Antioquia Departamento

Antioquia

Ciudades y sitios

Paisaje, Figura Humana, Colonial, Construcción

 

Reinas de Antioquia 

Artistas de Antioquia 

Enlaces:  

Santa Fe de Antioquia 

Concepción - Antioquia Viva!

Jardín, la celeste villa encantada

Insomnio en el Jardín (El Tiempo)

Santa Fe de Antioquia, Museo al aire libre

Jericó, el pueblo en las nubes

Jardín, el más bello veraniadero

 

A ColArte
 

Ver mapa más grande
 
 

Son 125 municipios los que conforman el territorio antioqueńo. Su extensión de 62.879 km2 es una combinación de montańas formadas por las cordilleras Central y Occidental, y de tierras bajas en las playas del Caribe. Caudalosos ríos como el Atrato, el Porce, el Cauca y el Magdalena atraviesan el departamento, creando seductores parajes para el ecoturismo y los deportes de aventura. Antioquia está salpicada por decenas de pueblos típicos, algunos muy turísticos, que mantienen con arraigo sus costumbres y tradiciones, así mismo, la cultura se enaltece con celebraciones y jolgorios que se unen al espíritu pujante y trabajador de sus habitantes. Es la tierra del carriel, el sombrero, el machete y la gente alegre y conversadora; un departamento emprendedor en el que sobresalen grandes empresas que son motor de desarrollo de Colombia. Su capital, Medellín, es la segunda ciudad más importante del país. Estos son algunos de los destinos turísticos y
municipios que le brinda el Departamento

LUGARES PARA VISITAR

Suroeste Una tradición de café, carbón y arriería

Los amantes del turismo ecológico, el turismo de aventura y el agroturismo, encuentran en esta zona del cańón del río Cauca, un sitio ideal para permanecer activos. El rappel y el descenso en cuerda se practican en escenarios naturales o en puentes, y desde las altas montańas, es posible volar en parapente.

Amagá. Es como un pequeńo jardín por su vegetación colorida y sus montańas verdes en el que la fuente económica se basa principalmente en la agricultura y la explotación de carbón. Desde el Mirador del Morro de la Paila, aprecie una linda panorámica y no deje de visitar la casa de Belisario Betancur (monumento nacional), la antigua estación del ferrocarril, los pozos de agua salada, los altos de Piedra Pelona, alto La Paja, la laguna La ruda y el parque principal.

Jardín. Ataviado por las flores que se desprenden de los balcones de las casas coloniales, en este lugar se recomienda visitar la basílica menor La Inmaculada Concepción, construida en piedra labrada y con capiteles de oro. Muy cerca, el parque El Libertador, declarado monumento nacional, es el punto de partida para conocer más atractivos como la casa museo de la cultura César Moisés Rojas Peláez, el puente Pizano, que data de 1943, la cueva del Esplendor y las moliendas de café.

La Pintada. Atractivos como el puente viejo sobre el río Cauca, le dan la bienvenida al calor de los 27 grados. Visite el parque principal y la iglesia de Santa Cecilia. En el Puente del Ferrocarril, observe las garzas descansar sobre las ramas de los árboles. Para quienes gustan de la escalada, el cerro Los Farallones permite una gran experiencia. El rafting y el kayak por el río Cauca, son la mejor alternativa.

Ciudad Bolívar. Este municipio alberga interesantes atractivos dentro de su casco urbano como la casa de la cultura Ernesto Marín Arango, la calle de las Palmas y el parque principal.

Jericó. El pueblo cuenta con una inmensa belleza natural como también una importante cantidad de atractivos arqueológicos, históricos y culturales, entre los que se encuentran la casa de la cultura monseńor Pompilio Gallego, la casa natal de la venerable madre Laura, el jardín botánico Los Balsos, el Museo Arqueo lógico del Suroeste, el Museo de Arte Religioso, los parques de Los Fundadores y Los Reyes.

Venecia. Interesantes atracciones aptas para la pesca como las quebradas La Dorada, La Sinifaná y El Tigre; además cuenta con las cuevas de Santa Catalina y la imagen de la india La Vieja o La Colosa en el cerro Tusa.

Santa Bárbara. A una hora y treinta minutos de Medellín y con una temperatura de 19 grados, en este municipio se destacan interesantes atractivos turísticos como la iglesia de Santa Bárbara de estilo gótico romano y el parque principal. Otro sitio de interés es el corregimiento de Damasco, conocido como el pesebre escondido. Un pequeńo pueblo de calles empedradas erigido en 1850, donde se practican deportes de aventura como el vuelo en parapente y el down hill o descenso en bicicleta.

