Gustavo Nieto Roa

Tunja, Boyaca

Directores

Personaje


Gustavo Nieto Roa

director, productor, libretista, fotógrafo

   
 

Vea otras imágenes de Gustavo Nieto Roa en ColArte

   
 
 
Director - filmografía
(1980s) (1970s)
  1. Entre sábanas (2008)
  2. El angel del acordeón (proyecto 2006)
  3. Hombre y una mujer con suerte, Un (1988)
  4. Caín (1984)
  5. Tiempo para amar (1980)
  6. Amor ciego (1980)
    ... aka Sex Beach (USA)
  7. Inmigrante latino, El (1980)
  8. Taxista millionario, El (1979)
  9. Colombia Connection (1978)
  10. Esposos en vacaciones (1977)
  11. Aura o las violetas (1973)
  12. Los recién llegados (telenovela)

Documentales - filmografía

  1. Los problemas de Segundo.
  2. Amanecer en Guinea Ecuatonal 
  3. Un día como cualquiera 
  4. Otavalo tierra mía
  5. Mariana
  6. (otros 53 trabajos hasta el año 2000)

Productor - filmografía
(1990s) (1980s) (1970s)

  1. Es mejor ser rico que pobre (1999)
  2. Hombre y una mujer con suerte, Un (1988)
  3. Tiempo para amar (1980)
  4. Aura o las violetas (1973)

Libretista - filmografía
(1980s) (1970s)

  1. Hombre y una mujer con suerte, Un (1988) (historia)
  2. Tiempo para amar (1980) (historia) )
  3. Amor ciego (1980)
    ... aka Sex Beach (USA)
  4. Aura o las violetas (1973)
  5. Caín
  6. Colombia Connection
  7. El inmigrante latino
  8. El taxista millonario
  9. Esposos en vacaciones

Cinematografista - filmografía

  1. Camilo, el cura guerrillero (1974)
  2. Aura o las violetas (1973)
     
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

 
 

 

Sus sueños

(iniciación artículo no disponible)

......esperaba en el balcón de su casa y, al pasar, me lanzaba besos y piropos; sensaciones que quedaron grabadas y que alimentaron escenas de películas como Aura o las violetas y Amor ciego».

VISA USA 

A su regreso a Bogotá, le dejó su puesto en la radio a Yamid Amat y trabajó como locutor y actor de radionovelas en Radio Sutatenza. Allí conoció al padre Albert J. Nevis, sacerdote católico y editor de una revista en Nueva York, quien le ofreció trabajo y se lo llevó dos semanas después para esa ciudad. El le consiguió casa y un cupo en la universidad y Gustavo trabajó en el laboratorio de fotografía de su revista y fue corresponsal para Colombia de otras publicaciones. Por ese entonces encontró el amor en la alemana Gisela Schmidt, y como ella retomaba a su país, ingresó a la armada estadounidense y fue enviado a Munich como experto en comunicaciones. Al terminar el servido militar, lo condecoraron con la medalla al mérito por servicios excepcionales prestados al ejército americano.

Al regresar a Estados Unidos, fue
corresponsal de la revista del padre Nevis y viajó por Centroamérica. Luego, gradas a una beca, estudió producción de televisión en Tallahassie y un año después se convirtió en productor y director de ese medio en las Naciones Unidas y más tarde en director de cine para la misma organización. En 1972, tenía 30 años, vivía en Nueva York y percibía un sueldo envidiable y estatus de diplomático. Además llevaba cuatro años de matrimonio con Francisca Fong Wue, quien también trabajaba en la ONU, y tenía a Francoise, su primera hija. Pero renunció a todo por regresar a Colombia como director de fotografía en un proyecto de Francisco Norden. 

