Amada Rosa Perez

Corozal, Sucre

Modelos, Actores

Personaje

 

Amada Rosa Pérez

modelo, actriz

Ver:

     Imagenes en ColArte

     Amada Rosa Perez en Terra

     En NuestraColombia

     En Gabriel Blanco TV, México

http://gallery.latin.cz/thumbnails.php?album=263

 
 
Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)

  1.  
  2. "Vuelo 1503" (2005) TV Series
  3. "Lorena" (2005) TV Series .... Rebeca de Ferrero
  4. "Costeña y el Cachaco, La" (2003) TV Series .... Sofía Granados (unknown episodes)
  5. "Padres e hijos" (1992) TV Series .... Lucía (1996)

Personal - filmografía

  1. "Yo soy Betty, la fea" (1999) TV Series .... Herself-Model
    ... aka I Am Betty, the Ugly (USA: literal English title)

 

 
1977, Corozal, Sucre
Estatura: 1.76

Amada es un nombre singular para una mujer como pocas.  Los colombianos la han visto crecer en belleza y prestigio profesional desde que fuera elegida Modelo del Año Aguila y luego Chica Med 99.  Esa sensualidad desbordante parece brotar del cabello dorado de la amada de Corozal, de su mirada felina y su piel canela.  Es la amada de 23 años que expone su talento más allá de las fronteras.

Tomado de la Revista Alo, No. 327, abril 7 de 2001

horizontal rule

 

¿Cómo logró esta costeña la fama en las pasarelas de Europa
y llegar a la televisión?

por Juan Carlos Giraldo

En Milán lloró durante treinta días con sus noches. Había llegado hasta esa ciudad itallana a cumplir con dos meses de contratos de modelaje, pero el ambiente del gremio la llenó de pavor. Lloró. En una fiesta encontró frente a sus ojos decenas de niñas de 15 años entregadas al alcohol, las drogas y el sexo, tres caminos para sobresalir en ese campo. La mayoría eran checas, italianas, francesas y del norte de Europa. Asegura que allí el trato entre agentes, clientes y modelos se basa en esas cosas, que para esta costeña de 24 años no eran lo usual.

Durante su infancia en Corozal, Sucre, el modelaje no le pasaba por la mente. Eran los tiempos en que su sueño era ser reina. Participaba en cuanto concurso de belleza se organizaba en su barrio. Siempre ganaba. Recibía como premio una corona de juguete o de cartón y una chocolatina. Nunca perdió ninguno de los reinados; pese a eso no se sentía bonita. Pero sí era la corozaleña más vanidosa del pueblo. Pasaba horas y horas frente al espejo.

A los 15 años terminó el colegio y viajó a Bogotá a estudiar medicina, pero no aguantó la constante presencia de la muerte y decidió cambiar su carrera por la de administración turística, en Cartagena.  Un par de amigos suyos la convencieron de su gran parecido con la top model alemana Claudia Schíffer y allí comenzó su carrera en el modelaje. Esa por la que dejó de lado todos los intentos académicos. Fue Chica Águila en 1996 y al año siguiente, modelo del año. Sus compañeras dicen que eran tales las ganas de triunfar que en la final se desmayó cuando era su turno de salir a la pasarela, con el único fin de tener el honor de cerrar el desfile. Se desmayó, desfiló de última y se llevó el primer puesto. En ese instante comenzaba el camino para dejar de ser la modelo de provincia y triunfar en todas partes.  Paso siguiente: recibió de manos de María José Barraza el título de Chica Med, el que le dio el reconocimiento real.

"Es terca y templada a morir", dice Franklín Ramos, uno de sus maquilladores preferidos. Y ella de muestra que precisamente la terquedad y templanza, que muchos critican, son las que la han mantenido lejos de lo que la hizo llorar en Milán. Porque aunque en Europa los casos son dramáticos y en las agencias hay modelos catalogadas hasta para contratos de cama, en Colombia también hay muestras de ello. Y no son pocos los que ofrecen fama y fortuna a cambio de la compañía de estas bellas mujeres. Ese es un camino fácil para alcanzar el triunfo. Pero Amada Rosa sostiene que es mejor ir despacio y conseguir menos, pero estar tranquila. Para espantarlos prefabrícó una frase hace muchos años que ha usado constantemente y que se le volvió una de sus favoritas: "Oye, por ese lado no es, te estás equivocando". Y hasta ahora la frase le ha funcionado. Se pasea tranquila por pasarelas de Europa y Estados Unidos, y muy pronto por las pantallas de la televisión colombiana.

