Kathy Saenz

Bogota

Modelos, Actores (Television)

Personaje

 


Kathy Sáenz

actriz, modelo

 

   
 

Vea otras imágenes de Kathy Sáenz en ColArte

   
   

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)
  1. Un sueño llamado salsa (2014 - TV)
  2. Los graduados (2013 - TV) 
  3. Amores peligrosos (2013 - Película)
  4. Primera dama (2011) ... Ana Milena San Juan
  5. Un sueño llamado salsa (2010)
  6. "El penultimo beso" (2009) TV series .... Eva Maria Contento
  7. "Pura sangre" (2007) TV series .... Paulina Riascos
  8. "Juegos prohibidos" (2005) TV Series .... Jimena Guerrero de Andrade
  9. Perder es cuestión de método (2004)
  10. "Dora, la celadora" (2004) TV Series .... Juanita
  11. "Amor a la plancha" (2003) TV Series .... Mariana Palacio de Zuleta
  12. "Solterita y a la orden" (2001) TV Series .... Maria Fernanda
  13. "Maldición del paraíso, La" (1993) TV Series
  14. "Pobre Pablo"
     

Presentadora - trayectoria

    1. Magazín Caracol 
    2. Panorama

 

 
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

 
 


Es alegría y también tristeza. Es capaz de transformarse en un segundo, y sin mayores razones. De pronto, es ingenua e indefensa. De pronto, necesita una frase de aliento, una palabra sincera, una sonrisa abierta. Y de pronto, es madura. Lucha por sus convicciones, defiende sus derechos, ataca sus ilusiones. Kathy encierra un mundo fascinante. Contradictorio, tal vez. Pero en definitiva auténtico. Un mundo marcado por los afectos y, en ocasiones, hasta teñido por esos mismos afectos. Un mundo de experiencias, temores, sacrificios y tentaciones que la delatan en cada palabra, en cada gesto. Así es Kathy Sáenz. La niña que todos los lunes pregunta en Panorama. La mujer que los jueves, en La Tele, es capaz de liberarse para intentar una broma. La reina que busca el detalle inédito para después transcribir lo en un comentario. La muchacha coqueta que anuncia una bebida y se divierte en ese papel. Y apenas van veintiún años. Veintiún años de ser linda, sincera e inquieta. De ser dispersa.

Tomado de la Revista Cromos No. 3933, 14 de junio de 1993


 

Reinas de siempre

por Alonso Suárez Baute

Katty Sáenz. Katty es jovial, es fresca, de sonrisa sincera. Coprotagoniza actualmente Amor a la plancha, una telenovela con excelente rating. Antes trabajó en Pobre Pablo; y antes, en Solterito y a la orden; y antes, en Magazín Caracol; y antes, en La Maldición del paraíso; y antes, en Panorama; y antes, muchísimo antes, fue virreina de la belleza colombiana en una final de infarto que ganó Paula Andrea, cuando en Cartagena todavía se presentaban finales de infarto y no como ahora. El caso es que Katty se inició en la tele tan pronto abandonó la ciudad amurallada. "Sí, ser linda me ayudó muchísimo -y lo dice sin vergüenza, como debe ser-. Pero, mantenerme en el medio no ha sido cuestión de belleza". Está dicho, no hay ningún secreto: la belleza abre muchas puertas. No sólo las laborales. También otras, más simples y cotidianas, como que te ayuden con la maleta pesada en los aeropuertos o que te desvaren el auto en una calle abandonada. La belleza ayuda, pero es al tiempo un cliché. Marylin Monroe es el ejemplo de siempre: como era rubia se la creía tonta. ¿Tonta? Para mantenerse en la cumbre donde estuvo desde que apareció desnuda en Playboy hasta que apareció muerta por una sobredosis, seguramente necesitó tener mucho más que belleza. Katty opina igual: dice que cuando se es bella hay que demostrar mayor profesionalismo, mayor talento; de lo contrario, no faltará el lugar común de que se está ahí sólo por linda. Y sí, Katty es muy linda. Pero también tiene talento, y no se deja amilanar por la adversidad, como tantas veces lo ha demostrado. Y sigue palante, como el resto de mujeres colombianas que saben que la vida es muy dura y que por eso hay que tomársela suave.

Tomado de la Revista Fucsia No. 44, diciembre de 2003


 

 


Espíritu libre

Siempre dulce y sonriente, ha vivido libre de convencionalismos. Tiene todo para ser noticia, pues además de ser actriz, es bella y exitosa. Por eso, no ha escapado al escándalo. Ahora se dice que su vida es la copia de Juegos prohibidos, la telenovela que protagoniza.

