas instancias. Por un lado, comprende una serie de publicaciones que fueron comisionadas a distintas personas o colectivos y, por otro, tiene libros que son resultado de convocatorias, que van a ser editados en papel y digitalmente, para ser descargados de forma gratuita desde la página web del SNA.

Que el curador de la investigación internacional sea un colombiano y que la selección de estos artistas esté compuesta en su mayoría por asiáticos y africanos son también características nuevas. Tailandia, Mali, Turquía, Brasil, Italia, Alemania, Perú, Filipinas, Singapur, Birmania, Costa Rica, India y Líbano son algunos de los países de donde provienen los artistas invitados, lo que establece una propuesta multicultural que, se espera, enriquezca la diversidad artística de este evento.

La selección internacional, dice Guerrero, fue producto de visitas a estudios de artistas, exposiciones y bienales. “Se escogieron lugares cuyo contexto no se toma usualmente en cuenta en relación a lo que se considera arte internacional”, explica el curador.

 Destaca el trabajo del alemán Andreas Siekmann, “cuya obra está ligada a una investigación sobre la exportación del carbón colombiano y su uso en las industrias alemanas, que crea un lenguaje político y visual, y muestra las luchas sociales y tensiones en las minas de carbón en Colombia”.

Los artistas y colectivos fueron escogidos mediante una invitación directa y a través de convocatorias, lo que para el equipo curatorial fue una manera de ampliar las posibilidades de participar en el certamen.  

En este marco hay curadurías distintas a la de los tres curadores generales. Es decir, curadurías como parte de la exposición. La Usurpadora es la curaduría invitada, las curadoras Ximena Gama y Pamela Desjardins obtuvieron su derecho mediante la convocatoria, mientras que el proyecto curatorial internacional invitado es de Warren Neidich, de EE. UU., y Helena Producciones, de Cali. Todos estarán en el Centro Colombo Americano, en la Alianza Francesa y en la Universidad Tecnológica.

Además del aspecto expositivo y editorial, el certamen contará con un componente formativo, en el que se articularán actividades de creación, investigación y formación: residencias artísticas y curatoriales, y seminarios teóricos.

En cuanto a cómo estará estructurado el evento, Ángel adelanta que no estará compartimentado ni dividido en ejes o capítulos. Según dice, la museografía hace un discurso global, en el que unas obras dialogan con otras, lo cual, se espera que genere un diálogo más grande en las sedes.  

En ese sentido, Carolina Ponce de León, asesora de Artes Visuales del Ministerio de Cultura, agrega que el SNA “se complementa con la discusión pública, que consolida lo que hace el salón y permite establecer plataformas que aportan posibilidades”.

En el ámbito regional, Guillermo Vanegas enfatiza que “es fundamental destacar que se realice este salón en Pereira y que dialogue con un entorno universitario muy dinámico. De igual manera, precisar que esta propuesta se inserta en el tejido de la ciudad, lo que permite un diálogo horizontal y cercano con las obras”.

De todos modos, el Salón Nacional de Artistas quiere representar un registro del momento que se vive en el arte colombiano, de sus procesos, pensamientos y formas de expresión. De ahí la variedad conceptual del evento. Según Albarracín, la práctica artística contemporánea desdice las ideas que condenan al artista a un papel pasivo en la construcción del pensamiento argumentativo. Los identifica como agentes en constante movilidad, en colaboración permanente con otras disciplinas, lo que ha generado el surgimiento de otros espacios de conocimiento que se acercan al arte y se entrelazan con sus acciones.

La producción de este salón parece insinuar que el panorama artístico colombiano está atravesando un momento de expansión y crecimiento en sus prácticas. “Hay un conjunto de oportunidades muy fuertes, un deseo de los artistas y de la gente que está haciendo cultura en Colombia por avanzar en una dirección nueva, por expandir sus modos de expresión, de trabajo”, dice Albarracín.

Los lugares en los que se podrán ver las obras son el Museo de Arte de Pereira, el Antiguo Club Rialto, la Alianza Francesa de Pereira, el Centro Colombo Americano de Pereira y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Tecnológica de Pereira

 

Curare, un diálogo alterno al Salón Nacional de Artistas

Como una oferta cultural alternativa al 44 Salón Nacional de Artistas, nació Curare Alterno, un proyecto de extensión de la Universidad Tecnológica de Pereira que se realiza de manera simultánea al Salón Nacional. “Es importante destacar que Curare no es un evento de rechazados, ni de resistencia al Salón Nacional de Artistas. Por el contrario, es un diálogo con estas obras”, enfatiza Oscar Salamanca, director general del proyecto curatorial Curare.

