Choco Departamento

Ciudades y sitios

Figura Humana, Paisaje

Ver secci? completa  Ver seccion completa

Artistas del Chocó

Historia del Chocó

Festivales en Chocó

ChocoLATE

Seńoritas Chocó

 

 
Otros enlaces sobre Chocó:   enamorate del choco
   
 
 
El Chocó, ubicado entre la cordillera Occidental y el mar Pacífico en límites con Panamá, es uno de los territorios más biodiversos del planeta, de allí que su potencial ecoturístico sea tal vez el más alto de Colombia. Es de los pocos refugios en donde la imponente selva se une directamente con el mar, separados solamente por exóticas y extensas playas. La mayoría de su gente es de raza negra a indígena y por su territorio cruzan ríos de gran importancia como el Atrato, el San Juan y el Baudó. Sus puntos turísticos se encuentran principalmente sobre el océano Atlántico, un paraíso de aguas cristalinas y el Pacífico, un tesoro visitado cada ańo por las ballenas jorobadas para parir sus ballenatos, uno de los espectáculos más vibrantes de la naturaleza. 

LUGARES PARA VISITAR

Capurganá. En la costa atlántica chocoana, posee lindas playas y la exuberante selva del Darién.

Nuquí. Sin duda uno de los lugares más lindos de Colombia por sus bellas playas, sus ríos y sus paisajes maravillosos. .

Bahía Solano. Las ballenas jorobadas se convierten en el fenómeno para mostrar de este lugar. Posee playas, selva y mucho descanso.

Parque Nacional Natural Utría. En este lugar, catalogado como uno de los parques nacionales más importantes de Colombia, se aprecian delfines y las famosas ballenas yubartas que engalanan las aguas del lugar. Está situado en los límites de los municipios de Bahía Solano y Nuquí. Conserva ecosistemas de manglar imprescindibles para la fauna marina.

Parque Nacional Natural Los Katíos. Declarado en 1994 patrimonio mundial por la Unesco. Se ubica al noroccidente del departamento, justo en la frontera con Panamá. Varía su temperatura entre los 23 y los 30 grados C. Entre sus mayores atractivos se encuentran las Cataratas de Tilupo y un salto de agua de más de 100 mt de altura. La época perfecta para visitarlo es de diciembre a febrero y se debe contar con el permiso de ingreso. Informes:  

ARTESANÍAS

Madera o fibra de la palma werregue son dos de las materiales utilizados para la elaboración de artículos. Los artesanos son expertos trabajadores de la tagua, fruto de una palma que es conocido como el marfil vegetal. Los nativos, especialmente los indígenas, son maestros en la talla del okendo, madera que transforman en delfines, ballenas, tortugas y bastones. Hay collares de semillas, pulseras, sombreros y adornos en general, que son la mejor opción para un grato recuerdo de esta maravillosa tierra.

GASTRONOMÍA DEL CHOCÓ

El plato predominante es el pescado, de mar o de río, que se acompańa de arroz con coco, patacones y yuca. Las bebidas son hechas con frutas exóticas como el borojó y el almirajó. El sancocho de mulata paseadora es otra de las recetas principales.

CAPITAL QUIBDO

La ciudad está ubicada sobre la ribera del río Atrato. Se caracteriza por ser la principal fuente comercial del departamento, siendo la explotación forestal y minera el mayor sustento económico de la región. Los negros a indígenas, con su calidez y amabilidad, complementan la belleza de sus tierras.

LUGARES PARA VISITAR 

Río Atrato. Considerado uno de los más caudalosos del mundo y la principal vía fluvial del departamento. Nace en lo alto de la cordillera Occidental y se extiende cerca de 750 km hasta el golfo de Urabá. Vale la pena observar los lindos atardeceres sobre sus aguas.

Catedral San Francisco de Asís. Esta obra arquitectónica hace honor al patrono de la capital, y con su arquitectura colonial representa la historia de la región.

Universidad Diego Luis Córdoba. Llama la atención el estilo de sus instalaciones, que conjuga cemento y naturaleza. Este centro educativo completa más de 34 ańos al servicio de los chocoanos.

Palacio Episcopal. Se conserva como una reliquia arquitectónica y religiosa del siglo XX. Fue diseńado por Luis Llach bajo la estructura ya edificada de la antigua Prefectura Apostólica.

El Puerto. Allí llegan y salen pequeńas embarcaciones que se transportan por el río Atrato.

El Malecón. Declarado patrimonio paisajístico y es considerado como 'La puerta urbana a la selva húmeda'. Es lugar preferido por los habitantes para reuniones o para apreciar en las tardes los hermosos atardeceres sobre el río Atrato.

Tutunendo. Sobresalen la fertilidad de sus tierras y la gran cantidad de especies animales y vegetales. Igualmente hermosas cascadas como la Sal de Frutas y la Chaparraidó, que enriquecen aún más su ecosistema. Se encuentra en el programa de destinos mágicos del gobierno nacional y a 35 minutos vía Medellín.

Estación Ambiental Pando. Se constituye como un centro de investigación y conservación de especies nativas del Chocó, protegidas por medio de programas didácticos organizados por la administración del sitio.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 


CAPURGANÁ 

Considerado uno de los paraísos caribeńos más bellos de Colombia, está ubicado en el departamento del Chocó en límites con Panamá. En Capurganá, que quiere decir "tierra del ají" en lengua kuna, encontrará playas tranquilas muy blancas, un mar cristalino y azul, y la imponente selva del Darién. Hay buena infraestructura hotelera y variados planes para escoger. Puede nadar, montar a caballo, en lancha, bucear, caminar, comprar artesanías, practicar deportes náuticos, o simplemente descansar alejado del bullicio de las ciudades. 

El poblado. Capurganá es muy pequeńo y se puede recorrer a pie por sus pequeńas vías en donde no transitan carros. Tiene una calle comercial empedrada con tiendas que ofrecen artesanías elaboradas con materiales de la región. Observará casas típicas pintadas de colores alegres, siendo algunas de ellas buenos restaurantes en los que lo estará esperando un delicioso pescado recién sacado del mar o una copa al son de la música caribe.

La playa. A menos de 100 m del pueblo está la playa principal de Capurganá, donde también se encuentran varios hoteles y en la que se recomienda pasar la tarde relajado.

Sapzurro y La Miel. Casi todos los hoteles incluyen este recorrido en lancha que parte del muelle y que toma 15 minutos para llegar a Sapzurro, el último pueblo en Colombia antes de pasar a Panamá. El poblado está enclavado en una preciosa bahía rodeada por montańas, y por lo general los paseos van en busca de un suculento almuerzo con variedad de platos marinos, de un bańo en el tranquilo mar y la visita a Cabo Tiburón. Para pasar a La Miel en Panamá, debe ascender una pequeńa colina que es el límite oficial entre los dos países y luego descender hasta una linda playa, especial para el descanso y el snorkeling.

Cescada El Cielo. Esta excursión se puede hacer en una agradable caminata o a caballo, cruzando 13 veces el río Capurganá. Se trata de internarse en la selva con rumbo hacia una linda cascada que hace honor a su nombre. Allí se puede bańar y caminar por los alrededores. Durante el recorrido observará flora y fauna de la selva del Darién como micos, cacatúas, iguanas y muchos pájaros.

Hacia El Aguacate y Playa Soledad. Partiendo nuevamente del muelle, la lancha lo llevará en 20 minutos hasta la bahía El Aguacate, de un intenso color verde, donde además podrá visitar los hoyos sopladores y la piscina natural. Aliste el paladar porque seguro le encantará degustar la sazón que se ofrece a los visitantes y que es considerada una de las mejores del Chocó en el Atlántico. Después el recorrido se acerca a Isla de los Pájaros, en donde debe preparar la cámara para tomar muchas fotos a cientos de aves que han escogido esta enorme piedra como su lugar preferido para vivir. En la misma ruta encontrará playa Soledad ideal para descansar y tomar el sol. Casi todos los hoteles incluyen este recorrido, de lo contrario debe preguntar por la excursión en el muelle.

