Quindio Departamento

Quindio

Ciudades y sitios

Paisaje, Figura Humana

 
Vea:

Parque Nacional del Café
Artistas del Quindio 

Reinas del Quindío

Enlace a
Información turística
 
 


No hay quien se resista a los encantos de este pequeño departamento, ubicado en el centro del país bajo la custodia de la cordillera Central. Cada viajero se enamora de los miles de verdes que cubren la tierra y los variados paisajes que la componen. En la montaña andina muchos dicen que Salento y el Valle de Cocora constituyen uno de los lugares más lindos de Colombia; cuando el paseo es a los parques temáticos, falta tiempo para recorrer sus agradables instalaciones a interactuar bien sea con animales o distracciones; y si de descanso se trata, no hay mejor opción que una típica finca cafetera acompañada de un buen tinto (café) y la amabilidad de cualquier quindiano.

LUGARES PARA VISITAR

Calarcá. Tierra del famoso cacique Calarcá, que luchó contra los españoles. Conserva hermosas construcciones de dos pisos y pintorescos balcones, legado de la colonización antioqueña. Luego de visitar la plaza principal, conozca la Casa de las Téllez, la Casa de la Cultura y la iglesia San José, todas en los alrededores de la plaza central. Varias cuadras se han restaurado conservando las fachadas originales de la arquitectura antioqueña.

Salento y Valle de Cocora. Al norte del departamento se caracteriza por las bellas construcciones de la colonización antioqueña y el imponente valle que se desliza entre la cordillera Central.

Parque Naclonal del Café. Complejo recreacional que rinde tributo al café y su historia. El parque se localiza en el km 6 vía Montenegro - Pueblo Tapao.

Granja de Mamá Lulú. En este lugar se aprende cómo vivir en una tierra que provee de todo lo necesario sin necesidad de salir a buscarlo en otro lado. En un área de 7.943 mt1 se cultivan hortalizas, café, plátano y frutales con los que se alimenta una familia de diez personas. Así mismo, hay criaderos de animales como cerdos, vacas, gallinas y peces que complementan el abastecimiento de residentes y visitantes. La granja está localizada en la vereda Palermo, muy cerca de la vía principal que comunica a Armenia con el municipio de Quimbaya. Ofrece servicios de restaurante y hospedaje, cuyos precios varían según la temporada.

Parque Nacional Natural Los Nevados.

Montenegro. Tradicional municipio cafetero que conserva construcciones de la década de los años 30. En Pueblo Tapao, caserío de Montenegro, asista al Parque Nacional del Café y hospédese en fincas cafeteras.

Quimbaya. Típico pueblo quindiano de construcciones antioqueñas en el que debe detenerse para caminar por su parque central. Aquí se ubica el Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria Panaca.

Córdoba. Una armónica fusión de concreto y guadua plasmada en la Casa de la Cultura es uno de sus principales motivos de embeleso, así como el parque principal con caminos y árboles floridos, enmarcados por grandes y antiguas casas coloniales. Admire las heliconias y los guaduales, además de sitios naturales como las cascadas de Río Verde y el Centro Experimental Bambú Guadua, importante sitio dedicado a la conservación y el estudio de este material utilizado en las artesanías y en llamativas construcciones del Eje Cafetero.

La Tebaida y el Valle de Maravélez. Poblado ubicado a 17 km de Armenia y a 3 minutos del Aeropuerto El Edén, lo que lo hace muy concurrido además de estar cerca a varias fincas agroturísticas. Si pasa por allí puede comerse una empanadita en el parque central o comer platos típicos en alguno de sus restaurantes antes de seguir hacia el Valle de Maravélez (vía hacia Cali) en donde podrá tomar lindas fotos de una hermosa e inmensa planicie a la que acuden los quindianos para bañarse en el río que to atraviesa o hacer cabalgatas. 

Filandia. Se destaca el colorido de las casas y su estructura conservada de bahareque y madera, con balcones y numerosos ventanales hacia el exterior y amplios jardines en el interior. Disfrute también de los paisajes que se forman en la Reserva Forestal Bremen y en el cerro El Bizco, uno de los mejores miradores del departamento.

Jardín Botánico del Quindío y Mariposario. Además de varios senderos que enseñan la flora de la región, fue creado el mariposario, un lugar dedicado al análisis de las muchas especies de estos insectos que abundan en el Quindío y cuyas muestras adornan el recinto. .

Circasia. El marco de la plaza de Bolívar es una de las mejores muestras arquitectónicas del municipio, fiel a sus antepasados. Allí los habitantes suelen reunirse para contarse sus cuitas o para atender a informar al viajero, que necesariamente se detiene allí. En un costado de la plaza se encuentra la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes, donde sobresale su frontis en bahareque y lámina con una cruz emergiendo en sus tres naves. Admire también la arquitectura del colegio San José.