Támesis. A 3 horas de la ciudad de Medellín y con una temperatura de 21 grados; se encuentra este municipio que cuenta con una inmensa variedad de atractivos como la Casa Finca, para realizar pesca deportiva; los Petroglifos indígenas y la Casa de la Cultura Hipólito J. Cárdenas.

Oriente "La ruta verde de Antioquia"

Grandes montańas bańadas por innumerables ríos, quebradas y cascadas, dan a esta región un aspecto deslumbrante. El oriente de Antioquia es una importante despensa agrícola y la zona en la que se produce la mayor parte de la energía de Colombia.

El Retiro. Su característica principal, además de la arquitectura tradicional, es la posicionada industria de muebles antiguos fabricados en madera. Sobresalen la capilla de San José construida en adobe de barro cocido, el Parque Ecológico Los Salados y sitios naturales como la cascada del Paso del Toro, el salto del Tequendamita y el alto de San Miguel.

Rionegro. Ocupa un lugar preferencial en la historia política de Colombia, pues fue aquí donde se promulgó la Constitución Política de 1886, bajo el gobierno de Rafael Núńez. Conserva gran parte de la arquitectura republicana y cuenta con varios parques como La Libertad con una escultura del general José María Córdova, obra del maestro Arenas Betancur; y el parque Los Mártires con su estatua de Simón Bolívar. Dignas de visitar la catedral de San Nicolás y la casa de La Maestranza.

Marinilla. Es sede del Festival de Música Religiosa, al que acuden miles de visitantes también interesados en la ebanistería de guitarras. Sobresalen la iglesia de Jesús Nazareno, la iglesia Nuestra Seńora de la Asunción y el Museo Histórico y Arqueológico. Practique la pesca en el parque Los Alcaravanes.

El Peńol.  Este municipio conocido como la fénix de Antioquia, cuenta con interesantes atractivos como la iglesia Nuestra Seńora del Rosario de Chiquinquirá, la cual resulta sorprendente para los visitantes, pues parece hecha en medio de una piedra, similar en su forma y textura a la del Peńón de Guatapé.

Guatapé. La geografía antioqueńa parece resumirse en este rincón del departamento en el que un pueblo colonial, una represa encerrada por un lindo horizonte y la enorme y exclusiva piedra El Peńón de Guatapé, en cuya cima se divisa por completo el verdor del entorno, se constituyen en un atractivo destino con múltiples actividades para sacar el mejor provecho de tan generoso paraje.

La Ceja del Tambo. Posee atractivos de interés cultural y recreativo como la capilla de Nuestra Seńora de Chiquinquirá, joya arquitectónica declarada patrimonio arquitectónico nacional en 1991; el río Piedras, con zonas aptas para el camping y el descanso entre la naturaleza; y el teatro Juan de Dios Aranzazu.

El Carmen de Viboral. Cuna de alfareros reconocidos por sus hermosas vajillas; cuenta con atractivos turísticos como: Parque Lineal El Pórtico, con forma de media luna, tiene muestras de vajillas propias de la región; las locerías, sitios en los que el turista puede observar el proceso y adquirir productos de loza; y la Caída El Picacho, son aguas claras y transparentes del río Cocorná y tiene una altura de 13 metros.

Occidente "La ruta del sol y de la fruta"

El sol, el descanso y las grandes oportunidades de diversión que se encuentran en esta zona del occidente del departamento, se combinan con su cultura, sus tradiciones y un medio ambiente lleno de biodiversidad. La carretera incluye el túnel más extenso y moderno de Colombia y Suramérica con 4.7 km, acercando la capital del departamento con el mar Caribe.

San Jerónimo. Si gusta de los climas cálidos, San Jerónimo es perfecto gracias a sus 25  grados C. Los principales productos agrícolas son las frutas, que podrá adquirir en los toldos del parque principal. Tiene una reconocida zona arqueológica conocida como el Alto de la Catedral y varias quebradas que permiten la recreación.

Sopetrán. A 90 minutos de Medellín se localiza este precioso poblado, cuya arquitectura colonial lo convierte en una reliquia antioqueńa. La iglesia parroquial con tiene pinturas y esculturas originarias de Europa. Así mismo, la naturaleza se manifiesta con espectaculares parajes como las quebradas La Sopetrana, La Sucia y Mirandita, cerca a las cuales es posible acampar.