Isla de San Blas. Son 365 islas en Panamá, de las cuales se pueden visitar unas 10 ubicadas a 2 horas de Capurganá. Disfrute de un hermoso mar, playas tranquilas adornadas de palmeras, y la cultura indígena kuna. Primero se visita Puerto Obaldía y luego isla Naciente, que descubre un hermoso banco de arena muy blanco y donde se toma un refrigerio. Luego en Caledonia tendrá oportunidad de convivir con los kuna, observar su forma de vida y comprar las tradicionales molas, telas con las que elaboran varias artesanías. Targandupú es otra isla ideal para el buceo a pulmón y la fotografía.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 


NUQUÍ 

La belleza del paisaje y la riqueza natural catalogan a Nuquí como uno de los destinos exóticos más importantes de Colombia. Una aventura donde encontrará un mar diáfano, la segunda selva más biodiversa del planeta, playas vírgenes a infinitas, muchos ríos, rocas de mil formas, juguetones delfines y las lindas ballenas yubartas que entre julio y octubre de cada ańo llegan a ofrecer su esplendoroso espectáculo en las aguas del Pacífico chocoano.

Poblado de Nuquí. Está ubicado al lado del mar Pacífico y en la desembocadura del río Nuquí. Hay que conocer la extensa playa y disfrutar del río en canoas observando los manglares. El poblado es pequeńo, con habitantes de raza negra y varios indígenas de la etnia emberá. Puede recorrerlo fácilmente y conocer entre otros lugares, Playa Olímpica, con más de 5 km de playa y el Tajo, un islote al frente del pueblo donde se encuentra la pila de agua dulce, bendecida por un misionero ańos atrás.

Guachalito y las playas del sur. Es el área más buscada para la estadía por sus preciosas playas, su tranquilidad y la armonía de la selva que la custodia. Puede llegar a Guachalito donde encontrará varias posadas turísticas como la Joviseńa y las de Diego y Pedro, nativos que lo recibirán como en su casa; también hay hoteles muy cómodos como el Cantil o Pijibá . El mejor plan es caminar tranquilamente por las encantadoras playas de grandes rocas, también hay surfing, pesca, senderos por la selva, avistamiento de ballenas y careteo. Otra actividad es visitar el pueblo de Coquí a internarse en un sendero por la selva con guías especializados o navegar por el ecosistema de manglares. Aventúrese por el río Joví en busca de la cascada la Chontadura.

Termales, Arusí y Cabo Corrientes. Aquí también encontrará hospedaje. El encanto de Termales son sus aguas azufradas en medio de la selva y junto a un pequeńo riachuelo que permite un relajante bańo de agua caliente y fría. Más al sur en Arusí y Cabo Corrientes prepárese para sumergirse en el mar y conectarse con tortugas, langostas, morenas y grandes cardúmenes de peces.

Zona norte

Tribugá y Jurubirá. Hacia la parte norte de Nuquí visite estos corregimientos. Tribugá lleva el mismo nombre del golfo donde se ubica y puede divisar la ensenada de aguas inmóviles protegidas por manglares. Un poco más arriba, camino a Jurubirá, aprecie el árbol más lindo de Colombia sobre una roca en medio del mar. Ya en el pueblo pregunte por el camino a los termales y disfrute de sus aguas en un ritual con la naturaleza.

Más para conocer:

La oficina de Parques Nacionales proyecta la adecuación de una infraestructura al interior del Parque Nacional Natural Utría, al norte de Nuquí, para facilitar el turismo ecológico hacia esta linda reserva.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 


BAHÍA SOLANO

Imagínese un lugar silencioso, con playa y selva, con un mar tranquilo, con hermosos animales que se esconden entre los árboles y en el fondo del mar. Un escenario al que sólo lo alborotan el canto de las aves, el vuelo de un tucán y el juego de los delfines. Un rincón del mundo al que cada ańo llegan puntualmente del Polo Sur las ballenas jorobadas en busca de aguas cálidas para sus ballenatos. Estos son apenas bosquejos de Bahía Solano en el departamento del Chocó, uno de los puntos geográficos más biodiversos del planeta

Puede escoger entre la zona norte o la zona sur, ambas de gran belleza y con diversos hoteles y actividades para realizar. Aunque puede viajar por su propia cuenta, es recomendable asesorarse de una agencia de viajes o de los hoteles para evitar inconvenientes.

Bahía Solano. Es la cabecera municipal y su nombre de fundación es ciudad Mutis. Posee varios hoteles y es el punto de partida para desplazarse a varios de los atractivos.

Zona sur. Si escoge la zona sur, deberá tomar en el aeropuerto de Bahía unos camperos que lo llevarán en una hora por carretera destapada al pueblo de El Valle (18 km) donde hay varios hoteles cercanos. El poblado de pescadores afrodescendientes, es un lugar concurrido por ser epicentro turístico y partida de varios planes a los alrededores. Puede caminar sus pequeńas calles para conocer la idiosincrasia de sus habitantes.

Playa E! Almejal.   Es una de las playas más lindas de la zona, muy extensa y de arena oscura, que limita con la frondosa selva de la Serranía del Baudó. Aquí se encuentra el Ecolodge El Almejal recomendado para la estadía. Posee cómodas cabańas independientes, exquisito restaurante, piscina natural, paseos en lancha y buen servicio. Puede practicar el surf, escalar y hacer rappel en árboles; bucear, visitar el sendero ecológico, o simplemente caminar por la playa.

os, cascadas ballenas y tortugas. Cerca de El Valle en lancha hay ríos como Chadó y Cascadas que deben recorrerse para llegar a lindas caídas de agua como las del Chadó, Nabugá o el Tigre. Navegar por el río Tundó es otro buen plan y deberá remar al igual que sus compańeros de travesía. La llegada de las ballenas entre julio y octubre deja sin aliento a los visitantes, que ven, cómo una mole de más de 8 toneladas, sale a juguetear para luego sumergirse dejando ver su preciosa cola. La liberación de tortugas se aprecia en el ecolodge El Almejal donde hay un criadero, y cuando es temporada se pueden liberar las pequeńas tortuguitas al mar en otro maravilloso evento natural.

Zona norte. Si prefiere la zona norte, el recorrido inicia en el muelle de Bahía hacia playas exóticas.

Hay varias playas paradisíacas en la parte norte, así como varios lugares para hospedarse. A unos 20 minutos está playita Potes donde se encuentra la cabańa Marlín Azul, reconocida por su buena infraestructura para el buceo, la pesca y la deliciosa sazón de su cocina.  Esta virgen orilla marina es la localidad perfecta para apreciar los atardeceres del Pacífico. Otras playas para conocer son Paridera, donde llegan cientos de ballenas jorobadas para parir sus ballenatos, la apacible y encantadora Flores o la zona de Punta Huina. En estos lugares hay confortables hoteles, senderos y cascadas.

En junio y julio se lleva a cabo el Torneo Nacional de Pesca, durante el cual curtidos pescadores se desplazan mar adentro en busca de los más grandes ejemplares, en especial el marlín azul, el tesoro sońado por quienes se dedican a esta actividad. Precisamente el Hotel Lodge Marlin Azul dispone del mejor bote de la región para esta práctica. Hay pesca durante todo el ańo.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 


Utría: ensońación de selva y mar

por Andrés Hurtado García

El mar es cosa seria; siempre to fue. Como el hombre mismo: apacible, bello, maravilloso, pero también terrible, destructor aunque inocente.

A lo largo de todos los siglos de la historia del hombre, el mar recibía todas las corrientes impuras sin mancharse, como decía Nietzsche. Pero desde hace 50 ańos, las cosas han cambiado, el mar no es puro, lo estamos convirtiendo en una cloaca. ĄY pensar que en él está el futuro de la humanidad!

Pero, dejemos estos pensamientos y vayamos a él, bajemos a él.

Desde el altiplano en compańía de la oftalmóloga Alejandra Murcia viajé al Chocó. Primero en avión hasta Ciudad Mutis de Bahía Solano y luego en chiva hasta el corregimiento de El Valle. Allí nos esperaba Richard Muńoz, director del Parque Utría. Volvía yo a este territorio, uno de los más bellos y ricos del país, luego de 10 ańos. El Parque Nacional Natural abarca 54.000 hectáreas terrestres y marinas en las que se concentra toda la riqueza de flora y fauna del país.

Sus tres ecosistemas así lo atestiguan: el mar y sus corales, las playas y los manglares, la selva y la cordillera del Baudó, cuyo punto de máxima altura es el Alto del Buey, ubicado dentro de los dominios del parque.

No tiene Utría la rimbombancia ni la publicidad de otros Parques como Tayrona, Islas del Rosarió, Amacayacu y Gorgóna, pero a todos aventaja en megabiodiversidad y belleza. El hecho de pertenecer al Chocó biogeográfico confiere a Utría toda la riqueza natural de Colombia.

Por un mar increíblemente tranquilo, porque el Pacífico es el menos pacífico de los mares, Emiro Tagle, motorista del Parque, nos llevó hasta la ensenada. Al entrar a ella el mar se convierte en un espejo, con la sabia a irrebatible fi elidad de los espejos.

