EL ESPECTADOR ARCHIVO

Bogota

Fotografos

Figura Humana, Figura, Paisaje

 

 


 ELESPECTADOR.COM

http://www.elespectador.com

 
A ColArte

 

 


2008:  Después de siete años de ser semanario, el periódico más viejo de Colombia vuelve a ser diario. En esta nueva etapa sus principios siguen siendo la independencia y el análisis. Fidel Cano, bisnieto del fundador, continúa al mando del joven equipo de redacción.

"El Espectador es un viejo de 121 años que está mirando al futuro". Así define hoy a este tradicional periódico Fidel Cano, su director. Y es que a pesar del paso del tiempo, siete años exactamente, muchos extrañaban leerlo todas las mañanas, en especial sus dueños, los miembros del Grupo Santo Domingo. Por eso, después de muchos análisis y de algunas maniobras económicas, se dieron la pela y se aventuraron nuevamente en la empresa de volverlo a convertir en diario. Este nuevo El Espectador tiene una cara totalmente moderna, empezando por su tamaño, que adoptó el de tabloide europeo, estilo El País de España. Y en su contenido también hay una clara directriz de convertirse en una alternativa de análisis y opinión, no sólo de cubrimiento de la agenda política y judicial del país. 

"Cada día va a tener un énfasis temático, de interés para los diferentes lectores. El lunes será de negocios, el martes de deportes, el miércoles serán casi diez páginas de información internacional, el jueves vida moderna, el viernes cultura y espectáculos y el sábado habrá vivienda, tecnología y gente", asegura Cano. El domingo, como ya es tradicional, habrá una edición de 100 páginas con temas variados para todos los gustos.

Lo que queda claro al final, es que con la opinión se la juegan toda: Héctor Abad dejó su columna en la revista Semana para convertirse en asesor editorial del diario; Mauricio García se fue de El Tiempo para escribir ahora su columna en El Espectador. Así sucesivamente, la lista de los editorialistas es tan larga como variada en tendencias como las que representan Ramiro Bejarano, Felipe Zuleta, Gustavo Gómez o Lucho Garzón.

La expectativa es grande, si se tiene en cuenta que en el medio periodístico mundial no era muy bien visto que en un país tan polarizado como Colombia, hubiera un solo diario de circulación nacional. Dicen los expertos que, incluso, en países tan pequeños y de menos tradición periodística como Uruguay, Bolivia y Ecuador, hay más de dos periódicos de este tipo y que en Colombia todavía rondaba la imagen y la tradición que durante más de cien años cultivó El Espectador. Fidel cano opina: "Que volvamos a ser diario implica una mirada diferente de las cosas que pasan en este país con tantos problemas. Significa que se abren espacios de opinión y que se miran las noticias desde diferentes enfoques, eso es necesario". Pero aunque es un nuevo periódico, sus dueños tienen claro que lo tradicional, lo que lo distinguió cuando estaba en manos de la familia Cano, sigue siendo una directriz importante. Por eso, aunque hoy sólo queda Fidel, el bisnieto del fundador, al frente de la redacción, los Santo Domingo respetan la independencia del diario. En la parte estructural, aceptaron que tenga una nueva cara y ahora se le miden a este reto con una redacción joven: "Los editores son gente experimentada que quiere orientar la carrera de los nuevos con un sentido pedagógico y para que hagan escuela en nuestra redacción".

Y, como la mayoría de los medios de comunicación actuales, El Espectador también está a la vanguardia tecnológica con su página en Internet, a la que pertenecen 12 periodistas que no paran de alimentarla con nueva información. Saben que hoy en día la multimedia manda la parada y, por eso, desde ya hacen alianzas estratégicas con empresas que les permitan globalizarse y difundirse. Sin embargo, contrario a la filosofía de El Tiempo, ellos quieren mantener separado el funcionamiento de cada uno de sus medios —que además comprenden la revista Cromos y elespectador.com- y no fusionarlos ni orientarlos hacia el mismo lado. Igual, según su director, este periodo apenas comienza y todo está sujeto a pruebas y a cambios, dependiendo de la aceptación o desaprobación de la gente que los lee. Lo más importante, sin embargo, sigue siendo que su marca tiene la recordación necesaria para arrancar de nuevo y sólo se le auguran éxitos.

Tomado de la Revista Jet-Set No.145, 21 de mayo de 2008

horizontal rule

  COLUMNISTAS 2008