Santa Fe de Antioquia. Fundada el 4 de noviembre de 1541 por el mariscal Jorge Robledo. Ha mantenido vivo su pasado colonial y fue una de las ciudades más importantes de Colombia, un eje político y religioso donde confluían los principales seńores de la Antioquia de esa época. El Congreso de la República la declaró monumento nacional y edificaciones más distintivas son la iglesia de Nuestra Seńora del Carmen, la catedral metropolitana y el Museo de Arte Religioso y el puente colgante de Occidente.

Olaya. En este municipio la economía se sustenta en las frutas, el café y la ganadería. Entre sus atractivos se destacan el parque principal, la iglesia de Nuestra Seńora de Las Nieves y el puente colgante de Occidente, incluida su casona.

Buriticá. Posee atractivos naturales y culturales como la Parroquia de San Antonio, la cual está en espera de ser declarada patrimonio arquitectónico por su inmensa belleza y su valor histórico. El Alto del Chocho, un parque ecológico y antropológico al cual se llega por camino de herradura y el Parque ecológico La Guarcana, un lugar frío ideal para caminatas; en él se puede observar diversa fauna y flora.

Hacia la Costa Norte "Ruta de la Leche"

Desde el área metropolitana hacia la costa Atlántica, Antioquia posee poblaciones que alternan las costumbres cafeteras con el ambiente costeńo.

Don Matías y Santa Rosa de Osos. El primero es reconocido por tener más de 100 talleres de confección que representan un importante ítem de la economía local. Cuenta con el parque principal, donde tiene lugar la iglesia Nuestra Seńora del Rosario de estilo neogótico. La represa Riogrande II es una importante obra de ingeniería admirable desde el mirador de La Torre. El cerro Cristo Rey y el puente de Los Leones son lugares para conocer. En Santa Rosa de Osos, las peregrinaciones religiosas se refugian en templos como la Catedral Nuestra Seńora del Rosario de Chiquinquirá, la capilla del Seńor de La Humildad y la Basílica Menor Nuestra Seńora de La Misericordia. A 74 km de Medellín. Yarumal. A 120 km de Medellín esta población enclava da en las laderas de la cordillera ofrece la tranquilidad de lugares como el parque principal Epifanio Mejía, la Basílica Menor de Nuestra Seńora de La Merced, la capilla de San Luis, el Museo Monseńor Juan N. Rueda. También los parajes de naturaleza como el Puente Natural y el monumento Chorros Blancos.

Valdivia. Las aguas del río Cauca permiten la buena pesca en Puerto Valdivia y Puerto Raudal. Merecen una visita la cascada de Santa Inés, el puente colgante Simón Bolívar, la plaza principal Simón Bolívar y La Santísima Trinidad, que tiene un bello altar.

San Pedro de Los Milagros. Recibe miles de peregrinos de todo el país en la Basílica Menor del Seńor de Los Milagros, con su linda réplica de La Pietá, de Miguel Angel. Hay caminos prehispánicos y puede deleitar los sentidos con los paisajes del corregimiento de Ovejas.

San José de La Montańa. Los josefinos, como se les conoce, se enorgullecen por lugares como la iglesia del Perpetuo Socorro y el parque principal en la zona urbana; y en el área rural, las Cavernas de Santa Bárbara, el chorro del Águila, la quebrada Caribe y lagos de Congo.

Guadalupe. Posee bellos a interesantes atractivos turísticos como la Iglesia Nuestra Seńora de Guadalupe construida en 1842; Podrá disfrutar de los charcos del Cańal, piscinas naturales de aguas cristalinas en cuyos alrededores se puede practicar el camping; visite también los trapiches paneleros, donde se puede observar el procesamiento de la cańa de azúcar para obtención de la panela.

Gómez Plata. Es uno de los municipios productores de energía en el departamento. Posee atractivos aptos para actividades turísticas como caminatas y navegación. En el corregimiento El Salto encontrará el teleférico más inclinado de América Latina y desde donde se observa la caída de agua del río Guadalupe.