La ensenada es una entrante que el mar perfora en la tierra, de varios kilómetros de* longitud y apenas 800 metros de anchura. Protegen a la ensenada por todos sus costados, menos por la entrada del mar, montańas de selva densa que reúne todas las tonalidades del verde, desde el oscuro hasta el que coquetea con el amarillo.

Temporada de Ballenas

En los meses de agosto, septiembre y octubre las enormes ballenas yubarta entran por la ensenada y ejecutan ante el asombrado y emocionado viajero sus piruetas, haciendo emerger no solamente la simetría de la enorme cola sino lanzando al aire todas las toneladas de carne, vida y hermosura del manso cetáceo.

Para los 8 días que vivimos en este paraíso del Chocó establecimos una rutina: levantar nos temprano, mucho antes que el sol se asomara sobre los picos selváticos, recorrer, ya fuera en lancha o a pie, los dominios del Parque durante todo el día y por la noche sentarnos en la alta playa a escuchar la sinfonía asordinada de los animales de la selva vecina y el suave sonido de las olas que avanzan en el eterno juego a que fueron condenadas: subir a cobijar las playas para luego bajar y desnudarlas, así por los siglos de los siglos, sin cansarse. Fuimos con Emiro a visitar los manglares, la más valiosa riqueza vegetal del Parque. Aquí hay varias especies, unos que se encaraman sobre zancos y otros que se levantan sobre una maciza raíz aérea triangular. Con Fabián Vergara, otro funcionario del Parque, nos adentrábamos por el monte buscando y fotografiando orquídeas. Richard Muńoz, el director, nos acompańó por el que llaman Camino del Conocimiento donde encontramos la vistosa ranita roja, endémica de esta zona, terriblemente venenosa y denominada Den drobates altobueyensis.

Otro de nuestros recorridos nos llevó hasta un poblado indígena de la etnia emberá. Los funcionarios trabajan con las comunidades indígenas y negras del Parque ayudándoles a aprovechar los recursos del mar y de la selva de manera sostenible.

SI USTED VA

Todoslos días Satena viaja Bogotá-Bahía Solano con escala en Medellín.
En el aeropuerto de Bahía Solano siempre hay una chiva que cubre por l0.000 pesos los 16 kilómetros hasta El Valle.

De allí se puede ir en lancha (3 minutos) hasta Utría, o a pie, 2 horas.

También se puede ir en lancha desde bahía Solano (50 minutos) o desde Nuquí (40 minutos) a donde también llega avión.
El Parque se puede visitar durante el día, navegando, recorriendo los manglares, los caminos o bańándose. 

En este momento se están arreglando las cabańas para alojamiento y restaurante y se darán al servicio en el segundo semestre de este ańo.

Ahora la entrada al Parque es gratis.

En el Valle hay alojamiento en el Hotel el Valle o en Las Cabańas de El Almejal.

Ahí es posible conseguir hermosas artesanías en tagua y en coco.

Tomado del periódico El Tiempo, 22 de febrero de 2007


 


Necoclí (Antioquia)
Recorrido de la conquista

por Catalina Oquendo B., corresponsal de El Tiempo

Circuito por los sitios donde estuvieron De Bastidas, Nuńez de Balboa y otros.

La misma imagen de una tierra extensa y verde, que se mezcla con la playa y el mar Caribe que en 1509 sedujeron al espańol Alonso de Ojeda, se abre hoy a nuestros ojos en Necoclí, en el golfo de Urabá.

De Ojeda lo hizo desde una embarcación cuando el territorio era dominado por los hostiles indígenas urabaes. Nosotros, desde un avión, vemos esta población que recientes estudios seńalan como el primer poblado en el continente al que llegaron los conquistadores. De la hostilidad de entonces no queda nada. A escuchar relatos de expedicion a ríos y piratas, justo donde ocurrieron, van muchos desde que una agencia de viajes, que cuenta con un arqueólogo, diseńó un recorrido para conocer los sitios donde los europeos batallaron y fundaron poblados.

Comienza viaje al pasado

El circuito comienza en lancha en el extremo de Necocli en la Punta Caribana, que continúa bajo el mar y donde encallaron muchos barcos de los conquistadores, desde 1502.

"Dos ańos después volvieron Rodrigo de Bastidas y Juan de La Cosa y despojaron del oro a los indígenas. Regresaron a Espańa y alimentaron la idea del gran tesoro de Urabá", cuenta Iván Espinoza, antropólogo y guía.

Saber que en la Punta Caribana se varó uno de los dos barcos de Alonso de Ojeda y estar ahí hace sentir que, en cinco minutos, se puede saber más de historia que en 10 ańos de colegio.

Para descansar de la historia, vamos a la Ensenada de Rionegro, un espejo de agua al que se entra en kayak. Gonzalo Maldonado y Jairo Restrepo, guías del lugar, conocen dónde se refugian hermosas aves y orientan a los visitantes para `pescar' ostras.

Ya se percibe el clima fresco de Necoclí. Es el mar de Antioquia, con 95 kilómetros de playa bańados por el Caribe. Después de un merecido almuerzo, se cargan energías para conocer los sitios donde los espańoles fundaron un pueblo que duró 14 meses por la resistencia de los indios.

El sitio se llama Colinas de San Sebastián y allí fueron encontrados hace dos ańos unos 107 objetos como hachas, flautas de hueso y balas de cańón que confirman la existencia de una época de guerra entre europeos a indígenas.

Al día siguiente se hace el recorrido de escape de los espańoles hacia la costa occidental del golfo. En lancha se atraviesa por el delta del río Atrato, donde se ve la línea que lo divide del Caribe, y se entra por una de las bocas de este río, uno de los más caudalosos del mundo.

La ruta de la huida que llevó a los expedicionarios a fundar Santa Maria de La Antigua del Darién también se puede hacer hoy. El paseo nos remonta a 1510, cuando comenzó esta ciudad que tuvo el primer obispado de América.

"Vasco Nuńez de Balboa había llegado como polizón en un barril junto a Leoncico, uno de los perros más bravos y famosos de la conquista. Mientras Diego de Nicuesa se fue a Espańa a conseguir recursos, de Balboa se fue a Santa María y se convirtió en alcalde", explican los guías.

Finalmente, el recorrido termina en la bahía Gloria, donde los espańoles construyeron la primera barrera en el mar para protegerse de los piratas. Y se regresa a Necoclí con la sensación de conocer más sobre nuestra propia historia.

Tomado del periódico El Tiempo, 8 de marzo de 2007


   

CHOCO (1995)

Al occidente del país, entre la cordillera Occidental y el océano Pacífico, está el departamento del Chocó. Limita por el norte con la República de Panamá y con el mar Caribe (en el golfo de Urabá); por el oriente con los departamentos de Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca; por el sur, también con el departamento del Valle del Cauca; y por el occidente, con el océano Pacífico.

El territorio del departamento del Chocó está mayoritariamente constituido por una gran llanura formada por dos valles opuestos, limitada al oriente por la cordillera Occidental y al occidente por la serranía de Baudó, por la que corren el río Atrato, considerado uno de los más caudalosos del mundo en relación con su longitud, que lleva su caudal al mar Caribe, y el río San Juan, de más corto recorrido, que tributa sus aguas al océano Pacífico; el valle del río Atrato en su mayoría se encuentra cubierto por una espesa selva bastante húmeda y presenta hacia el norte una zona anegadiza y pantanosa, conocida como El Tapón del Dańen) el valle del río San Juan es considerado como una de las regiones más ricas del mundo en platino. El litoral Pacífico, en el que sobresalen los accidentes costaneros del cabo Corrientes, el golfo de Cupica, las puntas Ardita, Cruces, Manglares, Marzo y Solano y las bahías, Cueva, Cupica, Humboldt o Coredó, Nabugá, Octavia y Solano, está dividido por el cabo Corrientes en dos sectores distintos: uno al norte, que debido a las estribaciones de la serranía de Baudó, es alto y escarpado, presentando varios puertos naturales de buenas condiciones; y el otro al sur, es bajo y anegadizo, cubierto de manglares y cruzado por ríos, cańos, brazos y esteros, con pocos puertos naturales. La serranía de Baudó, en la que se presentan alturas inferiores a los 1.900 m.s.n.m., se origina en las inmediaciones del río San Juan y sigue hacia el norte, paralelamente a la costa Pacífica, hasta encontrarse, haciendo el límite con la República de Panamá, con la serranía del Darién. La cordillera Occidental le sirve de límite con los departamentos de Antioquia, Risaralda y Valle del Cauca, presentando algunos accidentes orográficos como los farallones de Citará, la serranía de Los Paraguas y los cerros Horqueta, Iró, Tamańa, Tatamá y Torra. Además de los ríos Atrato y San Juan y de las numerosas quebradas, cańos y corrientes de menor caudal, conforman la red hidrográfica departamental los ríos Andágueda, Baudó, Bebará, Bebaramá, Bojayá, Capa, Docampadó, Domingodó, Munguidó, Opogodó, Quito, Salaquí, Sucio y Táńela. Gran parte del territorio departamental se encuentra dentro de las zonas de las calmas ecuatoriales, por lo que entonces está sujeto a un régimen muy intenso de lluvias, las que se prolongan prácticamente por todo el ańo, permitiendo bastante pocos días secos y llegándose a registrar precipitaciones anuales superiores a los 12.000 milímetros cúbicos. La temperatura de sus valles y costas se encuentran entre los 28 y los 30°C, acompańada de altísima humedad. Como consecuencia de su ubicación y clima, la vegetación que cubre la jurisdicción departamental es una de las más ricas y variadas del mundo. En contraste con lo anterior, los suelos del departamento del Chocó tienen poco potencial agropecuario.