Tomado de la Revista Cromos, No. 4405, 12 de julio de 2002

horizontal rule

  Empezó en Cartagena haciendo un curso de modelaje a escondidas de sus papás. Se enteraron cuando ganó el concurso de Chica Águila. Más adelante, ganó el concurso La modelo del año, y luego el de Chica Med, que la lanzó a la fama en el año 99. Después la nombraron Chica Miércoles, en Barranquilla. Trabajó con Wilhemina en Miami, Sardinia, Milan, Venecia y Avon en Nueva Jersey. Ha desfilado para Hemán Zajar, Escada, Silvia Tcherassi, Francesca Miranda v Oscar de
la Renta. Le gusta rumbear en Gótica a In vitro, y oír la música de The Police, The Cure y toda la colombiana.

Tomado de la Revista Alo, Edición No. 437, 19 de agosto de 2005

horizontal rule

 


Qué pasó con Amada Rosa Pérez

Desde hace varios años, el público colombiano dejó de ver a una de las mujeres más bellas de la televisión nacional. La modelo y actriz Amada Rosa Pérez, una costeña que le robó el corazón a más de un cachaco, desapareció hace tres años de las pantallas por culpa de unas complicaciones que sufrió a raíz de una malformación congénita en el oído. Esta situación la obligó a viajar constantemente fuera del país y la angustia aumentó ante la posibilidad de sufrir una parálisis facial permanente. Luego de vanas intervenciones, Amada pudo superar el problema, aunque los procedimientos le dejaron una disminución auditiva. Ella reconoce que fueron años muy duros. Su carrera se Inició a los 14 años en pequeños concursos de modelaje en Cartagena. Después  trabajó en comerciales de televisión, desfiles y campañas publicitarias.

Mientras estudiaba Administración de Empresas turísticas fue Chica Águila, Modelo del Año, y Chica Med en 1999. Luego se trasladó a Bogotá, donde hizo cursos de actuación y empezó a involucrase con diseñadores y canales de televisión. Trabajó en varias novelas y series como Betty la fea, La Costeña y el Cachaco, Vuelo 1503 y Buscando el cielo, entre otras. Fue nominada dos veces como actriz revelación en los premios India Catalina. Apareció por última vez en la novela Lorena, y después vinieron las complicaciones de salud. Aun así, siguió trabajando en modelaje en varios países del mundo para la agencia Élite. Vivió durante dos años en Miami y hace pocos meses regresó en compañía de su esposo. Hoy vive en Bogotá y está lista para ¡ retomar su vida. Ya tiene  varias propuestas y no duda en regresara la televisión colombiana.

Tomado de la Revista Semana, 24 de noviembre de 2008

horizontal rule

   

La costeña y el Procurador

Amada Rosa está sorprendida con el revuelo que ha causado en los medios de comunicación su nombramiento en el ministerio público. Llegó ál puesto por su cercanía con el procurador, Alejandro Ordóñez, a quien conoció hace un año en un evento social. ‘Cuando me propuso trabajar con él, no quería, porque era algo nuevo para mí, pero, después de meditarlo mucho y preguntarle a varias personas, me decidí".

La recordada actriz de la novela La costeña y el cachaco, hoy tiene un cargo de no más de 2,3 millones de pesos mensuales y un contrato por seis meses. Su trabajo consiste en realizar programas de bienestar social para los cuatro mil empleados que tiene la entidad en el país, apoya programas de responsabilidad social y atiende llamadas cuando hay inscripciones para jornadas de salud. Dice que admira profundamente a Ordóñez. "Es un hombre maravilloso y respetuoso. Conozco a su familia y me parece muy linda. El es como un papá para mí". Y lo respalda con conocimiento de causa en su posición contra el aborto y la homosexualidad, a la que califica como una falta de valores. "Tengo amigos gays y los quiero muchísimo, pero no estoy de acuerdo con que promuevan con agresividad y violencia que la familia puede ser conformada por dos hombres. Ellos nunca van a poder concebir un bebé, eso va contra natura".