Kathy Sáenz atraviesa por uno de sus mejores momentos. Sus recientes actuaciones en telenovelas como Dora la celadora y ahora en Juegos prohibidos, la han consagrado como una gran actriz y ha recibido el reconocimiento del medio.

Y no sólo es cuestión de talento, en su caso, también la actitud cuenta. Siempre está sonriendo y se ve segura en la forma como se expresa. Parece una de esas extrañas criaturas salidas de los años 60 con todo y sus valores, hippismo a ideas incluidas y tal vez sea por eso que los convencionalismos no son para ella. Y, claro, se tropieza, pero difícilmente cae.

Su belleza, igualmente, sigue cautivando, y de pronto, su condición de ser una de las mujeres más hermosas del país, además de su carisma, ha generado que la prensa la siga a donde vaya y registre su vida paso por Paso.

Por ejemplo, pocos olvidan aquel embarazoso episodio en España cuando ella y su grupo de amigos fueron detenidos. Estaban de paseo en Palma de Mallorca y a las autoridades les llamó la atención que esos jóvenes gastaran dólares a manos llenas en casinos y exclusivos almacenes.

Al final de cuentas, les retuvieron los pasaportes, pero el asunto quedó aclarado. La prensa en Colombia registró en detalle su detención  y posteriormente las cámaras la siguieron cuando regresó al país y se convirtió en una exitosa ejecutiva. Pero estaba claro que lo suyo era la televisión.

Su vida emocional también parecía estar en armonía luego de que conoció a Sammy Bessudo, un joven bogotano de origen judío de quien se enamoró perdidamente. El romance iba viento en popa y hace un año nació una hermosa bebé a la que bautizaron Chenoa. Las cosas, pues, no podían andar mejor. Pero este año el escándalo nuevamente rondó en la vida de la ex reina. La prensa del corazón en Colombia reveló que Kathy Sáenz se había separado de Bessudo por que sostenía un romance con Sebastián Martínez, su compañero de actuación en Juegos prohibidos

Ni ella, ni Bessudo, ni el supuesto novio, se han referido al tema y han preferido el silencio. En caso de que el rumor sea cierto, la vida real se convertiría en una copia del libreto de la novela. Resulta que en Juegos prohibidos, Jimena Guerrero, el personaje de Kathy, está casada, pero se enamora de Ignacio Bueno que es personificado por Martínez. Una enorme paradoja que tiene en vilo a la teleaudiencia que todavía se pregunta si es cierto que el amorío trascendió de la pantalla.

Tomado de la revista Jet-Set, Edición No. 100, 10 de junio de 2006


 


Corno en la canción que hizo famosa Frank Sinatra, así es todo en la vida de esta bella de rasgos marcadamente indígenas. No ha hecho calendarios, tampoco ha lanzado un disco y mucho menos tiene entre sus planes irse a conquistar Hollywood, pero los pasos de Kathy Sáenz, la actriz, pesan cada vez mas. Ella, muy bogotana, ha sabido, sin afanes, quitarse el rótulo de reina de belleza para demostrar que puede construir personajes que marquen huella en la memoria de los televidentes. Ahora, a punto de ser mamá por tercera vez (en marzo nacerá Amador), los pasos de Kathy son más sólidos y no solo por la barriga de seis meses, sino también porque su vida y sus decisiones están en sus manos. A esta mujer a quien aún muchos consideran la mala más mala de los últimos años en la televisión colombiana (por Paulina, en Pura sangre), no le gusta hablar de propósitos o de sueños locos (aunque quiere tener una casita para ella, Sebastián -Martinez- y sus hijos junto al mar). "Soy amiga de vivir el momento, de ser ahora Eva Maria -así se llama su personaje en El penúltimo beso, la novela que hace para RCN-, de estar con mi familia toda conectada, mis hijas, Sebastián, estar todos en el día a día. Nunca me propongo tanta meta para los anos venideros". Kathy prefiere hablar de siembras; como si en sus manos siempre tuviera semillas para ir dejando por ahí, para luego recoger la cosecha: "Si lo que haces ahora está bien, lo que viene va a ser mejor". Pero como en cualquier sembradío también hay obstáculos, aunque esos ni siquiera alcanzan a amilanarla. "Qué bueno que existan los momentos difíciles; gracias a eso uno aprende y corrige. Gracias a eso, es que he podido entender el funcionamiento del mundo"

Tomado de la Revista Elenco No. 12, 17 de diciembre de 2008


   
   

  Imagen extraida de internet. Derechos reservados del propietario. Imagen extraida de internet. Derechos reservados del propietario.  
 

http://www.mujerescolombianas.tk 

 
   
 

http://foro.univision.com/univision/board/message?board.id=purasangre&message.id=3568