Deportes de Aventura. Parapente desde el cerro El Castillo, cánopy entre guaduales y cafetales, balsaje en el río La Vieja, montañismo en el Parque Los Nevados o rafting en el río Barragán, son apenas algunas de las alternativas para complementar con adrenalina un recorrido por el Quindío.

GASTRONOMÍA DE QUINDÍO

Al igual que en todo el Eje Cafetero, la cocina del Quindío está muy influenciada por las tradiciones antioqueñas, siendo los fríjoles, en bandeja paisa o calentado, el alimento preponderante en los platos. La gastronomía típica se complementa con sancocho, mondongo y las carnes de res. Encontrará buenos restaurantes por todas las rutas que recorra en el departamento.

ARTESANÍAS

La guadua, abundante planta utilizada en las construcciones y en distintos elementos de decoración y de use cotidiano se observa por todas partes, con ella se moldean lámparas, muebles y centros de mesa. En sitios como Armenia, La Tebaida y Salento, sus habitantes son diestros en el diseño de dicho elemento, aunque hay otros materiales como semillas, chaquiras, barro y canutillos, que son transformados en hermosas piezas. Adquiera artesanías quindianas en alguno de estos sitios:

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 


En la senda del Café

por Masha Rojas

BOLÍVAR LLAMÓ A ESTAS TIERRAS LAS SOLEDADES DE COLOMBIA. iCUÁN LEJOS SE QUEDÓ EL LIBERTADOR EN SUS APRECIACIONES! NO MUCHOS AÑOS DESPUÉS SE HABÍA EDIFICADO ALLÍ UNA DE LAS ZONAS MÁS PRÓSPERAS DEL PAÍS: EL QUINDÍO.

Es un paisaje montañoso donde abundan los cafetales, los jeeps multicolores, atiborrados de plátanos y frutales, y las palmas de cera. También abundan las costumbres pretéritas ancladas hasta la médula, el amor por una tierra trabajada a puro machete y hacha, y esos pueblos del amañe en los que, como dice la canción de Serrat, "el sacristán ha visto hacerse viejo al cura, el cura ha visto al cabo y el cabo al sacristán, y mi pueblo después, ha visto morir a los tres".

Por tierra, no más de 280 kilómetros separan el departamento del Quindío de la capital del país. Un recorrido que conduce al meollo de su historia plagada de ancestros indígenas, de colonizadores que rompieron montañas, araron la tierra e hicieron de ésta, una de las zonas más prósperas del país.

La travesía se puede hacer desde diferentes frentes. De todos modos, en cualquier parte es posible toparse con un carriel, unos tabacos largos y una mano extendida siempre hacia adelante, hacia estas cumbres de la Cordillera Central, repletas de historias y leyendas, de magia y sabiduría, en las que se refugian los arrieros, los hombres de la montaña.

Fueron éstos quienes heredaron y transformaron estas tierras habitadas antes de la Conquista por indígenas quimbayas y pijaos y quienes asumieron como propio el significado que ya sus antecesores le habían dado a la palabra quindus: "El Edén", territorio del paraíso, jardín, un lugar feliz, Quindío.

Totalmente quebrado y conformado de abruptos ascensos y descensos, este departamento es hoy el corazón de la economía cafetera nacional.

Arribar allí es descubrir carreteras que serpentean a través de guaduales y cafetales, por las que se desplazan los legendarios jeeps que reemplazaron las mulas que cincuenta años atrás forjaron también la epopeya de la arrería.

Desde donde se le mire, el departamento erige con orgullo sus fondas. Porque en el Quindío, la modernidad, con todos sus síntomas manifiestos, no mató del todo la esencia del pasado. Casi todos sus doce municipios conservan la expresión de la cultura paisa en lo social y arquitectónico.

EL ECO DEL PASADO

Al observar desde la montaña el perfil de Armenia, la capital del departamento, con sus edificios y avenidas, se siente, sin embargo, que en esta ciudad ya se marchitó la época de la arrería cuando las grandes mulas cargaban, cordillera arriba, desde frijol y maíz, hasta pianos y sedas inglesas.

Cada día hay más motivos para llamar la La ciudad milagro. Y no es para menos: ninguna otra capital del país ha tenido un proceso tan acelerado como Armenia. Con sus 20 grados centígrados, la ciudad alberga un Centro Administrativo, una catedral, la de la Inmaculada, y un imponente centro cultural: el Museo Quimbaya.

Cerca, muy cerca, como si se tratara de un retazo más de esta milagrosa ciudad, se encuentra Calarcá, la segunda urbe en impor tancia. Conocida como la Villa del Cacique, porque se cree que en sus alrededores están enterrados los tesoros del cacique Calarcá, aún conserva intactas algunas casonas hechas en bahareque, con los colores intensos característicos de finales del siglo pasado.

