Inexmoda modas

Diseñadores de modas (Promoción textiles y moda)

Modas

 

 

Inexmoda, Instituto para la Exportación y la Moda

http://www.inexmoda.org.co/Inexmoda/QuienesSomos/tabid/259/Default.aspx

Moda, junio, Bogotá, Medellín

A ColArte

 

   
 


Historia puntada por puntada

Por Carolina Abad

La gestación de Inexmoda se remonta a más de 20 años atrás. Corría el año de 1982. Durante el seminario "La influencia del factor moda en el marketing del producto textil confección", convocado por la Andi y Proexport, se llegó a la conclusión de que había llegado la hora de fundar una oficina que se encargara de la coordinación y facilitación de las tareas intangibles que agregaran un mayor valor a la producción nacional de textiles y confecciones.

Los más de 150 gerentes y directores de mercadeo y ventas del sector que asistieron al seminario quedaron atónitos al escuchar las conclusiones de los franceses invitados y conductores del evento: "Señores colombianos, fíjense en lo siguiente: ustedes saben hilar, saben tejer, saben teñir, saben estampar, saben confeccionar, lo que no saben muy bien es mercadear, comercializar. Ustedes lo que necesitan es una oficina coordinadora de intangibles que les permita mejorar en esa actividad, de tal manera que esa oficina ayude a agregar valor de la A a la Z, no solamente en el producto en sí, sino desde la misma concepción del diseño y hasta el punto de venta, pasando por lo que tiene que ver, por ejemplo, con el arreglo de la vitrina o con el empaque del producto, es decir, una tarea completa, integral, de la cadena productiva".

Esas fueron las conclusiones definitivas. Sin embargo, en esa ápoca Colombia atravesaba una de las crisis financieras más difíciles de la historia. "Muchas empresas del sector textil, entre ellas Fabricato, entraron en concordato. Entonces esa recomendación cayó en terreno estéril. Nadie veía nada distinto a buscar una tabla de salvación para pegarse y poder mantener su negocio a flote", recuerda Roque Ospina, hoy director ejecutivo de Inexmoda.

Pasaron algunos años y la idea siguió rondándole en la cabeza a Ospina, quien por esa época se desempeñaba como coordinador de Comités de Industriales del sector textil-confección de la Andi. Paralelamente, y sin que se conocieran, Alicia Mejía también se estaba metiendo cada vez más en el mundo de la moda. En un concurrido restaurante de Medellín organizaba, con dos amigas suyas, los "Menús de la moda", a los que invitaban a una especie de show room a las señoras de la ciudad. Más adelante abrió su propio almacén en el centro comercial Sandiego. "Esa boutique se llamaba Sábila y era un almacén como muy pomposo. Yo viajaba a Europa y a Estados Unidos a hacer contactos con grandes diseñadores que me vendían sus colecciones".

Después de un tiempo de experimentar, Alicia Mejía decidió montar una oficina que llamó "De moda", donde se encargó de hacer proyectos puntuales para el sector. "Montaba lanzamientos, eventos con rueda de prensa, pasarelas, show rooms, todo lo que tuviera que ver con estrategias de mercancía para posicionamiento de marcas. Realicé unos eventos muy grandes con Tejicóndor y Coltejer por todo el país y ya tenía un cierto nombre. Fue entonces cuando Roque me llamó e hicimos el Salón Textil de la Andi en Bogotá, cuyo objetivo era mostrarle al Gobierno que el sector de la cadena fibras-textil tenía fortaleza y que necesitaba ser mirado con respaldo y con respeto.

Pero sólo algunos años después, en 1986, la junta de Proexport expidió la resolución 12, para establecercómo se iba a repartir el dinero para la creación de la oficina.

Ospina recuerda esos primeros días como si fueran hoy: "El 17 de diciembre de 1987 firmamos el acta de constitución de la Oficina Coordinadora de Intangibles para el Sector Textil Confección colombiana y la llamamos Inexmoda, que quiere de cir Instituto para la Exportación y la Moda". Seguramente, la misma Alicia no sabe muy bien cómo fue. Roque se acordó del trabajo que había realizado con ella y la llamó para proponerle que lo acompañara en ese sueño.

HACIENDO MEMORIA

"La primera feria que hicimos fue en 1989 en el pabellón amarillo y en ese pabellón había expositores, sala de prensa, restaurante, pasarela, foro de sensibilidades y conceptos, oficina de comercio internacional, oficina del doctor Roque Ospina, oficina mía y shows rooms; había 20 ó 25 expositores. Fueron años muy duros porque había mucha violencia y narcotráfico en Medellín. Y aunque en muchas oportunidades nos cancelaron más de la mitad de los expositores, nunca pensamos en cancelar la feria", cuenta Alicia, directora de mercadeo.