Las tierras del Chocó antes de la llegada de los conquistadores espańoles, estaban habitadas por diversos grupos indígenas, entre ellos los Cunas, en el golfo de Urabá y en el bajo Atrato, los chocoes o citaraes, en el alto Atrato, los noanamaes y emberaes, en la hoya del San Juan, y los baudoes, en la costa del Pacífico. El primer conquistador en explorar el golfo de Urabá fue Rodrigo de Bastidas en 1501. Posteriormente, Vasco Núńez de Balboa en 1510 se estableció en Santa María Antigua del Darién, la primera fundación hecha en territorio colombiano, lo que sucedió por obra de Martín Fernández de Enciso; Balboa organizó una expedición y descubrió el océano Pacífico el 25 de septiembre de 1513, al que denominó Mar del Sur. Con el aliciente de la explotación de los recursos minerales del actual Chocó, se llevaron a cabo diferentes exploraciones del territorio y se dio inicio al proceso colonizador.

Durante la Colonia los suelos departamentales formaron parte de las provincias de Popayán y del Chocó. Después de la Independencia, constituyó la provincia del Chocó, la que pasó a depender del departamento del Cauca en 1821. Entre 1831 y 1857, nuevamente fue provincia independiente, hasta que entró a formar parte del Estado Federal del Cauca y en 1886, otra vez, al departamento del Cauca. En 1908 fue por un breve tiempo el departamento de Quibdó; en 1909 fue convertido en intendencia y dos ańos después, en comisaría. Finalmente, en 1947, se creó el departamento del Chocó, con capital en la ciudad de Quibdó.

El departamento del Chocó está integrado por veintiún municipios: Acandí, Alto Baudó (Pie de Pato), Bagado, Bahía Solano (Ciudad Mutis), Bajo Baudó (Pizarro), Bojayá (Bellavista), Condoto, El Cantón de San Pablo (Managrú), El Carmen de Atrato, Istmina, Jurado, Litoral de San Juan (Docordó), Lloró, Nóvita, Nuquí, Quibdó - la capital -, Riosucio, San José del Palmar, Sipí, Tadó y Unguía.

Económicamente el departamento del Chocó depende principalmente de la minería, en la que son destacadas sus producciones de oro, platino y plata, y de la explotación forestal en los bosques homogéneos y heterogéneos de tipo manglar, guandal, natal y catival, entre otros, con miras principalmente a la exportación, apoyada en las facilidades de transportes fluvial y marítimo. Sólo en algunos sitios de la cordillera se siembran cultivos de subsistencia como maíz, yuca, plátano, cańa panelera y ńame, los que apenas alcanzan para surtir a la región. La ganadería es incipiente. Como consecuencia de la explotación de los recursos minerales, la pesca se ha visto afectada por la contaminación de los cauces.

Chocó

División territorial: 1819.
Departamento: 3 de noviembre de 1947.
Extensión: 246.871 km2.
Temperatura predominante:               28°C.
Población Censo '93: 365.782 habitantes
Actividad económica: minería, explotación forestal, agricultura, ganadería y pesca.
División político administrativa: 21 municipios.
Capital: Quibdó.

? ACANDI

El municipio de Acandí, el más al norte de los municipios chocoanos, se encuentra localizado aproximadamente a 558 km al norte de la ciudad de Quibdó, sobre el mar Caribe. Los territorios son en su mayoría montańosos, pertenecientes al relieve de la serranía del Darién, en los que se encuentran alturas superiores a los 1.500 m.s.n.m. y por su conformación topográfica presentan los pisos térmicos cálido y medio. Bańan sus suelos las aguas de los ríos Acandí, Arquía, Arquití, Atrato, Cuque, Ńeca, Táńela, Tigre y Tolo, además de numerosas corrientes menores.

El origen de la población fue sobre un terreno inundable, en la margen izquierda del río Acandí, lo que obligó a los pobladores a trasladarlo al sitio en el que se encuentra actualmente. La seńora Concepción de Gómez y los seńores Fermín Avila, José Piestán, José Garrido y otros, fundaron el poblado en 1890 con el nombre de San Nicolás de Titumaté, en donde se ubicaron atraídos por la fertilidad de las tierras y por la abundante pesca. Unos ańos más tarde le cambiaron el nombre por el de Acandí, que proviene de la voz indígena acantí, que significa río de piedra. Fue erigido municipio el 5 de agosto de 1908.

Las principales actividades económicas del municipio de Acandí giran alrededor de la explotación forestal y del turismo en las playas cercanas a Capurganá y Zapzurro. La pesca y la agricultura de subsistencia, complementan los ingresos del pueblo y sus moradores.

Acandí

Fundación: 1890.
Fundador: Concepción de Gómez, Fermín Ávila,
José Piestán, José Garrido y otros.
Erección municipio: 5 de agosto de 1908.
Altitud: 5 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo '93: 9.555 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal y turismo.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor de San Nicolás.
Atractivo: Capurganá.

? ALTO BAUDO (Pie de pato)

En territorios comprendidos entre la serranía de Baudó y los cerros de Cugucho, encontrándose su mayor elevación en el alto del Buey con 1.810 m.s.n.m., al norte de la jurisdicción, en medio de los cuales está el extenso valle selvático y húmedo del río Baudó, los que por su conformación topográfica presentan los pisos térmicos cálido y medio, regados por las aguas de los ríos Baudó, Berreberre, Condoto, Dubazá, Paitado y Urodó, aproximadamente a 80 km al suroccidente de la ciudad de Quibdó, está el municipio de Alto Baudó, cuya cabecera municipal se encuentra en el pueblo conocido con el nombre de Pie de Pato.

La población inicial, de la que se desconocen datos precisos, fue fundada por colonos que buscaban minerales en esas tierras, en la segunda mitad del siglo XIX. El 1 de enero de 1959, le fue otorgada la categoría de municipio, segregándolo de la jurisdicción del municipio de Bajo Baudó y dándole como cabecera a la principal población, Pie de Pato.

La economía del municipio de Alto Baudó depende principalmente de las actividades agrícolas, en las que se destacan sus producciones de plátano, cańa de azúcar, arroz y maíz, las pesqueras y las de la explotación forestal, complementada por la explotación minera.

Alto Baudó

Fundación: siglo XIX.
Fundador: colonos
Erección municipio: 1 de enero de 1959.
Altitud: 80 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 17.019 habitantes.
Actividad económica: agricultura, pesca y explotación forestal.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: río Baudó.

? BAGADO

En territorios en los que se distinguen dos regiones completamente diferentes, una plana, baja y selvática al occidente, surcada por el río Andágueda y sus tributarios, y otra montańosa al oriente, en los límites departamentales con Antioquia y Risaralda, en el sector de la cordillera Occidental conocido como los farallones de Citará, con alturas cercanas a los 3.900 m.s.n.m., en los que por su topografía se encuentran los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, regados por las aguas de los ríos Andágueda, Azul, Colorado, Churina, Chuvigo, Deudo y Pasagra, además de varias quebradas y fuentes menores, aproximadamente a 80 km al sureste de la capital departamental, está el municipio de Bagado.

Su fundación se remonta al ańo de 1578 por un grupo de colonos espańoles, que llegaron a la zona en busca del preciado oro. El distrito de Bagado fue incluido con calidad municipal en 1857, en la provincia de Atrato del estado del Cauca, y la ley 65 del 15 de diciembre de 1909 le ratificó al pueblo su condición municipal.