También desde la ciudad capital se halla iniciar el recorrido por la Avenida Bolívar, que en diez minutos conecta con Circasia, al costado izquierdo de la carretera central. El poblado se erige orgulloso, con su iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, su Cementerio Libre construido en 1930, y su parque Bolívar.

Unos cuantos kilómetros más arriba se halla el municipio de Salento, escondido detrás de un río entre bosques naturales. Y allí, su Calle Real y el conjunto de escaleras que permiten ascender al Alto de la Cruz y observar desde allí el Valle de Cocora. No está demás hacer el recorrido de 12 kilómetros que separan ese paraíso. Bordeado por el río  Quindío, surcado por centenares de palmas de cera, y premiado con el espléndido "Bosque de Niebla Andino", ofrece facilidad  de alojamiento en la Reserva Nacional de Acaime.

Saliendo de Salento, se puede tomar de  nuevo la carretera central y en pocos kilómetros conquistar el municipio de Filandia, hija de los Andes; un pueblo de paredes intensamente blancas, trepado en la cumbre de la colina y habitado por gente hospitalaria y cordial.

Aparte de Calarcá, la ruta del emporio cafetero continúa con La Tebaida, conocida como El Edén tropical del Quindío con sus haciendas cafeteras paneleras, sus cítricos y su Parque Bolívar. De allí se parte a Montenegro, que, como sede del gremio cafetero, ofrece sitios de interés en su parque-museo de la Cultura Cafetera y el único Jardín Botánico de la zona.

Más adelante, continuando rumbo al sur, se encuentra Quimbaya, una ciudad eminentemente cafetera fundada en 1914, cuyos cafetales comparten terreno con el plátano, la caña de azúcar, el frijol y algunas frutas.

Rumbo al sur, el viajero encontrará poblados como Barcelona, con sus famosas bebidas a base de maíz; Córdoba, con su gran avenida repleta de árboles; Pijao, en donde duermen las garzas acurrucadas en los tejados de las grandes casonas que le hicieran merecedor del premio al pueblo más lindo del departamento en 1985; Buenavista, con su Casa de la Cultura, y Génova, con el famoso Salto las Brisas.

Estos pueblos se muestran al mundo con elementos comunes: balcones y cornisas que asoman desde los aleros; calles empedradas; escaleras y pisos que refulgen en maderas pulidas y cielosrrasos, portones y contraportones, que ocultan muchas historias por develar.

La riqueza del color define estos poblados. Colores insólitos, rosados vibrantes, como los de la famosa cuadra de Calarcá; azules eléctricos, como los que se encuentran en las casonas de los parques principa les; rojos apasionados que adornan las fincas cafeteras que custodian los caminos; y verdes calmados como los que invaden las esquinas de cualquiera de ellos.

En el ambiente queda el aroma de esos pueblos cundidos de café, cerca de las cumbres, pero lejos del mar. Imágenes que deambulan por la memoria, como petrificadas. Son pueblos que apenas alcanzan un siglo de vida, pero con un historial que podría llenar muchos siglos más.

Pueblos premiados por la mano del Creador, con un clima tibio, con enormes árboles, como los guayacanes con sus flores moradas y amarillas. Y, con la esbelta y coqueta Palma de Cera del Quindío, esa que, al observarla, despertara en Humboldt su mejor descripción: "un bosque dentro del bosque".

No hay duda: en estas tierras se vive la cultura del café y todo gira a su alrededor: la arquitectura, los hábitos sociales, el arte popular y, sobre todo, el recuerdo.

Texto tomado de la Revista El Mundo al Vuelo - Avianca -, No. 184, mayo de 1994


 

 
QUINDIO

Sobre la vertiente occidental de la cordillera Central, en la parte centro - occidental de Colombia, está localizado el territorio del departamento del Quindío, el más pequeño del país, limitando al norte con el departamento de Risaralda, al oriente con el departamento del Tolima, y al occidente con el departamento del Valle del Cauca.

El departamento del Quindío se extiende desde las cimas de la cordillera Central en las que se encuentran cumbres y páramos como los de Barragán, Calarcá, Chilí y Cumbarco, y el nevado del Quindío, hasta las márgenes de los ríos Barragán y La Vieja, los cuales lo separan, por el occidente, del departamento del Valle del Cauca. La mayor parte del territorio es montañoso, y por ello las zonas ligeramente onduladas son bastante escasas y sólo se encuentran en las proximidades del río La Vieja. Por su relieve, la jurisdicción goza de los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo.

Los ríos Azul, Barbas, Barragán, Boquerón, Espejo, Gris, La Vieja, Lejos, Navarco, Quindío, Roble, Rojo, San Juan, Santo Domingo, Verde y Verde Alto, además de numerosas quebradas y fuentes menores, conforman la red hidrográfica del departamento del Quindío.