Volvió al país decidido a hacer cine. Así comenzó su primera película, pero seis semanas después estaba en crisis porque se le acabó el presupuesto y porque los actores estaban enfrentados. El rodaje se detuvo y él se deprimió, pues por primera vez sentía lo que era no tener dinero para seguir. La solución vino de su hermano Luis Guillermo, quien era superintendente de Industria y Comercio; él se inventó la ley del sobreprecio, que consistía en obligar a las salas de cine a exhibir cortometrajes colombianos junto con las películas extranjeras y cobrar un dinero extra por eso. El recaudo se usaba para pagar al productor del.,corto, al dueño de la sala y al distribuidor de la película. Así, su filme se convirtió en cortometraje y pudo exhibirse. 

EL CINE 

Con el dinero recaudado trabajó en su primer largometraje: Aura o las violetas, el cual filmó gradas a un préstamo que pidió a su familia por 150 mil dólares. Luego empezó Esposos en vacaciones, que contó con más apoyo y fue un éxito. Después rodó Colombia Connection, que no fue tan fácil de producir porque los inversionistas se retiraron cuando ya tenía todo listo.

En medio del rodaje, se asoció con Femando Sanclemente y Eduardo Ruiz y crearon la productora Centauro Films. La película se estrenó en 1976 en Nueva York y como anécdota cuenta que ese día la revista Time salió al mercado con el titular Colombia Connection y este se convirtió en la mejor publicidad para la
cinta. El ciclo de comedias concluyó con El taxista millonario

Para el siguiente filme prefirió el drama y el erotismo. Se llamó Amor ciego y contó con la actuación de Patty Kotero, quien se operó el cuerpo para poder protagonizar. Cuando se estrenó en Nueva York, el famoso cantante Prince conoció a Patty y tiempo después le cambió el nombre por el de Apolonia, la hizo protagonizar una película y le creó su propio sello discográfico. 

Gustavo trabajó en dos proyectos simultáneos: El inmigrante latino y Tiempo para amar. La primera la dirigió él y la segunda se la encargó a Manuel José Álvarez El inmigrante latino la filmó en Nueva York sin tener un peso, pues todo lo pagó con una tarjeta American Express que tenía desde que era funcionario de la ONU. Luego, mientras gozaba de los afortunados estrenos de sus dos películas, él se concentró en Caín, su nueva película. Pero cuando buscaba financiación, se disolvió su sociedad en Centauro Films y él se quedó con el nombre y los derechos de las cintas, así como con las deudas de la empresa. Sin embargo, logró filmarla y estrenarla en 1984

Por esa época aceptó una propuesta de la ONU para ir a África y Asia y dirigir varios documentales. A su regreso fundó Magnum Video y más tarde la editorial Prosperar. Sin embargo, y para cumplirle una promesa a Claudia de Colombia, volvió a hacer otra película: Una mujer con suerte. Desde entonces ha trabajado en sus empresas alternas y ahora en la representación de artistas 

Tomado de la Revista TV y Novelas No.277, 24 de julio de 2000


 
 


Hace veinte largos años que Gustavo Nieto Roa no coge una cámara de cine. De aquel entonces, recuerda que había un lío entre el gobierno y los exhibidores y que sencillamente no quería estar en ese "sándwich". Fue así como prefirió dedicarse a otras ramas de la misma industria, como la producción, la distribución o el doblaje.

Sin embargo, el año entrante (2006), hacia marzo, el director de clásicos de nuestro cine, como El taxista millonario o El inmigrante latino, volverá a los sets de filmación con El ángel del acordeón, con el que hace dos meses resultó ganador de la convocatoria del Fondo para el Desarrollo Cinemato gráfico. Se trata de una histo ria inspirada en la vida de los juglares vallenatos. "Leí el libro, del mismo nombre, de Ketty Cuello, la autora de San Tropel, a intuí que era el proyecto perfecto para hacer una película que tenía el público asegurado", dice. Claro que en su regreso al cine estará acompañado por Camila Lizarazo,joven cineasta, hija de la autora de la obra.