Clara Echeverri, directora de comercio internacional de Inexmoda, también fue testigo de su evolución, pues hace parte de su equipo desde el momento en que comenzó. "Hace quince años, en la primera y segunda ferias, nosotros no hicimos ninguna acción en el exterior para invitar compradores. Lo que queríamos era calibrar el tipo de producto que íbamos a ofrecer y no queríamos prometer lo que no podíamos entregar". Clara recuerda que en la primera feria hubo cuatro compradores extranjeros y que después empezaron a contactar a instituciones, asociaciones de confeccionistas y de comerciantes.

Pero como las ferias en el mundo ya estaban inventadas, Alicia asistió a las más importantes de Europa. "En 1988 estuve un mes en Barcelona con contactos que me hicieron Carlos Alberto Robles, en ese momento presidente de Fabricato; Abel Pérez Gil, presidente de Tejicondor, y Gilberto Echeverri Mejía. Me metía por todas partes, tomé muestra del tapete, entré a la cocina, a ver los baños, indagué hasta los más mínimos detalles".

Entre Roque Ospina, Clara Echeverri, Alicia Mejía y Julián Posada, director de investigaciones, cuadraron las fechas, dependiendo de la necesidad del sector, pensando en la oferta y la demanda. Pero, además, entendieron que lo más importante era hacer investigación sobre sensibilidades y conceptos de moda.

"Anualmente sacamos dos informes, que los hacen Julián y Martha Cala. Se hacen 800 copias y éstas van a parar a los escritorios de textileros colombianos, confeccionistas colombianos, productores de fibras, comercializadores de telas y almacenes de cadena. Pero también hay de esos informes en Perú, en México, en Chile, en Panamá y en Venezuela, ya que no existe otro país en Latinoamérica que tenga un proceso de investigación de todo lo que pasa en el mundo", dice Alicia.

Hoy, 15 años después, Inexmoda ha visto crecer su ciudad, su país, la industria textil-confección y el diseño. Ha realizado 14 Colombiatex y 13 Colombiamoda, con un total de 13.250 compradores internacionales y 268.000 compradores nacionales y visitantes.

En este arduo proceso su Consejo Directivo, encabezado por Guiller mo Valencia Jaramillo, los ha acompañado y orientado, y Proexport-Colombia ha comprometido recursos financieros y capacidad logística. Inexmoda sigue creciendo a tiempo con el país y tejiendo negocios, industria, compradores, empleo, bienestar, imagen y credibilidad.

Tomado de La Revista de El Espectador, No.159, 3 de agosto de 2003

horizontal rule

 

 

Ángela Posada

Directora de InexmodaDespués de ser durante años la directora de Mercadeo y Relaciones Públicas de Orbitel, fue nombrada nueva Directora de Mercadeo de Inexmoda. El cargo, que incluye ser directora de las ferias Colombiatex y Colombiamoda, es el reto más grande en su carrera. Llegó joven a uno de los cargos más importantes de la industria textil y la moda del país, y aunque su gestión está empezando y esta será la primera versión de Colombiamoda bajo su batuta, Angela Posada está más que lista, pues es un terreno que no sólo conoce, sino que además valora.

Tomado de la Revista Fucsia No.73, 2006

horizontal rule

 

 

 

 

Inexmoda es el instituto en Colombia generador de herramientas de investigación, comercialización, innovación, capacitación, internacionalización y competitividad para los sectores textil – confección - canales de distribución y otros sensibles al diseño y la moda. Es una fundación privada sin ánimo de lucro. 

Los 365 días del año, desde Inexmoda:

Trabaja por el fortalecimiento de todas las empresas del sector fibras, textil, confección, diseño y moda, a través de su promoción en los mercados nacionales e internacionales. 

Apoya la búsqueda o diversificación de mercados promoviendo la firma de acuerdos nacionales o internacionales, convenios de cooperación, tratados de libre comercio y acuerdos de cooperación económica o de protección de inversiones.

Promueve en el país eventos e iniciativas tendientes a la formación técnica, tecnológica o superior, la investigación científica y tecnológica y programas de desarrollo social que sean de interés general y a ellos tenga acceso la comunidad empresarial adscrita al Sistema de Moda en Colombia – sector textil, confección, diseño y moda -.


Organiza y ejecuta ferias, convenciones, y en general todo tipo de eventos de carácter nacional o internacional, cuya finalidad sea el fortalecimiento y la promoción de las empresas y actividades colombianas relacionadas con el sector para el que trabaja.
 

• Investiga, analiza, acompaña y capacita al sector textil confección y otros sensibles al diseño y a la moda.