Cuando los conquistadores españoles Francisco Robledo, Francisco de Cieza y Sebastián de Belalcázar, entre otros, reconocieron estos territorios; ellos se encontraban poblados por algunas familias indígenas, de las cuales era la principal la de los quimbayas, laboriosos y afamados orfebres, como lo demuestran los preciosos objetos elaborados en oro que aún se conservan en diferentes museos de nuestro país y del exterior. La disminución de los habitantes indígenas y el poco interés que el lugar despertó en los ibéricos hizo que el territorio quindiano fuese abandonado y la selva volviera a cubrirlo, hasta mediados del siglo XIX, cuando distintas y fuertes colonizaciones de antioqueños lo fueron poblando y transformando su paisaje al ser reemplazados los bosques por cultivos de café y prósperas poblaciones.

Durante la colonia y los primeros años de la república, estos terrenos dependieron de la provincia de Popayán, y a partir de 1821, del departamento del Cauca; entre los años 1831 y 1857 pertenecieron nuevamente a la provincia de Popayán, primero, y posteriormente a la del Cauca; desde 1857 pasó a formar parte del estado federal del Cauca, y en 1886, al ser otra vez creado el departamento del Cauca, fue parte de esa jurisdicción; en 1905, al ser creado el departamento de Caldas, éste estuvo compuesto por los territorios actuales de los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda; finalmente, en 1966, la ley 2a creó el departamento del Quindío, designando como su capital a la ciudad de Armenia.

El departamento del Quindío cuenta con una de las más completas redes viales del país y ello hace que su desarrollo sea armónico y permanente, a pesar de su accidentada topografía.

Económicamente el departamento del Quindío depende básicamente de la agricultura, en el que es el más importante cultivo el café, en su mayoría con miras a la exportación, seguido por los de plátano, caña de azúcar y yuca, esta última bastante apreciada en los grandes mercados colombianos; la ganadería, aunque presenta un notorio incremento y desarrollo, no ha alcanzado los niveles de otros departamentos nacionales. La industria y el comercio, en los últimos años han experimentado un sobresaliente crecimiento, destacándose en la primera el procesamiento de cueros y maderas, la transformación de alimentos, la confección de prendas de vestir y la fabricación de calzado; los servicios, prestados en su mayoría por el sector gubernamental, complementan la economía del departamento.

Entre los principales atractivos del departamento del Quindío se cuentan: los contrastes de su relieve, la bondad del clima, las imponentes alturas de la cordillera Central, sus pujantes poblaciones, la ciudad de Armenia y el acogedor ambiente que ofrece su gente; las casas típicas, sus organizados cultivos, el procesamiento completo del café, desde su siembra hasta la entrega a los mercados para el despacho internacional; y como si lo anterior fuera poco, la belleza incomparable, la esbeltez, la altura que puede llegar a ser superior a los 60 metros y el singular porte de la palma de cera o palma del Quindío, declarada Árbol Nacional de Colombia, cuyo cultivo es fomentado por diferentes entidades públicas y privadas con el fin de conservar el patrimonio ecológico de los colombianos y responsabilizándose de difundir la grandeza y el valor de nuestros recursos naturales.

División territorial: 1966.
Departamento: 1966
Extensión: 1.943 km2.
Temperatura predominante:                     19°C.
Población Censo 93: 418.273 habitantes
Actividad económica: agricultura, ganadería, servicios y comercio.
División Político Administrativa: 12 municipios.
Capital: Armenia.

 


 

■ ARMENIA

El municipio de Armenia, la hermosa capital del Quindío, se encuentra ubicado en el corazón departamental, aproximadamente a 295 km al occidente de Bogotá, sobre territorios ligeramente quebrados, en los que se encuentran elevaciones hasta de 1.500 m.s.n.m., correspondiendo su relieve a las estribaciones occidentales de la cordillera Central, donde los suelos están formados por una gruesa capa de cenizas volcánicas; dada su topografía, la jurisdicción solamente goza del piso térmico medio. Sus tierras están bañadas por las aguas de los ríos Espejo y Quindío y por las de numerosas quebradas y corrientes de caudal menor.