Agricultura, minería y explotación forestal, son los principales renglones económicos del municipio de Bagado. Se explotan minas de oro, platino, plata y cobre.

Bagado

Fundación: 1578.
Fundador: colonos espańoles.
Erección municipio: 1857.
Altitud: 90 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 13.938 habitantes.
Actividad económica: agricultura, minería y explotación forestal.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales".
Atractivo: ríoAndágueda.

? BAHÍA SOLANO (Ciudad mutis)

El municipio de Bahía Solano, cuya cabecera lleva el nombre de Ciudad Mutis, se encuentra ubicado aproximadamente a 178 km al noroccidente de la capital del Chocó. Sus territorios son relativamente montańosos y su relieve corresponde a la serranía de Baudó, presentando su máxima altura en el alto del Buey, al sur de su jurisdicción, con 1.810 m.s.n.m.; por su topografía ofrece los climas cálido y medio. Surcan sus suelos los cauces de los ríos Abegá, Bobobodá, Cupica, Chadó y Valle. Las bahías Abegá, Chirichifi, Cupica, Nabugá, Solano y Tebada, las puntas Nabugá y San Francisco Solano, y la ensenada de Utría, son sus principales accidentes costaneros.

Carlos Villegas Echeverri, como jefe de la colonia agrícola creada el 7 de agosto de 1935 por una providencia del Gobierno nacional, con el apoyo de algunos otros de sus funcionarios, fue el encargado de hacer la demarcación inicial del poblado que el 19 de noviembre de 1962 alcanzó la categoría municipal. En el ańo de 1970, tres temblores causaron desastres en la población.

Las principales actividades económicas del municipio de Bahía Solano están representadas en la agricultura, la. ganadería, la pesca y el turismo en las playas de Mecana, Huina y El Almejal. Los únicos medios de comunicación con que cuenta el municipio son el marítimo y el aéreo.

Bahía Solano

Fundación: 7 de agosto de 1935.
Fundador: Carlos Villegas Echeverri.
Erección municipio: 19 de noviembre de 1962.
Altitud: 5 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo '93: 6.894 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería, pesca y turismo.
Fiestas y eventos: "Fiestas".
Atractivo: playas de Mecana, Huina y El Almejal.

? BAJO BAUDÓ (Pizarro)

En territorios planos y selváticos en su mayoría, en los que hacia el norte se encuentran los cerros de Coquí y hacia el oriente la serranía de Baudó, que por su conformación topográfica presentan únicamente el piso térmico cálido, en los que están situados los accidentes costaneros conocidos como el cabo Corrientes, las ensenadas Catripe y Docampadó y las bahías Baudó y Cuevita, regados por las aguas de los ríos Baudó, Catripe, Docampadó, Dubazá, Hijuá, Ordo, Orpúa, Pegado, Pepe, Purridó y Virudó, además de numerosas fuentes menores, aproximadamente a 198 km al suroccidente de la capital departamental, está el municipio de Bajo Baudó, cuya cabecera municipal lleva el nombre de Pizarro.

Aunque no se conoce de manera precisa el ańo de su fundación, se sabe que en 1821 Baudó fue incluido con calidad de distrito, en el cantón de San Juan; en 1825 se determinó que su cabecera debería estar en el poblado de Boca de Bao al que en 1898 se le cambió el nombre por el de Pizarro. Originalmente la jurisdicción del municipio comprendía toda la hoya hidrográfica del río Baudó. En 1959 cuando se le segregaron de sus terrenos los de Alto Baudó, al municipio se le antepuso el nombre de Bajo, para quedar definitivamente con el nombre que tiene en la actualidad: Bajo Baudó.

El municipio de Bajo Baudó tiene como sus principales fuentes económicas a la agricultura, la explotación forestal, la minería y la pesca.

Bajo Baudó

Fundación: antes de 1821.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1825.
Altitud: 12 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 15.930 habitantes.
Actividad económica: agricultura, explotación forestal, minería
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales".
Atractivo: casa misional de Catrú.

 

? BOJAYÁ (Bellavista)

El municipio de Bojayá cuya cabecera municipal se encuentra en el pueblo conocido como Bellavista, se encuentra localizado aproximadamente a 228 km al norte de la ciudad de Quibdó. Sus territorios comprenden dos regiones bien definidas: una plana, baja y selvática en las proximidades del río Atrato, y la otra, relativamente montańosa en la parte occidental, perteneciente al relieve de la serranía de Baudó, presentando su máxima altura en el alto del Buey, con 1.810 m.s.n.m.; por su conformación topográfica presenta los pisos térmicos cálido y medio. Los ríos Atrato, Bojayá, Napipí, Pichicora y Quía, y numerosas quebradas, corrientes menores y ciénagas, conforman su red hidrográfica.

Durante el presente siglo, sin que se tenga una fecha precisa ni el nombre de sus creadores, se inició el pueblo de Bojayá. El 12 de diciembre de 1960, nació como municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de Quibdó.

La actividad económica del municipio de Bojayá depende principalmente de la agricultura, en la que sobresalen las producciones de cacao, arroz, plátano, yuca y maíz, la pesca en sus numerosas fuentes hídricas y la explotación de los recursos forestales.

Bojayá

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 12 de diciembre de 1960.
Altitud: 50 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 7.904 habitantes.
Actividad económica: agricultura, pesca y explotación forestal.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Municipales".
Atractivo: río Atrato.

? CONDOTO

En territorios de mayoría montańosa cuyo relieve corresponde a la cordillera Occidental, en los que se encuentran alturas superiores a los 1.800 m.s.n.m. y son destacados los cerros Chigorodó y Tarena, presentándose los pisos térmicos cálido y medio, bańados por las aguas de los ríos Condoto, Iró, Opogodó, San Juan, Tajuato y Tapacundó, además de numerosas fuentes menores, aproximadamente a 90 km al sur de la capital departamental, se encuentra el municipio de Condoto.

Luís Lozano Scipión se estableció con su familia en la región y fundó el pueblo en 1758 con el nombre de Campoalegre; algún tiempo después se trasladó a la orilla del río Condoto, tomando el caserío este nombre. En el ańo de 1878 el poblado fue erigido como municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del entonces municipio de San Pablo, al cual pertenecía.

La economía del municipio de Condoto depende principalmente de la agricultura y la minería; en la primera sobresalen los cultivos de plátano, maíz, cacao, fríjol y yuca, y en la segunda, son importantes sus explotaciones de platino, oro y plata.

Condoto

Fundación: 1758.
Fundador: Luís Lozano Scipión.
Erección municipio: 1878.
Altitud: 70 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 13.952 habitantes.
Actividad económica: agricultura y minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales".
Atractivo: explotaciones de platino.

? EL CANTÓN DE SAN PABLO (Managrú)

El Cantón de San Pablo, cuya cabecera municipal se encuentra en el pueblo de Managrú, es el municipio más recientemente creado en el departamento del Chocó, localizado aproximadamente a 60 km al sur de la ciudad de Quibdó. Sus territorios son en su totalidad planos, húmedos y selváticos, los que por su conformación topográfica únicamente presentan el piso térmico cálido. Riegan sus suelos las aguas de los ríos Certegú, Chigorodó, Guapandó, Managrú, Quito, Rijarodó, San Pablo y Taridó, además de numerosas quebradas y corrientes menores.

La población fue iniciada por algunos colonos asentados en la región comprendida entre los ríos San Pablo y San Juan en el ańo de 1854, perteneciendo entonces a lo que se conocía como el partido de la Boca de San Pablo, que actualmente es el municipio de Istmina. Sus territorios fueron segregados de la jurisdicción del municipio de Istmina en 1994, cuando se le concedió la categoría de municipio, bajo el nombre de El Cantón de San Pablo.

La más importante actividad económica del naciente municipio de El Cantón de San Pablo es la minería, la cual está complementada por la explotación de los recursos forestales.

El Cantón de San Pablo

Fundación: 1854.
Fundador: colonos
Erección municipio: 1994.
Altitud: 60 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 3.198 habitantes.
Actividad económica: minería y explotación forestal.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor a San Pablo.
Atractivo: río San Pablo.