Carolina del Príncipe. Ubicado a 2 horas y 30 minutos de Medellín y tiene una temperatura de 19 grados. Cuenta con diferentes atractivos recreativos, culturales y naturales, dentro de estos se destaca la iglesia parroquial La Inmaculada Concepción, construcción de estilo romano declarado monumento mariano desde 1987. El parque principal Simón Bolívar, donde podrá admirar los balcones antiguos que lo rodean. Este parque, construido a finales del siglo XVIII, fue declarado patrimonio arquitectónico.

El Urabá antioqueńo
"Un mar de alegrías, riquezas y placeres"

Urabá es naturaleza y sol, producción bananera, gente trabajadora y alegre, y gran riqueza multicultural, donde conviven descendientes afroamericanos, indígenas y mestizos. Aquí es posible disfrutar del agroturismo, el ecoturismo, el sol y de los más de 200 km en el mar Caribe.

Turbo, Necoclí y Arboletes. Con una extensión de 3.055 km2, Turbo es el municipio de mayor extensión del departamento. Su economía se fundamenta en los cultivos de banano y su posterior exportación. Entre sus atractivos resaltan el Parque Nacional Natural Los Katíos, las ciénagas del Caldero y el Abuelo del Golfo, además de las playas en bocas del río Turbo y las playas en Bahía Colombia. Necoclí está ubicado a 383 km de Medellín, alejado de la congestión y entregado a los exóticos paisajes que ofrece la región. Fundado en 1535, el municipio abarca lugares naturales como la cascada El Carlos, el cerro de San Sebastián, la ensenada del río Negro y las playas de El Totumo, Playa Linda y El Pescador. A 22 km del municipio visite los resguardos indígenas que habitan la zona. En Arboletes, cuyo nombre significa tierra de árboles, los escenarios naturales mantienen al visitante conectado con el entorno. Sobresalen el volcán de lodo con beneficios medicinales, las playas en el área urbana, el alto de Quimarí, el cerro de Las Lajas y la isla Tortuguilla, distanciada 50 minutos en bote. En estos tres municipios encontrará alojamientos y buenos restaurantes.

Apartadó. Con 28 grados C de temperatura este municipio sustenta su economía en la producción bananera. Encontrará sitios de interés como la finca bananera Merylan, donde podrá conocer todo el proceso de la producción del banano; la Catedral Nuestra Seńora del Carmen y el Parque de los Encuentros, 46 hectáreas con piscinas, juegos infantiles, restaurantes, buceo y programas lúdico-recreativos.

Nordeste "Un tren cargado de oro y cańa"

Viajar por estas tierras de la cordillera Central de Colombia permite disfrutar del paisaje con sembrados de cańa, quebradas y altos para relajarse al aire libre. Esta región ofrece a los visitantes parques recreativos y atractivos como las cuevas de Alicante, el río Nus, piscinas naturales y termales. Además permite recordar los antiguos viajes en tren.

Cisneros. Fue y continúa siendo cruce obligado de arrieros el parque principal Olaya Herrera, con buena arborización y zonas verdes; igualmente, la estación del ferrocarril, en la avenida principal y construida en 1910, es lugar de visita obligada en Cisneros.

Amalfi. Este municipio basa su economía en la ganadería, la madera, el cultivo de cańa y café. Sus mayores sitios de interés son el parque principal, la iglesia La Inmaculada Concepción, el monumento al Tigre y el Parque Ecológico Julio Assaud.

Subregión Magdalena Medio 
"Una leyenda de agua, bosque tropical y cemento"

Al ascender por la cordillera sube de nuevo la temperatura y aparecen las llanuras que bordean el río Magdalena y el ganado que abunda en la región. Además de la pesca y los deportes náuticos, los visitantes aventureros pueden refrescarse en aguas cristalinas y explorar las grutas, cuevas y rocas que abundan en el bosque húmedo tropical del cańón del río Claro.

Puerto Triunfo. Tiene yacimientos de oro y petróleo y posee además grandes atractivos naturales y recreativos como el cańón del río Claro, uno de los escenarios más bellos del municipio, considerado reserva turística nacional y propicio para los deportes extremos. El malecón ecoturístico es un puerto a orillas del río Magdalena. En este lugar se realizan eventos nacionales a internacionales como la Maratón Náutica Nacional.

Puerto Nare. Fuente de yacimientos de oro y petróleo que cuenta con bellos escenarios naturales como el río Nare, apto para la pesca y la navegación; la quebrada La Soná y su desembocadura en el río Nare, donde se forma una cascada de 15 mt. No olvide visitar, a sólo 20 minutos, la playa Zapata.