Lleva un mes en el cargo y disfruta de la tranquilidad del anonimato. En la década de los 90, Amada era una de las modelos y actrices mas cotizadas de país. Al tiempo que protagonizaba novelas, desfilaba en las pasarelas de Milán y Miami, y aparecía en los principales catálogos de ropa interior, vivía su propio vía crucis. Me sentía vacía, insatisfecha, me dejé envolver por la soberbia, la vanidad y el dinero. A los 18 años perdí mi virginidad y mi corazón se llenó de odio y venganza hacia los hombres", dice.

Pero su verdadero infierno empezó a los 22 años, cuando quedó embarazada de su novio y abortó. "Lo hice porque me sentía sola. El sexo no es para jugar y yo jugué con candela y me quemé. Tenía miedo, el mundo se me venía encima. A las personas que les comenté de mi embarazo me decían que se me había dañado mi carrera como modelo. Estaba acorralada y, como tenía una vida llena de pecado, por eso lo hice", dice. Pasaron los años y volvió a quedar embarazada y decidió tener a su hijo, pero el bebé estaba muerto. Luego recibió la noticia de que iba a ser mamá de nuevo y, al no tener el apoyo de su pareja, decidió abortar por segunda vez. "Ahí se desmoronó mi vida. Tenía fama y dinero, pero me sentía vacía. Pensé en suicidarme, pero no tuve el valor de hacerlo". Empezó a tener pesadillas con niños. Cuando tenía uno cerca, calculaba cuántos años tendrían sus bebés si estuvieran vivos.

Para llenar los vacíos que la atormentaban, se refugió en la Nueva Era. Iba adonde brujos a que le leyeran las cartas o le nivelaran los chacras. ‘Reté al demonio y me pasó cuenta de cobro: empecé a enfermarme, sufría del colon y de la columna". Por una infección en el oído izquierdo estuvo al borde de sufrir una parálisis facial definitiva. Tuvo que retirarse de las pasarelas y de los sets de grabación. "Entré al quirófano y le dije a Dios: ‘Me arrepiento de todo lo que hice, me abandono en tus manos y que se haga tu voluntad’. Era una cirugía que iba a durar media hora y tardó seis, pensaba que iba a quedar con la cara torcida y no fue así", le dijo a Jet-set en el 2009.

Después de su "milagro" siguió juiciosa rezando el rosario. "Una noche que estaba bastante agobiada, sentí la presencia de alguien en mi cuarto. Era la Virgencita que me dijo: ‘Mi pequeña, ora, ora, que nunca es suficiente’". Amada hace parte de la Legión de María y modera en su casa un grupo mariano de oración. "La Virgen Santísima restauró mi corazón adolorido y me de volvió la feminidad. Fue llenándome nuevamente de ternura y dulzura. Cuando una mujer decide acabar con la vida de un ser humano pierde su esencia, se vuelve grotesca, dura, agresiva y fría". Hoy no le importa que la tilden de monja o de camandulera porque va todos los días a misa o reza el rosario con frecuencia. Es católica, apostólica y romana, y no cristiana, como muchos medios han dicho. "Quienes no han vivido esta experiencia tienden a criticar y a rechazar. Uno no puede amar ni juzgar lo que no conoce. La verdad siempre pellizca y escandaliza. Imagínate, si crucificamos a Jesús, ¿qué puedo pedir yo?". Confiesa que ahora que está cerca de* Dios los ataques del demonio se han intensificado. "Son físicos y espirituales. Hay días en los que siento una presión en mi pecho que no me deja respirar".

Ahora quiere terminar la carrera de Administración de Empresas que interrumpió para dedicarse al modelaje. No descarta volver a la televisión, siempre y cuando sus personajes no tengan escenas de sexo o de besos que inciten a la sensualidad y al morbo, y los diálogos no incluyan palabras groseras o vulgares. Es consciente de que por estas exigencias le han cerrado las puertas, pero eso no la estresa. "Se cierran unas puertas, pero Dios va abriendo caminos. Acabo de hacer una película que se estrenará en el 2013 y de la que no puedo dar muchos detalles".

Tomado de la Revista Jet-Set No. 240, 11 de julio de 2012

horizontal rule

 
   
   
 

http://www.latin.cz/uvod/odkazy/foto_herecky/amanda_rosa_perez/11.jpg 

   
 

http://www.latin.cz/uvod/odkazy/foto_herecky/amanda_rosa_perez/11.jpg 

 

 
 

http://www.latin.cz/uvod/odkazy/foto_herecky/amanda_rosa_perez/11.jpg