? EL CARMEN DE ATRATO

En territorios que en su gran mayoría son montańosos y cuyo relieve corresponde a la cordillera Occidental, presentando las mayores alturas en el sector de los farallones de Citará, los que por su conformación topográfica ofrecen los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, bańados por las aguas de los ríos Atrato, Carmen, Claro, Grande, Guaduas, Hábita y Toro, aproximadamente a 107 km al nororiente de la ciudad de Quibdó, se encuentra el municipio de El Carmen de Atrato, conocido también con el único nombre de El Carmen, siendo el municipio chocoano con más frecuente comercio con el departamento de Antioquia, al que está unido por la carretera que conduce de éste a la capital del departamento del Chocó.

El 21 de junio de 1.874 la población fue fundada mediante acta suscrita por los seńores Sixto Ramírez, Luis Agudelo, Adriano Toro, Félix A. Toro y José Ángel Vásquez, entre otros. El 11 de enero de 1883 fue creado como municipio, por ordenanza expedida por la municipalidad de Atrato, seńalando como cabecera a la localidad que llevaba ese nombre.

La agricultura, la ganadería y la minería son las principales fuentes económicas del municipio de El Carmen de Atrato.

El Carmen de Atrato

Fundación: 21 de junio de 1874.
Fundador: Sixto Ramírez, Luís Agudelo, Adriano
Toro, Félix A. Toro y José Ángel Vásquez.
Erección municipio: 11 de enero de 1883.
Altitud: 1.592 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C
Población Censo '93: 6.169 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería y minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen del Carmen".
Atractivo: río Atrato.

? ISTMINA

El municipio de Istmina, cuyo nombre se forma de la contracción de las palabras istmo y mina, dos características de su región, se encuentra ubicado aproximadamente a 75 km al sur de la capital departamental. Sus territorios son planos, húmedos y selváticos, salvo en el suroriente, en la región limítrofe con los departamentos de Risaralda y del Valle del Cauca. Por su topografía, las tierras municipales presentan los climas cálido, medio, frío y páramo. Conforman sus red hidrográfica los ríos Capomá, Cucurrupí, Munguidó, San Juan, San Pablo, Sipí, Suruco, Tajuató y Taparal, además de numerosas quebradas y corrientes de menor caudal.

Es considerado como fundador de la población el seńor Juan Nepomuceno Mosquera, quien fue designado como cabo de justicia de Boca de San Pablo el 8 de marzo de 1834; en la población y en sus cercanías se establecieron numerosos colonos que le imprimieron gran desarrollo y crearon algunos otros caseríos durante la segunda mitad del siglo XIX. La ley 5 de 1903 emanada del Congreso Nacional, le cambió el nombre por el de Istmina y la erigió como municipio, capital de la provincia del San Juan. En los últimos ańos, de su jurisdicción han sido segregados los territorios de los municipios de Litoral de San Juan con cabecera en Docordó, en 1993, y de El Cantón de San Pablo con cabecera en Managrú, en 1994.

La principal actividad del municipio de Istmina es sin ninguna duda la minería, ya que el municipio es el primer explotador de oro en el departamento del Chocó.

Istmina

Fundación: 8 de marzo de 1834.
Fundador: Juan Nepomuceno Mosquera.
Erección municipio: 1903.
Altitud: 65 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo '93: 29.469 habitantes.
Actividad económica: minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen de las Mercedes".
Atractivo: puente sobre el río San Juan.

? JURADO

En territorios ligeramente quebrados, selváticos y húmedos, correspondientes por el noroccidente, en los límites con la República de Panamá, a la serranía del Darién, y por el suroriente a la serranía de Baudó, en los que por la conformación de su relieve se encuentra solamente el piso térmico cálido, regados por las aguas de los ríos Antadó, Curiche, Jurado y Totumía, los que desembocan en el océano Pacífico, además de numerosas quebradas y corrientes menores que les tributan sus caudales, aproximadamente a 320 km al noroeste de la capital departamental, está el municipio de Jurado, el más al occidente del departamento y el más al norte sobre la costa Pacífica colombiana.

La fundación del municipio se realizó en el ańo de 1840 por la seńora Toribia Alegría y el seńor Gregorio Ballesteros. En 1880 figuraba como sección del distrito de Quibdó; más tarde pasó a pertenecer a la provincia del Atrato y entre 1917 y 1934 fue incluido en la provincia del Pacífico. Inició su vida independiente al ser erigido municipio el 13 de diciembre de 1956.

La agricultura, la pesca y la explotación forestal son consideradas las principales actividades económicas del municipio de Jurado y de sus habitantes.

Jurado

Fundación: 1840.
Fundador: Toribia Alegría y Gregorio Ballesteros.
Erección municipio: 14 de diciembre de 1956.
Altitud: 5 m.s.n.m.
Temperatura media: 28 °C.
Población Censo '93: 4.038 habitantes.
Actividad económica: agricultura, pesca y explotación comercial.-
Fiestas y eventos: "Fiestas de San Roque de la Frontera".
Atractivo: bańos termales azufrados.

? LITORAL DE SAN JUAN

El muy joven municipio de Litoral de San Juan, cuya cabecera municipal está en Docordó, se encuentra aproximadamente a 180 km al suroccidente de la ciudad de Quibdó. Sus territorios son en su gran mayoría planos, húmedos y selváticos, regados principalmente por las aguas del río San Juan y gran cantidad de brazos y brazuelos pertenecientes a ese mismo caudal, y por los ríos Docordó, Ijuá, Pichimá, Togoromá y Vichichí, además de numerosas quebradas y corrientes menores.

Aunque de su nacimiento como población no se tienen datos precisos en cuanto a la fecha y a sus gestores, se sabe que el caserío inicial se originó por un grupo de colonos de Istmina que en el siglo XX se establecieron en la desembocadura y en la parte baja del río San Juan, desarrollando el poblado rápidamente hasta lograr obtener en 1993 la categoría de municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de Istmina.

La principal actividad económica del municipio de Litoral de San Juan es la explotación forestal, la que está complementada por la pesca y la minería. Su comercio se realiza por el río San Juan y por el océano Pacífico, de forma especial con la ciudad de Buenaventura, en el departamento del Valle del Cauca.

Litoral de San Juan

Fundación: siglo XX.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 1993
Altitud: 8 m.s.n.m.
Temperatura media: 28 °C.
Población Censo '93: 6.831 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal
Fiestas y eventos: "Fiestas de Santa Genoveva".
Atractivo: bocas del Charambirá.

? LLORÓ

El municipio de Lloró está localizado aproximadamente a 45 km al sureste de la capital del departamento del Chocó. Sus territorios están conformados por dos zonas: la primera, al occidente, plana, selvática, húmeda y de altas temperaturas y la segunda, al oriente, montańosa, correspondiente a la vertiente occidental de la cordillera Occidental, contemplando los pisos térmicos cálido, medio y frío. Los ríos Andágueda, Atrato, Capá, Churimá, Mumbaradó, Mumbí, Nambú y Tumutumbudó, con numerosas quebradas y fuentes menores, componen la red hidrográfica municipal, de la que se abastece la hidroeléctrica de La Vuelta, que genera energía para buena parte del departamento.

Para algunos historiadores los fundadores primeros de la población fueron indígenas que le dieron el nombre de Gioró, en honor de uno de sus caciques. Los indios, ante la llegada de Antonio Rovira y Picot y los maltratos a los que los sometía, abandonaron el caserío en 1807, permitiendo que éste se apoderara del pueblo y lo reestructurara, hasta tal punto que actualmente es considerado su fundador. Entre los ańos de 1870 y 1907 Lloró fue distrito municipal, pero en este último ańo su categoría se le suprimió para pasar a ser corregimiento dependiente de Quibdó; sólo hasta el Io de diciembre de 1955, se le erigió nuevamente municipio.

Económicamente el municipio de Lloró depende principalmente de las actividades propias de la minería y de la agricultura.

Lloró

Fundación: 1807.
Fundador: Antonio Rovira y Picot.
Erección municipio: 1870.
Altitud: 69 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 9.622 habitantes.
Actividad económica: minería y agricultura.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen del Carmen".
Atractivo: hidroeléctrica de "La Vuelta".

? NÓVITA

En territorios en los que se encuentran dos regiones, una al occidente, plana o ligeramente ondulada; y otra al oriente, montańosa, correspondiente a la vertiente occidental de la cordillera Occidental, en la que se destaca el cerro Torra con 3.670 m.s.n.m., en los que por su conformación topográfica están presentes los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, regados por las aguas de los ríos Cajón, Irabubú, Negro, Opogodó, San Juan, Tamańa y Taparal, además de numerosas corrientes menores, aproximadamente a 132 km al sur de la capital departamental, está el municipio de Nóvita.