La localidad fue iniciada en 1889 por don José María Ocampo "El Tigrero" y don Antonio María Gómez, quienes con el apoyo de otros antioqueños procedentes de Salento y Calarcá, organizaban los sábados convites para el desmonte, dentro de los límites del pueblo de Salento; el sitio escogido fue comprado al señor Antonio Herrera y era conocido con el nombre de Potreros, al cual se le llamó entonces Armenia, como homenaje a las 200.000 víctimas de las provincias armenias de Turquía. A finales del siglo XIX llegaron al poblado comerciantes tolimenses y cundinamarqueses que le dieron un constante auge a la ciudad, el cual se vio incrementado por fenómenos como los causados por los cultivos del tabaco y del café. Su desarrollo hasta entonces era tan destacado, que en 1903 alcanzó la categoría de municipio, perteneciendo entonces al departamento del Cauca. Al ser creado el departamento de Caldas en 1905, Armenia se destacó como una de las ciudades más importantes de la nueva división político administrativa, y en 1966, al ser creado el departamento del Quindío, no se tuvo ninguna duda sobre el hecho de que Armenia debía ser su capital.

Las principales actividades económicas del municipio de Armenia giran en torno de la agricultura, dentro de la que es el principal producto el café, secundado por las producciones de plátano, yuca, maíz, fríjol, frutas y caña de azúcar, de la industria del cuero, metalmecánica, de confecciones de prendas de vestir, los alimentos concentrados y los condimentos, del comercio, y de los servicios, prestados principalmente por el sector oficial.

El maestro Guillermo Valencia al ser sorprendido por el progreso del municipio de Armenia, lo llamó "La Ciudad Milagro", después de lo cual se ha vuelto muy frecuente la expresión "cada día hay más motivos para llamarla La Ciudad Milagro", pues ninguna otra ciudad colombiana ha tenido un proceso tan rápido de transformación y permanente modernización, así como de crecimiento. La ciudad ha ido creciendo siguiendo el eje del río Quindío.

La ciudad de Armenia posee una gran actividad cultural y está constituida como un centro educativo de gran importancia por sus establecimientos de enseñanza media y universitaria.

A pesar de no ser una ciudad muy antigua y por ello mismo no tener grandes monumentos, Armenia ofrece al visitante excelentes atractivos como el Monumento al Hacha en el Parque de Los Fundadores, el Parque Cafetero, el Centro Cultural Museo Quimbaya con su Museo del Oro, (Premio Nacional de Arquitectura en 1987), el Museo del Café, el Monumento al Fuego, en la Plaza de Bolívar, el Centro Administrativo, en donde se encuentra el fresco "La epopeya del Quindío" del maestro Antonio Valencia Mejía, en el que se cuenta la historia desde los quimbayas hasta nuestros días, la catedral de La Inmaculada, el aeropuerto El Edén, los paisajes, y los manejos ecológicos de las cuencas hidrográficas.

El municipio de Armenia es equidistante de las tres principales ciudades colombianas, Bogotá, Medellín y Cali, lo que le da una situación privilegiada por estar conectado a ellas por magníficas carreteras; de igual forma, con el municipio de Pereira, del que está a cuarenta minutos, y con el municipio de Manizales, del que dista una hora y media, conforma uno de los circuitos turísticos más atractivos de Colombia, caracterizado por sus contrastes y diversidad.

Fundación:

1889.

Fundador:

José María Ocampo y Antonio María Gómez.

Erección municipio:

1903.

Altitud:

1,483 m.s.n.m.

Temperatura media:

20°C.

Población Censo 93:

231.745 habitantes.

Actividad económica

agricultura, industria, comercio y servicios.-

Fiestas y eventos:

"Fiestas de la Inmaculada Concepción".

Atractivo:

el Monumento al Hacha en el parque de Los Fundadores; el Parque Cafetero; el Centro Cultural Museo Quimbaya; el Museo del Café; el Monumento al Fuego, en la Plaza de Bolívar; los paisajes; y los manejos ecológicos de las cuencas hidrográficas.-


 

 

■ CALARCÁ

Sobre territorios montañosos en los que son notorios como accidentes orográficos los altos de La Línea, Guacas, Pisco y Taburete, presentando por la conformación del relieve los pisos térmicos medio, frío y páramo, bañados por las aguas de los ríos Navarco, Quindío, Santo Domingo, Verde y Verde Alto, además de numerosas quebradas y corrientes de caudal menor, aproximadamente a 6 km al oriente de la ciudad de Armenia, está ubicado el casco urbano del municipio de Calarcá, llamado "La Villa del Cacique".

Se considera que en sus alrededores estuvieron los dominios del cacique Calarcá y que en algún lugar de la jurisdicción se encuentran sus tesoros. La población fue fundada en 1886 por los señores Segundo Henao, Ramón Franco, Pedro Flórez, Jesús María Buitrago, Pedro Osorio, Baltazar González y Luis Tabares, originándose alrededor de un mercado que debía reemplazar al de Salento en las "crecidas" del río Navarco. En 1905 fue erigido municipio, perteneciendo entonces al recién creado departamento de Caldas. Su cercanía a Armenia le ha permitido tener un rápido desarrollo hasta ser la segunda población del departamento.