"Cuenta la historia de un niño que sueña con ser rey vallenato y conquistar a la niña de sus sueños", dice Camila. Por el momento, están realizando audiciones para escoger cuál será el pequeño protagonista, que debe además ser un virtuoso de ese instrumento.

Tomado del periódico El Tiempo, 16 de diciembre de 2005


 
 
  Nació en Tunja el 3 de abril de 1942. Durante la época estudiantil se dedicó a promover y distribuir películas para los cines-forum de los colegios de la ciudad de Tunja, escribió en el periódico escolar y trabajó como locutor y comentarista en programas de radio. Cuando termina su bachillerato en 1959, regresa a Bogotá y se vincula con Radio Sutatenza como productor y locutor de un programa musical. En 1960 viaja a New York y trabaja como fotógrafo para varias revistas y en septiembre del mismo año ingresa a New York University y estudia Mass comunications durante dos años.
 
Viaja a Europa en 1962 y presta servicio militar en el ejército norteamericano en la sección de información pública y es corresponsal de varias agencias norteamericanas. En 1965 ingresa a la escuela de cine y televisión en Munich y en julio regresa a los Estados Unidos y trabaja como corresponsal para la Asociación Católica de Prensa, trabajo que le permitió viajar por toda Latinoamérica durante seis meses, al término de esta gira realiza un curso de producción y dirección de televisión en Florida State University y trabaja como camarógrafo para el departamento de turismo de Florida.
 
En 1967 trabaja primero como director y productor de televisión y luego como director de cine en el departamento de comunicaciones de las Naciones Unidas. Y ese mismo año realiza el documental Los problemas de segundo filmada en Bogotá y Amanecer en Guinea, realizado en Guinea Ecuatorial. Entre 1968 y 1970 realiza varios documentales para la ONU entre ellos: Ghana, Otavalo tierra mía, Forjando lideres, Mariana, Despertar de la ciudad, para O.I.T. realiza el documental Un día como cualquiera, y para la Universidad de Columbia el documental Un problema de poder.
 
En 1971 comienza el rodaje de La otra cara de mi ciudad, primer cortometraje que se exhibe como sobreprecio. Trabaja como camarógrafo para los noticieros  de la ABC y la NBC. Y realiza varios documentales uno en Bolivia sobre los trabajadores del estaño, en México realiza el documental Lorenzo, y en Colombia filma Niños sin hogar, documental que es exhibido en la televisión europea.
 
Se radica en Bogotá en el año de 1972 y funda Mundo Moderno Ltda. Empresa productora donde se desempeña como director, productor y camarógrafo, realiza el documental Las fiestas de mi pueblo. En 1973 realiza dos documentales Forjando ciencia y tecnología y Tunja, ciudad colonial; el corto argumental La soledad de Emilio y el largometraje argumental  Aura o las violetas protagonizada por Martha Stella Calle, César Bernal, Omar Sánchez y Ana Mojica. Filme que obtiene el premio Hall de la Fama (Instituto de investigaciones internacionales de New York).
 
Entre 1974 y 1976 produce varios documentales: La molienda, la candelaria, El Cámara, Ruido nacional, Getsemani, Román Roncancio, Mas allá de la ciudad, Los niños primero y Martha Stella en Suramérica, Un problema de población, Retorno a la vida, Un paisaje, un pueblo, una gente… Girón.Además Filma los cortometrajes argumentales  Romance Campesino, Un domingo en Bogotá, Sand Boogies diwn the desert, Mucho ruido y pocas nueces, Amazonía colombiana, Taganga y Barichara, tierra del cacique Cuarenta, Sueños de caminantes, Cantante quiero ser y hace la fotografía en el largo documental Camilo, el cura guerrillero dirigida por Francisco Norden, y del corto documental Bochica dirigida por Jorge Gaitán; dirige mujeres líderes documental realizado para la ONU. Produce el documental para Avianca  Suramerica con Avianca, con el que gana el premio en la categoría de corto publicitario, y la telenovela Los recién llegados coproducida por Colombia, Perú y Estados Unidos, Entre otros.
 