El caserío inicial fue fundado en el ańo de 1709 por algunos colonos espańoles, en el paraje conocido entonces como Nóvita Viejo; en el ańo de 1854 el poblado fue trasladado al lugar que hoy ocupa, recibiendo el nombre de San Jerónimo de Nóvita; al ser creado como municipio en el ańo de 1857, se le suprimió el nombre del santo que es su patrono.

Aunque la minería, con sus explotaciones de oro y platino, es considerada como la primera fuente de recursos económicos del municipio de Nóvita, la agricultura y la pesca en pequeńa escala forman parte importante de sus ingresos.

Nóvita

Fundación: 1709.
Fundador: colonos espańoles.
Erección municipio: 1857.
Altitud: 70 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 6.486 habitantes.
Actividad económica: minería,  agricultura y pesca.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San Jerónimo".
Atractivo: Balneario de Tina.

? NUQUÍ

El municipio de Nuquí está ubicado sobre el litoral Pacífico, aproximadamente a 120 km al occidente de la ciudad de Quibdó. Sus territorios son en mayor parte planos o ligeramente ondulados, encontrándose al oriente una zona montańosa que presenta algunos accidentes orográficos con alturas inferiores a los 500 m.s.n.m., entre los que están los cerros de Coquí y Cugucho, ofreciendo únicamente el piso térmico cálido. Su jurisdicción es bańada por los caudales de los ríos Arusí, Coquí, Churí, Estero, Jobí, Nuquí y Tribugá, además de numerosas corrientes menores. En sus terrenos se encuentran los accidentes costaneros de las ensenadas Arusí, Coquí, Tribugá y Utría.

La fundación del caserío inicial se le atribuye al seńor Juanito Castro en 1917. Luego de varíos cambios administrativos, en 1919 se le otorga la categoría de municipio, la que le es ratificada definitivamente en el ańo de 1921.

La principal actividad económica del municipio de Nuquí es la agricultura, en la que sobresalen los cultivos de plátano, arroz, maíz, yuca, coco y frutales. La pesca artesanal complementa su economía.

Nuquí

Fundación: 1917.
Fundador: Juanito Castro.
Erección municipio: 18 de diciembre de 1917.
Altitud: 5 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 5.252 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal, pesca y agricultura.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen del Carmen".
Atractivo: Parque Nacional Natural Ensenada de Utría.

? QUIBDÓ

Sobre la margen oriental del río Atrato, en una amplia y hermosa planicie, en la que imperan las altas temperaturas, el ambiente húmedo y la intensa pluviosidad, prácticamente en el centro departamental se encuentra el municipio de Quibdó, la ciudad capital del Chocó.

Debido la gran extensión de sus territorios, comprende regiones de diferentes clases, desde las regiones frías y secas al oriente, en las cimas de la cordillera Occidental, en los límites departamentales con Antioquia, hasta las selváticas y húmedas en la parte occidental. Acorde con lo anterior, la jurisdicción del municipio de Quibdó presenta los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo.

Gran cantidad de ríos, quebradas y corrientes menores y algunas ciénagas, bańan los suelos municipales, destacándose los cauces dejos ríos Ame, Atrato, Bebará, Bebaramá, Beté, Buchadó, Buey, Cabí, Chicué, Guarandó, Ichó, Mujaudó, Munguidó, Neguá, Nemutá, Pato, Pune, Quito, San Pablo, Suruco, Tagachí, Tanguí, Taridó y Tunando.

A la llegada de los espańoles a estas tierras, ellas se encontraban ocupadas por tribus indígenas bajo el mando de los caciques Guasebá y Quibdó; el nombre del último sería a la postre el que asumirían los moradores del pueblo, como propio. El poblado inicial fue creado en un lugar diferente al que se encuentra actualmente, en el ańo de 1654, por los sacerdotes jesuítas Francisco de Orta y Pedro Cáceres, con el nombre de Citará; en el ańo de 1690 el seńor Manuel Cańizales se estableció con su familia en el sitio que ocupa hoy la ciudad, el que sin lugar a dudas consideraron más apropiado. A principios del siglo XVIII, cuando ya al caserío habían confluido bastantes pobladores, en su mayor parte indígenas y negros, Francisco Berro le dio fundación oficial, mediante acta suscrita por los vecinos, en la cual se acordó llamarla San Francisco de Quibdó. Por decreto ejecutivo del día 30 de marzo de 1825 se creó como cabecera del distrito municipal. Al ser creado el departamento del Chocó, Quibdó fue nombrado como su capital.

Quibdó es el principal centro comercial del Chocó y el más importante puerto sobre el río Atrato. Mantiene un activo comercio con la mayoría de los municipios chocoanos, con las poblaciones de la costa Atlántica en el golfo de Urabá y con la ciudad de Medellín, desde la cual se abastecen tanto la ciudad como el departamento, de los implementos de uso cotidiano y de los alimentos complementarios en la dieta de sus habitantes. La industria en el municipio es incipiente, aunque en él se encuentran instaladas algunas factorías para la producción de bebidas, confecciones y para la transformación de las preciosas y rústicas maderas que se explotan en sus terrenos.

Como principal actividad económica del municipio de Quibdó y en la cual se emplea gran parte de la población, se encuentra la explotación de minas de oro, plata y platino, especialmente en los alrededores del los afluentes del río Atrato, cercanos a la ciudad.

A pesar de que el municipio de Quibdó es el municipio chocoano con mejores comunicaciones, posee grandes deficiencias de transporte terrestre, el que se encuentra atascado por la falta de algunos puentes que le permitan una mejor conexión con el occidente colombiano, empezando con la ciudad de Pereira, en el departamento de Risaralda.

La ciudad cuenta con un buen aeropuerto que le permite rápida comunicación con buena parte de las capitales departamentales de Colombia y con algunos de los municipios que de ella dependen.

El parque a la orilla del río Atrato, la iglesia de cúpula alta, la sede de la Universidad "Diego Luis Córdoba", el monumento al poeta César Contó y los barcos anclados en su puerto, Quibdó se presenta con un ambiente de progreso como el que ningún otro de los municipios de su departamento puede brindar.

Quibdó

Fundación: 1654.
Fundador: pbros. Francisco de Orta y Pedro
Cáceres.
Erección municipio: 30 de marzo de 1825.
Altitud: 43 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 113.473 habitantes.
Actividad económica: comercio, servicios, minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San Pacho"; "Fiestas de San Antonio"; "Fiestas de la Virgen de La Candelaria".
Atractivo: puerto sobre el río Atrato.

?

? RIOSUCIO

El municipio de Riosucio se encuentra ubicado aproximadamente a 380 km al norte de la ciudad capital del departamento del Chocó y a él se accede desde ella, luego de dejar atrás al municipio de Bojayá (Bellavista), dentro del departamento, y a los de Vigía del Fuerte y Murindó, pertenecientes al departamento de Antioquia. Sus territorios son al norte, planos, bajos y cenagosos, y cubiertos de espesas selvas; y al occidente, montańosos, correspondientes a las estribaciones orientales de las serranías de Baudó y del Darién, presentando su mayor elevación en el cerro de Quía. La totalidad de sus suelos están comprendidos dentro del piso térmico cálido y son surcados por los ríos Atrato, Chintadó, Peranchito, Peranchó, Salaquí, Sucio, Tumaradó y Truandó, además de numerosas corrientes menores.

Entre los ańos 1518 y 1524, en el segundo viaje de Vasco Núńez de Balboa, éste fundó la población inicial. En el ańo de 1821, Riosucio estaba adscrito al cantón de Citará y hasta 1905, perteneció a la provincia, luego estado federal y, posteriormente, departamento de Antioquia. La ley 2a de 1943 le concedió a Riosucio la calidad de municipio.

Económicamente el municipio de Riosucio depende de la agricultura, la minería, la pesca y la explotación de los recursos forestales.

Riosucio

Fundación: 1518-1524.
Fundador: Vasco Núńez de Balboa.
Erección municipio: 1943.
Altitud: 18 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 27.666 habitantes.
Actividad económica: agricultura, minería, pesca y explotación forestal.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen del Carmen".
Atractivo: Parque Nacional Natural Los Katíos.

^ A Sipíconcurren muchos indígenas de la región, a vender sus productos y a proveerse de elementos básicos.

 

? SAN JOSÉ DEL PALMAR

En territorios que en una inmensa mayoría son montańosos, pertenecientes al relieve de la cordillera Occidental en el sector de la serranía de Los Paraguas, en cuya jurisdicción se encuentran los cerros Tamańa y Tatamá, los que por su conformación topográfica están distribuidos entre los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, bańados por las aguas de los ríos Habita, Hóspitas, Ingará, Irabubú, Suramá y Tamańa, además de numerosas quebradas y fuentes menores, aproximadamente a 539 km al sureste de la ciudad de Quibdó, está el municipio de San José del Palmar.