Las principales actividades del municipio de Calarcá están basadas en las producciones agropecuarias, sobresaliendo las de cultivos de café, plátano, caña de azúcar, maíz, yuca, fríjol y frutas.

Fundación: 1886.
Fundador: Segundo Henao, Ramón Franco, Pedro Flórez, y otros.
Erección municipio: 1905.
Altitud: 1.536 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 46.287 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Restas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor a San José.
Atractivo: vestigios precolombinos.
 

■ CIRCASIA  

El municipio de Circasia se encuentra ubicado aproximadamente a 12 km al noreste de la capital quindiana, sobre territorios ligeramente quebrados con alturas que oscilan entre los 1.500 y los 2.000 m.s.n.m., pertenecientes al relieve de las estribaciones occidentales de la cordillera Central; por su conformación topográfica, predomina el piso térmico medio y en una pequeña parte de la superficie municipal se presenta el piso térmico frío. Los ríos Roble y Soledad, además de algunas quebradas y corrientes de menor caudal, componen la red hidrográfica de la jurisdicción.

Javier Arias, Jesús María Arias, Pablo Emilio Mora, Desiderio Henao, Policarpa Muñoz y León Muñoz, fueron los fundadores del poblado original en el año 1884, al que le dieron el nombre de La Plancha. Formó parte del municipio de Filandia como corregimiento y en 1906 le fue otorgada la categoría de municipio, perteneciendo entonces al departamento de Caldas.

La agricultura, con sus producciones de café, plátano, maíz, caña de azúcar, yuca, cacao y fríjol, y la ganadería son las principales fuentes económicas del municipio de. Circasia.

Fundación: 1884.
Fundador: Javier Arias y otros.
Erección municipio: 1906.
Altitud: 1.772 m.s.n.m.
Temperatura media: 19°C.
Población Censo 93: 14.349 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor de Nuestra señora de Las Mercedes.-
Atractivo: Cementerio Libre.

 

 

■ CÓRDOBA

Aproximadamente a 24 km al sur de la capital departamental del Quindío está ubicado el municipio de Córdoba. Sus territorios son montañosos con alturas comprendidas entre los 1.200 y los 3.000 metros sobre el nivel del mar correspondientes a la vertiente occidental de la cordillera Central; dado su relieve, la jurisdicción presena los pisos térmicos medio, frío y páramo. Los suelos están regados por las aguas de los ríos Lejos, Verde y Verde Alto, por las de las quebradas El Roble, La Concha, La Española, La Siberia, Las Pavas y sardinero, y algunas corrientes de menor caudal.

A principios del siglo XX se comenzó la colonización de estos territorios por parte de antioqueños procedentes de otros lugares del entonces departamento de Caldas; los señores Jesús García y Jesús Buitrago fundaron el poblado inicial en el año 1927, formando parte del municipio de Calarcá, del cual fueron segregados sus territorios en 1966 para elevar la jurisdicción a la categoría municipal.

La agricultura y la ganadería son los pilares fundamentales de la economía del municipio de Córdoba. En la primera, sobresalen las producciones de café, plátano, yuca, maíz, fríjol y frutas y en la segunda es importante la cría, levante y ceba de vacunos.

Fundación: 1927.
Fundador: Jesús García y Jesús Buitrago.
Erección municipio: 1966.
Altitud: 1.700 m.s.n.m.
Temperatura media: 19°C.
Población Censo 93: 5.713 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San José".
Atractivo: cultivos de café.

■ FILANDIA

El municipio de Filandia se encuentra ubicado aproximadamente a 26 km al norte de la capital quindiana, sobre territorios montañosos cuya topografía pertenece a la vertiente occidental de la cordillera Central; por la conformación del relieve de la jurisdicción, ella dispone de los pisos térmicos medio y frío; bañan los suelos municipales las aguas de los ríos Barbas y Roble, las de las quebradas Agua Serena, Armenia, Bambuco, Buenavista, Cruces, El Pensil, Esmeralda, Las Damas, La Plata, Los Medios, Membrillal, Portachuelo, San José y San Luis, además de las de varias fuentes menores.

José R. López, Pedro Londoño, Lázaro Gallego, Severo Gallego, Antonio María Gallego y José María Cardona, fueron los fundadores dej poblado inicial en el año 1878 y su nombre le fue colocado queriendo significar "Hijo de Los Andes". Poco después de su fundación, el poblado se desarrolló por su situación en un cruce de caminos. En 1894, el poblado fue elevado a la categoría de distrito municipal dependiente del departamento del Cauca. Por sus bellos atardeceres se le ha llamado "colina iluminada".

Económicamente el municipio de Filandia depende básicamente de la agricultura con sus producciones de café, plátano, yuca, maíz, caña de azúcar y fríjol, y de la ganadería.