En 1977 escribe y realiza el largometraje  Esposos en vacaciones protagonizada por Carlos Benjunea, Franky Linero, Otto Greiffenstein, María Eugenia Dávila, Gloria Gómez y Celmira Luzardo; cinta con la que obtiene el Premio Nacional de Cine de la Asociación de Periodistas del Espectáculo y Colombia connetion, donde actúan Carlos Benjunea, Franky Linero, Virginia Vallejo y Celmira Luzardo. Funda la empresa Centauro Films de Colombia. Escribe y dirige en 1979 los largometrajes Amor ciego interpretada por Jaime Moreno, Patty Kotero, Carlos Muñoz y Franky Linero, y  El taxista millonario con Carlos Benjumea, Jackeline Henríquez, Delfina Guido, Chela del Río, Jairo Soto entre otros. El filme se estrenó un 25 de diciembre, fecha que por primera vez fue para una película colombiana; la cinta obtuvo la mayor taquilla en la historia del cine colombiano con un recaudo de 542.000 dólares.
 
Escribe, produce y dirige en 1980  los largometrajes Tiempo de amar  y El inmigrante latino película que es propuesta por Colombia para Mejor Película Extranjera en los premios Oscar en 1981, y varios documentales entre ellos: Las tumbas de Tierra Adentro, Caudales de ignominia y Una artesana que agoniza.Termina de grabar en 1982 el largometraje Caín  con Armando Gutiérrez, Martha Liliana Ruiz, Jorge Emilio Salazar y Carmenza Gómez y en 1992 Una mujer con suerte protagonizada por Claudia de Colombia y Fernando Allende.En 2007 rueda Entre sabanas, largometraje que será estrenado el próximo 04 de abril con 50 copias en el territorio nacional.

Información gentilmente suministrada por Pantalla Colombia, 2008


 
   

QUE PASÓ CON Gustavo Nieto Roa

Famoso por dirigir clásicos del cine colombiano como El taxista millonario y El Inmigrante latino, Gustavo Nieto Roa cultivó la pasión por este arte desde los 4 años, cuando vio su primera película. Nació el 3 de abril de 1942, en Tunja, y tras terminar el bachillerato llegó a Bogotá a trabajar como locutor en Radio Sutatenza. Allí conoció a Albert J. Nevis, productor norteamericano, quien le cumplió su sueño de aprender cine en Estados Unidos. Estudió en Nueva York hasta que el Ejército norteamericano lo reclutó y lo envió a Alemania. Allá hizo documentales y terminó los estudios que había dejado inconclusos. Aprovechó una beca para estudiar producción de televisión y de allí pegó el salto a las Naciones Unidas, donde por cinco años dirigió documentales en varias regiones del mundo. En 1972, a los 30 años, decidió regresar a Colombia para fundar la empresa Mundo Moderno. Desde entonces inició una fructífera época de producción de documentales y arguméntales. En 1979, El taxista millonario tuvo el lujo de ser la primera película colombiana en estrenarse un 25 de diciembre y convertirse en la cinta con mayor recaudo en taquilla. En 1980, cuando pasaba por su mejor momento con dos filmes en cartelera, Cine Colombia no quiso seguir exhibiéndolas porque el gobierno le empezó a exigir impuestos sobre las ganancias. Nieto Roa optó por la distribución de películas y la dirección de telenovelas. En 2008 volvió al cine para dirigir Entre sábanas. Hoy pasa su tiempo entre Brasil y Colombia, concentrado en proyectos cinematográficos y en una comedia: Amor se escribe con sexo. Aunque reconoce que ahora llega mucho dinero al cine, en especial de los fondos público y mixtos, criticó a quienes invierten esos recursos, pues "prefieren financiar un cine de autor, sin pensaren el público, que lo que quiere es entretenimiento y diversión".

Tomado de la Revista Semana, Edicion 1503, 21 de febrero de 2011