 A principios de año se realizó una convocatoria, en la que resultaron seleccionados más de 250 artistas que forman parte de las variadas propuestas de este programa, el cual se realiza por primera vez. Salamanca explica que el propósito de Curare, además de ofrecer una mirada alterna a las prácticas artísticas contemporáneas del SNA, es aprovechar el espacio que surge de la realización de este para dar cabida a diferentes propuestas culturales, no a modo de confrontación sino de establecer relaciones entre las diversas prácticas. Con exposiciones, intervenciones y proyecciones como parte de su programación, algunas de las actividades de Curare empezaron desde febrero y se extenderán hasta diciembre de este año, con un énfasis en octubre, durante la realización del Salón Nacional. Éstas se llevarán a cabo en sedes de Pereira, Manizales, Villavicencio, Bucaramanga, Bogotá y Veracruz (México).

Algunas de las exposiciones que tendrán en los meses de septiembre y octubre son ‘Esplendor y fracaso, 2° Festival Internacional de Agua, Resonancias’, ‘Sumisión 0 (cero), convocatoria internacional de arte contemporáneo’, ‘Al natural, experimento vivencial artístico’, así como muestras en el centro comercial Pereira Plaza, intervenciones en espacios públicos de Pereira, y la proyección de NIO 5, muestra internacional de videoarte. La programación oficial completa puede consultarse en la página web del proyecto curarealterno.com.

 

Tomado del Periódico Arteria No. 55, 2016 

 

 

Un Salón para no perderse

El 16 de septiembre el 44 Salón National de Artistas (44SNA) abrió sus puertas en Pereiraylas opiniones sobre el evento han sido, en su mayoría, positivas. Parece que, en esta Ocasión, la oferta del Salón supo llenar las expectativas.

Laura Quiceno, editora web sénior de Radio National de Colombia, destaca que se realiza en una ciudad intermedia, lo que descentraliza la oferta artística nacional. “Creo que el tema (paisaje y territorio) fue muy bien seleccionado y permitió una variedad de miradas que aportan muchísimo al espectador. Me gustó la mezcla entre obras de artistas del exterior con el trabajo de artistas locales”, opinó.

Quiceno calificó como “imperdible” Acupuntura urbana, de Andrés Felipe Gallo, en el Museo de Arte de Pereira. “Sin duda es la obra de este Salón Nacional”, dijo. En fotografía, destacó el trabajo del tailandés Apichatpong Weerasethakul, Power Boy, y Utensilios de mujer, ubicada en el antiguo edificio del Club Rialto, del artista de Malí Amadou Keita. La editora afirmó: “Estas dos obras logran contar realidades locales y volverlas universales con la fuerza de la fotografía”.

Sobre si recomendaría a otras personas visitar el Salón, Quiceno afirmó que era muy recomendable y agregó que “un tema como el territorio permite variedad de reflexiones: ciudad, medioambiente, costumbres, trabajo en la tierra, rutas, caminantes, diversidad cultural, recursos naturales... y todo tipo de formatos que enriquecen la mirada”.

Jaime Cerón, curador de la Fundación Misol, coincidió en este punto al decir que “la relación entre artistas locales, nacionales y de afuera del país funcionó muy bien en términos conceptuales y amplificó la complejidad y relevancia de algunos artistas provenientes del Eje Cafetero, como Gustavo Toro y Fredy Clavijo”.

El especialista también señaló que el Salón le resultó significativo por su intento de actualizar la manera en que el territorio es presentado mediante el arte y cómo el paisaje pareció ser el vehículo para mostrar cómo los seres humanos resuenan en el territorio.

Destaca la museografía y la señalización del proyecto, en particular en la sede del Club Rialto. “Los diálogos entre las diferentes piezas y el mobiliario que media la relación de las obras con la arquitectura me parecieron altamente relevantes”. Entre lo imperdible, sugirió las curadurías nacionales ‘Todo lo que tengo lo llevo conmigo’, de Ximena Gama y Pamela Desjardins, y la exhibición sobre artistas conceptuales de BarranquiHa, curada por La Usurpadora.

Sin embargo, repara en parte del aspecto administrativo. “La organización me pareció acertada, pero, lamentablemente, la entidad que administró los fondos no pareció ser la idónea para la producción y montaje de un proyecto artístico, lo que desgastó la relación con muchos artistas y empañó, hasta cierto punto, la imagen pública del Salón”, señaló.

Sebastián Angulo, licenciado en artes visuales y quien participó en la producción del evento, destacó que el Salón “integró distintas sedes expositivas en un muy buen diálogo curatorial, en el que la importancia recayó en las obras y en los enlaces que se generaban entre ellas, más que en los artistas”. Consideró muy importante que el antiguo Club Rialto fuera una de las sedes, por su valor histórico y estético para la ciudad.

Angulo recomendó Río escultor de piedras, del Grupo Otún (una ventana abierta a ese afluente y al paisaje de su ribera agreste), y el trabajo de La Decanatura, grupo compuesto por Elkin Calderón y Diego Piñeros, que participa con un video grabado en el centro de comunicaciones de Chocontá (Cundinamarca), en el que niños de la región aparecen haciendo música. Coincidió con Quiceno al recomendar Acupuntura urbana de Andrés Felipe Gallo.

El 44SNA estará abierto hasta el 14 de noviembre y parece estar para no perdérselo.

Tomado del periódico Arteria No. 56, 2016