El poblado fue fundado por algunos colonos asentados desde algún tiempo atrás en la región, en el mes de abril de 1938 y su desarrollo le permitió en menos de 10 ańos, el 13 de enero de 1948, alcanzar para sí, la categoría de municipio, por medio del

decreto número 52.

Las principales actividades económicas del municipio de San José del Palmar giran en torno de la minería, la agricultura y la explotación forestal. Son importantes sus producciones de plátano, cańa de azúcar, maíz, yuca y café. En los últimos ańos, gracias a la creación del Parque Nacional Natural Tatamá, al cual se puede acceder partiendo desde el casco urbano, el municipio ha presentado un incremento interesante en el turismo llamado ecológico o de aventura.

San José del Palmar

Fundación: 1938.
Fundador: colonos
Erección municipio: 13 de enero de 1948
Altitud: 750 m.s.n.m.
Temperatura media: 24°C
Población Censo '93: 6258 habitantes.
Actividad económica: minería, agricultura, explotación forestal
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales" en honor a San José.
Atractivo: Parque Nacional Natural Los Tatamá.

? SIPI

El municipio de Sipí está ubicado aproximadamente a 173 km al sur de la capital del departamento del Chocó, sobre la orilla del río que le dio su nombre. Sus territorios son montańosos, en la mayor parte pertenecientes a la vertiente occidental de la cordillera Occidental y en ellos son destacados la serranía de Los Paraguas y el cerro Torra, en los límites departamentales con el Valle del Cauca; por su topografía, en sus tierras están presentes los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Los suelos de la jurisdicción municipal están surcados por los caudales de los ríos Chingarazo, Garrapatas, Ordo y Sipí, además de los de numerosas quebradas y corrientes menores.

A la llegada de los conquistadores espańoles a estas tierras, ellas eran ocupadas por varias tribus de los indios noanamaes. El caserío inicial fue fundado por Diego Martín de Ávila en el ańo de 1596, pero por algunas inundaciones y por los ataques permanentes de los indígenas, desapareció parcialmente y sus moradores decidieron trasladarse al sitio que ocupa actualmente el poblado, dándole el nombre de Sipí. Alcanzó la categoría de municipio por medio de la ley 8 de 1821.

La economía del municipio de Sipí depende principalmente de la minería y en escala menor de la agricultura y de la explotación de sus recursos forestales.

Sipí

Fundación: 1596.
Fundador: Diego Martín de Ávila.
Erección municipio: 1821.
Altitud: 80 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 2.831 habitantes.
Actividad económica: minería, agricultura, explotación forestal.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San Agustín".
Atractivo: río Sipí.

? TADO

El municipio de Tadó se encuentra localizado aproximadamente a 66 km al sur de la capital del departamento del Chocó. Sus territorios están constituidos por montańas cuyo relieve corresponde a la vertiente occidental de la cordillera Occidental, en los que se destacan como accidentes orográficos los cerros Bocharoma, Gurubatá e Iró, presentándose, por su topografía, los pisos térmicos cálido y medio. Su red hidrográfica está compuesta por los ríos Cértegui, Chato, Guapandó, Guarato, Quibdó, La Platina o Mungarrá, Puneto, San Antonio, San Juan y Tadocito, además de algunas quebradas y corrientes de menor caudal.

En el sitio conocido entonces como Pueblo Viejo, esclavistas y esclavos, mineros e indígenas, fundaron el caserío original en nombre del Estatuto Libre Espańol, el 19 de marzo de 1740; además de esta versión, que es la que mejor documentación presenta y que es la históricamente reconocida en el municipio, hay otras dos: la primera, que afirma que su creación fue en 1715 por sacerdotes de la orden franciscana, y la segunda, que lo hace diciendo que fue obra de Francisco de Perea y López, en el ańo de 1785. Tadó fue erigido municipio en el ańo de 1821.

La principal actividad económica del municipio chocoano de Tadó es la explotación de minas de oro y platino, la que está secundada por la explotación forestal y la agricultura, y en menor escala por la ganadería de cría, levante y ceba de vacunos.

Tadó

Fundación: 19 de marzo de 1740.
Fundador: en nombre del Estatuto Libre Espańol.
Erección municipio: 1821.
Altitud: 90 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C.
Población Censo '93: 19.056 habitantes.
Actividad económica: minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de la Virgen de La Pobreza"; "Fiestas de la Virgen de La Candelaria"; "Fiestas de San Joaquín".
Atractivo: "Playa de Oro".

? UNGUIA

En la región del Urabá chocoano, aproximadamente a 450 km al norte de la ciudad de Quibdó, se encuentra el municipio de Unguía. En sus territorios se distinguen básicamente dos regiones principales: la primera, al oriente, plana, baja, cenagosa y húmeda, en las proximidades del río Atrato y del mar Caribe; y la segunda, al occidente, relativamente montańosa, correspondiente a las estribaciones orientales de la serranía del Darién, en los límites de Colombia con la República de Panamá; como consecuencia de su conformación topográfica, en su jurisdicción predomina el piso térmico cálido. Riegan sus suelos las aguas de los ríos Arquía, Atrato, Cuque, La Antigua, Nati, Peye, Táńela, Tanelita, Tigre y Unguía, además de numerosas quebradas y cańos, y de varias ciénagas, entre las que se destaca la de Unguía.

Los primeros pobladores, al parecer desde muchos ańos antes de la llegada de los conquistadores espańoles, fueron los indígenas cunas. En 1821, algunos colonos fundaron el pequeńo caserío inicial. A principios del siglo XX se establecieron en sus cercanías muchos colonos procedentes del departamento del Atlántico, atraídos por la explotación y comercialización de la tagua y del caucho, los que con los antiguos moradores, dieron un gran impulso al pueblo. El 30 de octubre de 1979 Unguía fue erigido municipio.

La explotación forestal y la ganadería, y en menor escala la agricultura, son las actividades económicas principales del municipio de Unguía. Cerca del setenta por ciento de sus territorios, están dentro de áreas de reserva forestal, decretadas por el gobierno nacional.

Unguía

Fundación: 1821.
Fundador: colonos.
Erección municipio: 30 de octubre de 1979.
Altitud: 47 m.s.n.m.
Temperatura media: 28°C
Población Censo '93: 10.782 habitantes.
Actividad económica: explotación forestal y ganadería.

"Fiestas de La Sagrada Familia".

Fiestas y eventos:
Atractivo: ciénaga de Unguía.

Textos tomado de la Revista Así es Colombia No.9, de El Espectador, 26 de septiembre de 1995


 

 


Capurganá y Sapzurro

En el Golfo de Urabá los ecosistemas marinos del Caribe chocoano han formado un conjunto de playas que bordean los corregimientos de Capurganá y Sapzurro. Eí primero, cuyo nombre significa "tierra del ají", no tiene vehículos motorizados, la población se desplaza a las veredas cercanas en caballo o mula y en la zona urbana el medio de transporte es la bicicleta. En el segundo las calles tienen el tamańo de pequeńas aceras y tampoco cuenta con vehículos a motor.

Bahia Sapzurro - Foto: Camara Lucida / Maria del Pilar MejiaA solo diez minutos en lancha desde Capurganá está la playa Soledad, corta y no muy ancha, protegida por una zona de árboles de gran tamańo cuya disposición crea un ambiente de silencio que garantízala paz y la tranquilidad de quien la visita. Es una llanura de manglares que desemboca en el mar, ofreciendo a la vista un espectáculo insuperable. Al retornar al corregimiento es interesante realizar una parada en la Isla de Los Pájaros para disfrutar un auténtico concierto de trinos. Como parte de las actividades en esta zona bien vale la pena realizar la caminata a través de la selva húmeda tropical hasta la cascada El Cielo, donde se tiene la oportunidad de conocer flora y fauna únicas en el país con especies como la rana flecha, de color verde o negro, y el caracol cigua .

En una bahía poco profunda y de aguas muy claras está la playa de Sapzurro, poco extensa y angosta. Sus arenas de color blanco brillante, producido por la intensidad de la luz del sol, contrastan con el verde de la flora que la rodea. Para llegar hasta ella sólo es necesario emprender un recorrido a pie o a caballo a través de la selva, que bien puede finalizar con una jornada de buceo en las cálidas aguas del mar Caribe.

Tomado del folleto Vive Colombia, Caribe, 2010