Fausto Cantante

Bogota

Cantantes

Personaje

 


 Luis Javier Piedrahita

Fausto

cantante
 

 
A ColArte

 

 



 


Vuelve a figurar

El público lo recuerda por el estribillo "Susana, Susana, estoy loco por tu amor...", de una de sus canciones que ayudaron a enamorar a toda una generación de colombianos. Él era Fausto, un cantante paisa que sacaba más de un suspiro entre los años 70 y 80, y cuyo matrimonio con la modelo María Hanna despertó la envidia de sus contemporáneos (hoy, lleva dos años casado con María Patricia Álvarez). Aunque nunca se alejó de la música ni de los escenarios, su presencia en Colombia fue menor en las dos  últimas décadas. "Yo viví en Estados Unidos por más de 10 años", cuenta Fausto, cuyo nombre de pila es Luis Javier Piedrahíta.

Cuando sobresalió en el mundo artístico, tenía una figura delgada y estilizada que no pasaba de los 75 kilos de peso. Ahora regresa a los escenarios colombianos, gracias a su participación en la telenovela El penúltimo beso, pero su apariencia ha cambiado considerablemente. "Me descuidé en la comida cuando vivía en Estados Unidos, porque prefería la comida chatarra. Es que allá hasta el agua engorda", cuenta con humor.

SU FIGURA, UNA PRIORIDAD

Sin embargo, desde cuando regresó, se sometió a una rígida rutina de ejercicios, dietas y de medicina alternativa, que lo han ayudado a bajar 15 kilos que tenía de sobrepeso. "-Estoy recibiendo terapias especializadas. Tengo una nutricionista, quiero reducir mi papada con una cirugía, pero antes necesito bajar más kilos. Estoy preparándome para una liposucción, si es necesaria; cualquier decisión tiene que ver tanto con estética como con salud", reconoce este cantante que, además, camina 10 kilómetros al día. Para él fue un error preocuparse durante años sólo de perfeccionar la música, mientras descuidaba su imagen física. "Es fundamental estar presentable ante el público, es cuestión de respeto", dice. "Llevo dos años felizmente casado con María Patricia", cuenta el intérprete, quien tiene una hija de su primer matrimonio (es arquitecta y vive en Medellín) y un hijo de 12 años, de otra relación. Ahora prepara su siguiente disco, de baladas, con canciones compuestas por él y sin apartarse del género que tanto nombre le dio: la balada.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 532, 14 de marzo de 2009

horizontal rule