Maceo. Se encuentran yacimientos de oro y bellísimos atractivos naturales como el cańón del río Alicante, reserva ecológica y santuario de fauna y flora en el que llaman la atención las cuevas del río Alicante.

Río Claro. Precioso río de color verde en el que se visitan escalofriantes cavernas y senderos. Hay hospedaje y actividades extremas.

Subregión del Bajo Cauca
"La ruta del oro, el ganado y la pesca"

Ríos y naturaleza en todo su esplendor. El Bajo Cauca es una tierra de gente cálida como su clima. Además del paisaje, los visitantes pueden disfrutar de un atardecer, de las actividades cotidianas de una finca ganadera, de cabalgatas, de noches de vallenatos y excelentes asados.

Tarazá. Las piscinas naturales que posee este municipio se convierten en la mejor opción a la hora de visitarlo. Balnearios como El Diablo, Las Brujas, La Perra y la cascada de la quebrada Chuichui, le permitirán bańarse en sus aguas cristalinas. En la quebrada Las Piedras es posible acampar en un ambiente tranquilo y de paz.

Caucasia. Contiene en su extensión la ciénaga de San Lorenzo, la más grande de Antioquia, así como las ciénagas Mandinga y Colombia. Es un municipio situado sobre la vía que conduce a la costa Atlántica, por lo que puede considerar detenerse y visitarlo.

Valle de Aburrá
"Ciudades de luces, paisajes y flores"

El valle de Aburrá se encuentra ubicado en el centro de Antioquia, circundado por hermosas montańas y articulado por el río Aburrá. Lo habitan 3.213.000 personas y congrega diez municipios del departamento de Antioquia. Esta zona está catalogada como la de más progreso económico y social del departamento, debido a que a lo largo de las décadas, concentró el mayor nivel industrial, centros de educación superior y las más amplias coberturas en el área de los servicios públicos.

PARQUES NACIONALES

Antioquia podría ser considerado un departamento privilegiado por contener en su geografía dos de los parques nacionales naturales más hermosos de nuestro país. En estas reservas conozca una amplia gama de vegetación nativa y hermosos ecosistemas.

Parque Nacional Natural Los Katíos. Son 72.000 hectáreas de bosques y selva tropical en jurisdicción de los municipios de Riosucio en el Chocó y Turbo en Antioquia. La fauna que habita este parque se compone por mamíferos como el tigre mariposa, tigrillos, diversas clases de monos, anfibios y más de 400 especies de aves. Sus ríos principales son el Atrato y el Cacarica. Como atractivos se destacan los saltos de Tilupo, Tendal y La Tigra. Cuenta con infraestructura para el ecoturismo.

Parque Nacional Natural Las Orquídeas. Situado en jurisdicción de los municipios de Frontino, Urrao y Abriaquí, sobre la cordillera Occidental, esta reserva natural de 32.000 hectáreas se caracteriza por su condición de bosque húmedo en el cual moran más de 218 especies de mamíferos como el oso de anteojos, la danta, la ardilla enana, el mono colorado y otras especies como serpientes y aves. El nombre del par que hace honor a la gran variedad de orquídeas que lo adornan (más de 300), muchas de ellas únicas en el mundo. Entre sus atractivos naturales sobresale el alto de Musinga, el Morro Pelao, el sector de Playa Larga, el salto de Caravita y las corrientes de los ríos Venados y Calles. En el área tienen presencia dos resguardos indígenas y el acceso a la reserva es desde Medellín, hacia Urrao.

Parque Nacional Natural Paramillo. Localizado al norte del departamento y con una temperatura que oscila entre los 3 y los 27 grados C. El parque alberga una gran variedad de fauna compuesta por dantas, osos congo, monos colorados, martejas y marimondas, entre otros. Se encuentran también algunos endemismos, como la sabaleta, la churua dorada y la brillona. La especie de mayor importancia económica es el bocachico. En la reserva se conocen subespecies endémicas de aves como el colibrí de Paramillo, el mielero, la cotorra, la torcaza y el pájaro hormiguero. Se distinguen cuatro grupos que habitan esta extensa área a interactúan en diferentes niveles: cultura sinuana, cultura antioqueńa, cultura zenú y la cultura emberá katío.