Fundación: 1878.
Fundador- José R. López y otros.
Erección municipio: 1894.
Altitud: 1.923 m.s.n.m.
Temperatura media: 18°C.
Población Censo 93: 8.298 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Restas de Lalnmaculada Concepción".
Atractivo: pueblo típico.

 


■ GENOVA "

Genova, el municipio más alejado de la capital departamental, de la que dista 52 km hacia el suroccidente, está situado sobre territorios quebrados cuyo relieve corresponde a la cordillera Central, presentando a los altos Fraile y Cedral como los más destacados accidentes orográficos; por la conformación de su topografía, la jurisdicción ofrece los pisos térmicos medio, frío y páramo; sus suelos están regados por las aguas de los ríos Azul, Barragán, Gris, Lejos, Rojo y San Juan, además de las de numerosas quebradas y corrientes de caudal menor.

la población fue fundada por el señor Segundo Henao en el año 1903, pertenecien-

do entonces a la jurisdicción del Valle del cauca hasta 1908 cuando pasó a depender administrativamente de Pijao, en el departamento de Caldas de esa época. Por medio de la ordenanza N° 10 emanada de la Asamblea del departamento de Caldas, el pueblo de Genova fue elevado a la categoría de municipio. El nombre del poblado se debe a que sus habitantes quisieron honrar con él a la tierra natal de descubridor del Nuevo Mundo.

Las principales actividades económicas del municipio de Genova giran alrededor de la agricultura y de la ganadería.

Fundación: 1904.

Fundador: Segundo Henao.

Erección municipio: 1937.

Altitud: 1.500 m.s.n.m.

Temperatura media: 20°C.

Población Censo 93: 12.062 habitantes.

Actividad económica: agricultura y ganadería.

Fiestas y eventos: "Fiestas de San José".

Atractivo: paisajes sobre el casco urbano.


■ LA TEBAIDA

Al suroccidente de la ciudad de Armenia, aproximadamente a 17 km, está localizado el casco urbano del municipio de La Tebaida. Sus terrenos son en la totalidad ligeramente quebrados, correspondientes al relieve de la vertiente occidental de, la cordillera Central y por su conformación topográfica solamente ofrecen el piso térmico medio. Los ríos Espejo, La Vieja y Quindío, las quebradas Anapoima, Cristales, Cristalito, El Bosque, El Cántaro, El Vadeo, Guatemala, La Argentina, La Blanquita, Las Minas, Marmato, Potosí, y Tatabras, además de varias corrientes menores, componen la red hidrográfica municipal.

Luis Arango Cano, Marco Ocampo, Camilo y Roberto Londoño, Cipriano Acevedo, Pedro López y Amador Valencia, entre otros, fueron los que dieron inicio a la vida del poblado en el año 1914, en 1917, el pueblo fue elevado a la categoría de corregimiento y en 1954, el gobierno del departamento de Caldas lo erigió en municipio.

Como en todo el departamento del Quindío, en el municipio de La Tebaida la economía gira en torno de las actividades propias del sector agropecuario.

Fundación: 1914.
Fundador: Luis Arango Cano, Marco Ocampo, Camilo y Roberto Londoño, Cipriano Acevedo y otros.
Erección municipio: 1954.
Altitud: 1.530 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 19.592 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor de Nuestra Señora del Carmen.-
Atractivo: construcciones rurales.

 


■ MONTENEGRO

El municipio de Montenegro está ubicado aproximadamente a 10 km al noroccidente de la ciudad de Armenia, sobre territorios ligeramente quebrados cuyo relieve corresponde a la vertiente occidental de la cordillera Central y los que por su conformación topográfica ofrecen los pisos térmicos cálido y medio. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Espejo, La Vieja y Roble, las quebradas Buenavista, Campoalegre, Cristalina, La Clara, La Española, La Estrella, La Floresta, La Tigrera, y Santana, entre otras, además de numerosas cañadas y fuentes de caudal menor.

Los señores Nicolás Cadena, Miguel Duque, Eleazar Herrera, José María Arias, Noé Alegrías, la señora María Antonia Granada y otros colonos antioqueños, fueron los que fundaron el pueblo original en el año 1892. La población fue elevada a la categoría de municipio en 1911..

La agricultura, én la que sobresalen las producciones de café, plátano, maíz, caña de azúcar, cacao, yuca y frutas, y la ganadería, son las fuentes económicas del municipio de Montenegro.

Montenegro

Fundación: 1892.
Fundador: Nicolás Cadena y otros.
Erección municipio: 1911..
Altitud: 1.294 m.s.n.m.
Temperatura media: 21 °C.
Población Censo 93: 26.043 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San José".
Atractivo: Jardín Botánico.

