Bettina Spitz

Diseñadores de modas

Modas

 

Bettina Spitz

Diseñadora de modas

www.bettinaspitz.com 

Imagenes adicionales en ColArte
 

 

 
 

TIENDAS BOGOTÁ

Zona rosa: CRA 13 82-70 TEL2561938

Calle 122: CALLE 122 No 18B-05 TEL2137699

Centro Comercial Andino: CRA 11 No 82-51 PISO 2 LOCAL 225 TEL 6184802

Centro Comercia Hacienda Sta Barbara: CALLE 114 No 6A 92 LOCAL C 135 TEL 6292863

Centro Comercia Centro Chía. C.C. CENTRO CHÍA LOCAL 97 TEL 8620553

Zona rosa: CRA 13 82-70 TEL 2561938

Calle 122: : 122 No 18B-05 EL 2137699

Centro Comercial Andino: CRA 11 No 82-51 PISO 2 LOCAL 225 TEL6184802

Hacienda Santa Barbara: E 114 No6A92 3CALC 135 TEL 6292863

c.c.centro chía.

 

   

No tuvo nunca, Bettina Spitz, una crisis vocacional.  Desde niña quiso convertirse en lo que hoy es. «Prácticamente me crié en una cajita de tela; mi mamá cosía y yo crecí en medio de paños, tijeras y abotonaduras.  A los once años sabía que me gustaba la moda, y he tenido la suerte de poder dedicarme a lo que más me gusta: diseñar ropa». Con ese objetivo en mente, estudió figura humana con David Manzur.  Luego viajó a Alemania y en Hamburgo se matriculó en una escuela privada de diseño, la Zuschneideschule Müller & Sohn.  De regreso en Colombia -y antes de instalar su propio taller acumuló experiencia en la fábrica de sus padres y confeccionó modelos para algunas marcas, entre ellas Valdiri, Jeans & Jackets y Carlos Nieto.  Así se destacó como una de las primeras mujeres colombianas en crear ropa masculina.  Y aunque lleva años sin diseñar para ellos, es un sector de la moda que todavía la seduce. «Los hombres son mejores clientes; no sólo compran más sino que dudan infinitamente menos que las mujeres».   El taller de Spitz se abrió en 1989.  Desde entonces ha participado en la mayoría de los eventos relacionados con el prét-á-porter en el país: Tendencias, Desfiles Lafayette, Colombia y su moda.  A través de ellos ha mantenido un contacto cercano con las grandes textileras y al mismo tiempo ha logrado definir su público.  Diferente en ello de sus colegas, Spitz no le teme a una mayor comercialización de sus creaciones y, por lo mismo, con su volumen de producción busca no sólo cubrir buena parte del mercado nacional y latinoamericano, sino satisfacer todos los requerimientos de los clientes.  Su trabajo se dirige a las ejecutivas jóvenes. «Mi ropa es juvenil y moderna, pero no excesivamente audaz.  Esto quiere decir que yo trabajo pensando en las mujeres que empiezan a desempeñarse como profesionales o han alcanzado puestos directivos.  Es decir, les ofrezco la posibilidad de vestirse de una manera elegante, sin que para ello deban hacer cuantiosas inversiones.  Por esa razón, mis diseños están muy cerca de la moda cuando los lanzo, pero al mismo tiempo se mantienen, no pierden su actualidad en pocos meses. Además, son muy versátiles, permiten múltiples combinaciones, y la mujer que los utiliza puede, gracias a ello, renovar su apariencia continuamente».   Para resaltar la atractiva belleza de la piel de las colombianas, Bettina Spitz usa telas de colores alegres y prefiere dar a sus modelos una silueta ceñida, con pinzas, cortes y muchos detalles.  Es ropa elaborada, de gran acabado, con un estricto control de calidad que ella ejerce directamente en sus talleres.  Lúcida y sensible, Bettina Spitz denuncia el aprovechamiento indiscriminado que en el mundo de la moda se hace de ciertas tendencias: «Tiene éxito un nuevo estilo y todos lo explotan sin criterios propios, con ningún gusto y una ostensible falta de calidad.  Tal vez ello resulte inevitable, pero, contra lo que muchos creen, yo considero que la moda no es tan masificable como parece.  La moda exige sutileza y finura; de lo contrario, se vuelve ridícula».  

Tomado del libro: La Moda en Colombia, Ediciones Alfred Wild, 1994

horizontal rule

Bettina es colombiana, pero de familia Alemana, país donde estudió diseño de moda. Luego de culminar con éxito sus estudios, decide regresar a Bogotá y de­dica 6 años de su vida a la gerencia de im­portantes empresas de moda del país.

Con su línea Prét á Porter, Bettina ha parti­cipado en diversas ferias de moda en paí­ses como Méjico, Venezuela, Ecuador, Panamá, Alemania y por supuesto Colombia, donde en 1986 creó su empresa Bettina Spitz. Bettina retoma las formas minimalis­tas, limpias, futuristas, sobrias y elegantes que reflejan una tendencia oriental.

Además trabaja con gran éxito lo artesanal, al igual que los bordados y estampados, to­do esto con gran influencia de culturas in­dígenas del mundo.

Tomado de Bogota Fashion, Suplementop de El Espectador, 20 de marzo de 2001

horizontal rule

 

 


El sexto sentido de Bettina Spitz

Sus diseños siempre se han enfocado hacia el futuro. Por eso la propuesta para Otoño Invierno 2007 de Bettina Spitz es `Modernidad. Su trabajo refleja la última tecnología, avances en materiales y toda clase de aleaciones. Sin embargo, el toque retro está presente en las mezclas. Entonces, los años sesenta se convirtieron en la base de la colección que acaba de presentar en el Círculo de la Moda de Bogotá. 

"Esta fue una de las décadas más futuristas de la historia, de un avance muy grande en la moda, con la minifalda o el bikini, por ejemplo"... Una investigación que quiso mezclar, para definir su estilo, con las tendencias de finales de los cincuenta: cortes debajo del busto, pinzas, mangas puff, moños en el cuello.

En la pasarela CROMOS, Bettina imprimió un toque diferente a las telas con texturas arrugadas, materiales satinados, alicrados con acabados en chinz y tecnológicos con apariencia de papel. De esta manera ella se acerca a las nuevas tendencias que conducen al minimalismo... "Nos vamos a un futuro un poco más limpio, sin la saturación de colores y combinaciones exageradas".

Tomado de la Revista Cromos No.4657, 11 de junio de 2007

horizontal rule

 
 

http://www.bettinaspitz.com/