• Analiza los mercados y las tendencias de moda en el mundo.

• Investiga cuál es el peso económico de la moda en Colombia.

• Construye relaciones internacionales para el fortalecimiento del sector y del Sistema de la Moda en Colombia.

• Crea escenarios comerciales donde reune la oferta y la demanda.

Es corazón y cerebro de la moda en Colombia, así como el único Instituto generador de herramientas y soluciones a la medida para el sector textil, confección diseño y moda en América latina.

Tomado de http://www.inexmoda.org.co/Inexmoda/QuienesSomos/tabid/259/Default.aspx , 2011

horizontal rule

La puerta a nuevos mercados

Inexmoda busca posicionar los textiles y las confecciones nacionales en los países del Mediterráneo y Canadá.

por David Mayorga

Los fabricantes de ropa íntima y de vestidos de baño trabajan a toda marcha de cara al próximo 15 de agosto, porque desde las primeras horas de ese día, cuando entre en vigor el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Canadá, las confecciones nacionales entrarán a ese mercado sin pagar arancel alguno.

"Es un mercado de 33 millones de habitantes con gran poder adquisitivo, pues su PIB per cápita anual sobrepasa los US$38.000", explica Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), entidad que ayer presentó su estudio de mercados para el sector, enfocado en Canadá y los países del mar Mediterráneo.

En sus cuentas, los textiles y las confecciones colombianas podrían convertirse, con la ayuda del tratado, en productos estrella para el comercio binacional: "Durante la negociación se identificaron unas categorías de producto donde somos fuertes, como las relacionadas con ropa interior, vestidos de baño, productos de control y calcetines".

Para los analistas, la presencia colombiana en el mercado canadiense se considera delimitada, con ventas anuales de tan sólo US$6,7 millones en 2010. Los altos aranceles y la feroz competencia de Asia son las claves para entender esta desventaja.

"Canadá no es un país productor, sino importador, donde el 65% de los textiles y las confecciones que llegan a su territorio proceden de China", explica Moreno Petroli, analista de la consultora estadounidense Werner International, que desde 1939 trabaja en el mercado de la moda mundial.

Y en este frente el mejor aliado de los productos colombianos es la naturaleza. Debido a su cercanía con el polo norte y al fuerte invierno que deben soportar, el primer destino de vacaciones de los canadienses es la playa. "Es un campo en el que Colombia tiene una fuerte tradición y cultura", agrega Petroli.

Esta ventaja se traslada fielmente a los países europeos de la costa del Mediterráneo (España, Francia, Italia y Grecia, principalmente). "Es una zona que atrae el 42% del turismo de toda Europa. Con un beneficio adicional: disfrutan ir de compras", comenta Xavier Bordanova, director ejecutivo de la consultora española Leader Retail Market.

A diferencia de Canadá, en estos mercados los productos colombianos tienen una buena aceptación y la marca Made In Colombia no tiene las connotaciones negativas de la violencia que marcó al país hace dos décadas y que, con la emigración, se trasladó al Viejo Continente. El año pasado los textileros y confeccionistas nacionales les vendieron a estos países alrededor de US$70 millones.

Sin embargo, sus economías han sido golpeadas por la crisis económica mundial de 2008, que derivó en críticos déficit fiscales, el recorte de programas sociales, un aumento del desempleo y en nuevas formas de consumir moda.

"El europeo exige buenos precios, pero no está dispuesto a sacrificar la calidad de las prendas que compra", explica Bordanova, para quien un mercado a conquistar es el de los jóvenes, quienes hicieron de los accesorios el elemento diferenciador a la hora de elegir sus prendas.

Pero más allá que identificar nuevas oportunidades de mercado, lo que el sector necesita es un revolcón en sus productos finales. "Hoy en día los compradores están exigiendo mayor calidad y prendas con valor agregado. Por eso debemos trabajar fuertemente en innovación", dice Botero.

Para lograr esa transformación profunda en el sector, Inexmoda trabaja de la mano del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (exactamente con su programa de transformación productiva) para afianzarla a lo largo de la cadena. Los puntos claves en los que se busca trabajar, entre otros, son la innovación en el diseño, la identidad de marca, la producción de nuevas colecciones y el uso de mejores telas e insumos.

Una evolución que pondrá a prueba a un sector que logró levantarse 20 años después de otra apertura (la económica, en el gobierno de César Gaviria), que ha tenido que reinventarse con la tasa de cambio y el cierre del mercado venezolano. "Estamos en capacidad de ofrecer más oferta con mayor calidad", sostiene Botero.

Tomado del periódico El Espectador, 22 de junio de 2011

horizontal rule