ARTESANÍAS

Son famosos los carrieles de Jericó; las artesanías en cabuya, lana y cuero en Girardota; las vajillas en cerámica pintadas magistralmente en El Carmen de Viboral, las cuales además exportan; las atarrayas o los bolsos en cabuya y colchas cocidas de variadas formas y colores. De otro lado, la cáscara de coco ofrece la alternativa de elaborar objetos como pulseras, manillas y collares, entre otros accesorios.

Filigrana en oro y plata (finísimos hilos de oro y plata, dan forma a piezas originales). Las Molas son artesanías de llamativas y coloridas figuras geométricas que representan generalmente escenas mitológicas sobre la creación y la fauna de la región. En tejidos con palma, los canastos, abanicos y sombreros son las mejores muestras de este trabajo.

Diversidad, alegría y exuberancia son palabras que definen bien la esencia de Antioquia. Una zona con nueve subregiones, con variedad de climas, paisajes y costumbres, que invita a la aventura, a descubrir la riqueza multicultural, a recrear el pasado y a vibrar con la naturaleza. En medio de esta gran variedad hay algo que permanece constante: la amabilidad característica de los antioqueńos.

Por todo esto, Antioquia es todo un tesoro por descubrir, una tierra prodigiosa para recorrer y disfrutar en grande.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 
 

GUATAPE

La geografía antioqueńa parece resumirse en este rincón del departamento en el que un pueblo colonial, una represa rodeada por un lindo paisaje y la enorme y exclusiva piedra del Peńón de Guatapé, desde cuya cima se divisa todo el verdor del entorno, se constituyen en un atractivo destino con múltiples actividades para sacar el mejor provecho de tan generoso paraje.

Recorrer el pueblo de Guatapé. Reserve unas horas para caminar las calles empedradas de este lindo municipio y contemplar su arquitectura colonial, de coloridas puertas y ventanas con bellas flores que cuelgan de los umbrales. Transite la Calle del Recuerdo y evidencie el ingenio paisa en las figuras que ornan los zócalos de las viviendas. Visite la Casa de las Hermanas de Santa Ana, reconstruida en 1992 y símbolo arquitectónico en el que actualmente viven las Hermanas Carmelitas. Conozca igualmente los monasterios, la inmensa fuente y la iglesia Nuestra Seńora del Carmen en el parque principal.

Subir al Peńón de Guatapé.

Para alcanzar la cima del imponente monolito, el más grande de Colombia, deberá ascender 679 escalones que lo conducirán a una vista espectacular del paisaje antioqueńo. La altura de la mole es de 200 m y el ascenso debe ser pausado; reponga energías en el acogedor restaurante que funciona en la cúspide. Mire desde allí el nuevo pueblo de El Peńol, en el que causa curiosidad la forma de su iglesia, una réplica de la gran piedra.

Parque Ecológico Comfama Guatapé.

Anteriormente conocido como La Culebra, el parque ubicado en una pequeńa península al occidente del Peńón, es apto para las caminatas ecológicas, la pesca deportiva, los juegos de mesa y tradicionales asados en los espacios adecuados para tal actividad. Las zonas de recreación infantil, el aula ambiental y la aldea encantada, complementan los puntos llamativos del centro recreativo.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 
 


Río Claro

Por las aguas que reflejan su nombre y dejan ver una variada fauna, por las formaciones de mármol, la espesa vegetación que lo custodia, las asombrosas cavernas y el trino permanente de las aves, Río Claro se convierte en un atractivo reducto del paisaje antioqueńo que obliga a la detención del viajero que se desplaza de Bogotá a Medellín o viceversa. Río Claro se ubica al sureste del departamento de Antioquia, distanciado 250 km de Bogotá (5 horas) y 150 km (3 horas) de Medellín, siendo la autopista que une a estas dos capitales la única vía de acceso.

Las condiciones topográficas del cańón del Río Claro y el sendero ecológico estratégicamente diseńado Permiten disfrutar mejor del lugar. Cuevas, playas, bańo. en río, caminatas y deportes de aventura aparecen en la lista de actividades. Un destino para disfrutar uno, dos o muchos días, el escenario lo amerita:

Sendero interpretativo. Por el camino que recorre la margen derecha del cańón aprecie la rica vegetación y la fauna que habita en el río o en la densa naturaleza que la rodea. La actividad busca crear conciencia frente a la importancia de conservar la reserva biológica.