■ PIJAO

Sobre territorios montañosos cuyo relieve corresponde a la cordillera Central, en los que son destacados como accidentes orográficos la cuchilla Carnicero, el alto Diamante y el páramo Chilí, los que por su conformación topográfica ofrecen en la jurisdicción los pisos térmicos medio, frío y páramo, regados por las aguas de los ríos Azul, Lejos, Trejos y Verde, además de numerosas quebradas y fuentes de menor caudal, aproximadamente a 31 km al suroccidente de la capital del departamento del Quindío, está localizado el municipio de Pijao, en el que se observa un notable desarrollo artesanal.

La fundación de la localidad se llevó a cabo en el año 1905 por obra de don Emiliano Orozco y otros colonos antioqueños provenientes de diferentes partes de su departamento y del entonces departamento de Caldas; el tesón de sus habitantes y el desarrollo logrado en poco tiempo, hicieron que en 1926 el poblado alcanzara la categoría de municipio..

El municipio de Pijao depende de las producciones de café, caña de azúcar, yuca, maíz, plátano, papa y frutas, y de la ganadería.

Fundación:     1905

Fundador: Emiliano Orozco y otros

Erección municipio:  1926

Altitud:  1700 m.s.n.m.

Temperatura media:  19 grados

Población Censo 93:  5819 habitantes

Actividad económica:  Agricultuta y ganadería

Fiestas y eventos: Fiestas de San José

Atracvtivo:  Talleres artesanales

 


jao
 


■ QUIMBAYA

Aproximadamente a 20 km al noroccidente de la capital quindiana está localizado el municipio de Quimbaya. Los territorios municipales son ligeramente quebrados, correspondientes al relieve de la vertiente occidental de la cordillera central, contemplando, por su conformación topográfica, los pisos térmicos cálido y medio, bañados por las aguas de los ríos La Vieja y Roble, de las quebradas Agua Bonita, Agua Linda, Agua Sucia, Buenavista, Campo, Campo Alegre, La Española, La Estrella, La Paloma, La Tigrera, Mina Rica y San Felipe, además de numerosas fuentes de caudal menor.

El poblado inicial fue fundado en el año 1914 por colonos "antioqueños entre quienes se destacó donjuán deJ. Buitrago, perteneciendo por esos días al departamento de Caldas, tan solo ocho años después de haber empezado su vida, en 1922, y por el desarrollo alcanzado en ese corto tiempo, la Asamblea del departamento lo elevó a la categoría de municipio.

La agricultura, en la que son importantes sus producciones de café, plátano, caña de azúcar, maíz, cacao, yuca, fríjol y frutas, así como la ganadería, tanto lechera como para la producción de carne, son las principales actividades económicas del municipio de Quimbaya.

 

Fundación: 1914.
Fundador: Juan de J. Buitrago y otros.
Erección municipio: 1922.
Altitud: 1.339 m.s.n.m.
Temperatura media: 2 re.
Población Censo 93: 26.556 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería. "Restas Decembrlnas".
Fiestas y eventos:
Atractivo: balnearios y escenarlos recreaclonales.


■ SALENTO

El municipio de Salento se encuentra ubicado aproximadamente a 24 km al nororiente de la ciudad de Armenia, sobre territorios montañosos cuyo relieve corresponde a la vertiente occidental de la cordillera Central, en donde se destacan como accidentes orográficos las cuchillas Media Luna y Morro Azul y el alto de Morro Azul, y los que, por su conformación topográfica ofrecen los pisos térmicos medio, frío y páramo. Sus suelos están regados por las aguas de los ríos Boquerón, Navarco y Quindío, por las de las quebradas Boquía, El Bosque, la Honda, San Pacho y Santa Rita, y las de algunas corrientes menores.

A pesar de que los señores Ramón Elias

Palau, Cornelio Marín, Pascasio Salazar y Teodoro Ocampo, fueron quienes llevaron a cabo los trabajos físicos para dar fundación al poblado de Barcinales, algunos autores le adjudican la fundación al general Pedro Alcántara Herrán; en lo que si coinciden todos, es en el año en que ello sucedió: en 1842. Fue principal punto de la avanzada colonizadora antioqueña y por ello constituye el centro de varias leyendas de la región andina. En 1908, el pueblo fue elevado a la categoría de municipio.

La agricultura, la explotación aurífera y la ganadería, son las bases económicas del municipio de Salento.

Fundación:  1842

Fundador:  Ramón Elías Palau y otros

Erección municipio:  1908

Altitud:  1895 m.s.n.m.

Temperatura media:  18 grados

Población Censo 93:  6102 habitantes

Actividad económica:  Agricultura, mineria y ganadería

Fiestas y eventos:  Fiestas de nuestra señora del Carmen

Atractivo: Bosques de palma de cera

Tomado de la Revista de El Espectador, Así es Colombia, Los municipios, No. 16, 14 de noviembre de 1995