Playa Mármol. Después de una corta caminata estará en ese rincón que el tiempo ha labrado sobre un lecho de la piedra caliza, la cual forma una especie de piscina natural. Muy cerca el Templo del Tiempo, un espacio que advierte sobre las formaciones geológicas que allí se han dado. Se trata de una caverna fósil en la que el cauce permanente del agua dio origen a texturas y formas enigmáticas de las rocas.

Playa del Manantial. A unos diez minutos del Templo del Tiempo encuentra uno de los parajes más bellos de la reserva. Aproveche en un refrescante bańo las aguas diáfanas del río y las que bajan de la quebrada que circunda la Caverna de los Guácharos, refugio de estos pájaros endémicos que ofrecen su vuelo después de las 6 p.m.

Las Dantas. Lo más llamativo aquí son las formaciones de mármol que tienen las paredes y el lecho de pozos cristalinos, a los que acuden los amantes del buceo a practicar el careteo, modalidad deportiva a pulmón libre.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 
 

Necoclí
Recorrido de la conquista

por Catalina Oquendo B., corresponsal de El Tiempo

Circuito por los sitios donde estuvieron De Bastidas, Nuńez de Balboa y otros.

La misma imagen de una tierra extensa y verde, que se mezcla con la playa y el mar Caribe que en 1509 sedujeron al espańol Alonso de Ojeda, se abre hoy a nuestros ojos en Necoclí, en el golfo de Urabá.

De Ojeda lo hizo desde una embarcación cuando el territorio era dominado por los hostiles indígenas urabaes. Nosotros, desde un avión, vemos esta población que recientes estudios seńalan como el primer poblado en el continente al que llegaron los conquistadores. De la hostilidad de entonces no queda nada. A escuchar relatos de expedicion a ríos y piratas, justo donde ocurrieron, van muchos desde que una agencia de viajes, que cuenta con un arqueólogo, diseńó un recorrido para conocer los sitios donde los europeos batallaron y fundaron poblados.

Comienza viaje al pasado

El circuito comienza en lancha en el extremo de Necocli en la Punta Caribana, que continúa bajo el mar y donde encallaron muchos barcos de los conquistadores, desde 1502.

"Dos ańos después volvieron Rodrigo de Bastidas y Juan de La Cosa y despojaron del oro a los indígenas. Regresaron a Espańa y alimentaron la idea del gran tesoro de Urabá", cuenta Iván Espinoza, antropólogo y guía.

Saber que en la Punta Caribana se varó uno de los dos barcos de Alonso de Ojeda y estar ahí hace sentir que, en cinco minutos, se puede saber más de historia que en 10 ańos de colegio.

Para descansar de la historia, vamos a la Ensenada de Rionegro, un espejo de agua al que se entra en kayak. Gonzalo Maldonado y Jairo Restrepo, guías del lugar, conocen dónde se refugian hermosas aves y orientan a los visitantes para `pescar ostras.

Ya se percibe el clima fresco de Necoclí. Es el mar de Antioquia, con 95 kilómetros de playa bańados por el Caribe. Después de un merecido almuerzo, se cargan energías para conocer los sitios donde los espańoles fundaron un pueblo que duró 14 meses por la resistencia de los indios.

El sitio se llama Colinas de San Sebastián y allí fueron encontrados hace dos ańos unos 107 objetos como hachas, flautas de hueso y balas de cańón que confirman la existencia de una época de guerra entre europeos a indígenas.

Al día siguiente se hace el recorrido de escape de los espańoles hacia la costa occidental del golfo. En lancha se atraviesa por el delta del río Atrato, donde se ve la línea que lo divide del Caribe, y se entra por una de las bocas de este río, uno de los más caudalosos del mundo.

La ruta de la huida que llevó a los expedicionarios a fundar Santa Maria de La Antigua del Darién también se puede hacer hoy. El paseo nos remonta a 1510, cuando comenzó esta ciudad que tuvo el primer obispado de América.

"Vasco Nuńez de Balboa había llegado como polizón en un barril junto a Leoncico, uno de los perros más bravos y famosos de la conquista. Mientras Diego de Nicuesa se fue a Espańa a conseguir recursos, de Balboa se fue a Santa María y se convirtió en alcalde", explican los guías.

Finalmente, el recorrido termina en la bahía Gloria, donde los espańoles construyeron la primera barrera en el mar para protegerse de los piratas. Y se regresa a Necoclí con la sensación de conocer más sobre nuestra propia historia.

Tomado del periódico El Tiempo, 8 de marzo de 2007