Risaralda Departamento

Ciudades y sitios

Paisaje, Paisaje Urbano

 

Artistas de Risaralda

Reinas de belleza de Risaralda

 
 

Cafetales a lado y lado de la carretera y guaduales, muchos guadales, señalan las rutas en este departamento pequeño en extensión y enorme en riquezas de tipo arquitectónico, cultural, histórico y humano. A la par con todo el Eje Cafetero, Risaralda viene impulsando su potencial turístico con muchísimos elementos para ofrecer café, fincas, paisajes, termales, flora, fauna, montañas, ríos, coros de aves por doquier y una gente bella y maravillosa son, entre muchos otros, atractivos hacia los cuales se están dirigiendo las miradas del otro lado de sus fronteras. 

LUGARES PARA VISITAR

Apia. Los ríos Apía, San Rafael y Guarne se vierten entre el territorio montañoso de esta población, ubicada 65 km al noroccidente de Risaralda y que fuera fundada en 1883 por colonos antioqueños. Son reconocidas en Apía las fiestas de la Virgen de La Candelaria y sus festividades de aniversario en el mes de agosto. lgualmente las celebraciones del Corazón de Jesús, la Virgen del Perpetuo Socorro, San Antonio y la Virgen del Carmen, hacen que el fervor religioso sea un factor característico de la región. La arquitectura tradicional y parajes naturales como el jardín Botánico Agualinda y la mina de manganeso en la vereda La Sombra complementan su patrimonio turístico.

Balboa. Aquí no se puede dejar de conocer el jardín botánico Anturio Negro y el paisaje que se divisa desde varios puntos del municipio, tanto en el casco urbano como en el rural. Existen varios miradores para apreciar panorámicas de la región. Un lugar por el que cruzan los ríos Cauca, Cañaveral, Monos y Risaralda; con paisajes naturales en toda su extensión y una dinámica actividad ganadera y agrícola. Este es Balboa, pueblo occidental de Risaralda, que en el 2007 está celebrando el centenario de su fundación.

Belén de Umbría. Su nombre proviene de los indios umbras que fundaron la región en 1890. Entre montañas segmentadas por los ríos Risaralda y Guarne, Belén de Umbría dispone de una serie de atractivos que lo convierten en destino obligado para los turistas que llegan al departamento, siendo los escenarios naturales más importantes: La Cascada de Los Ángeles, el Morro del Obispo, el jardín Botánico y la Reserva Natural Valle de Umbría, así como el Museo Arqueológico Eliseo Bolívar en la Hacienda La Arboleda, son los puntos de interés en este rincón risaraldense.

Cerritos. Por la vía que conduce al municipio de La Virginia y que une a los departamentos de Risaralda y Valle, se halla este cálido parador donde es posible encontrar todo tipo de golosinas y dulces típicos, así como la piña en todas sus presentaciones: en rodaja, jugo o guarapo.

Deportes de Aventura. Escalada en roca, descenso en cascadas, juegos de cuerdas altas, rappel y cánopy, son sólo algunas de las opciones para los que buscan la emoción y la aventura de los deportes extremos. En lugares como las termales de San Vicente, la Universidad Tecnológica de Pereira y Marsella, está montada toda la infraestructura para la práctica de estas actividades.  

Dosquebradas. Municipio creado como tal en 1972. Su territorio lo cruzan varias quebradas y los ríos San José y Otún, sobre éste último cruza el famoso Viaducto César Gaviria Trujillo, constituyéndolo en uno de los encantos, compartido con Pereira, de Dosquebradas. Se distinguen varios puntos llamativos en este lugar, que dada su cercanía parece un barrio de la capital del departamento. El lago La Pradera, los altos de La Cruz, del Nudo; los miradores La Popa-Turín y la zona rosa La Badea, hacen parte de aquellos lugares emblemáticos en esta zona noreste de Risaralda.

Guática. Entre las montañas de la cordillera Occidental y al norte del departamento se levanta un lugar que hereda su historia de los indios al mando del cacique Guática pertenecientes a la familia anserma, una rama de los caribes. Los ríos Guática, Opirama y Oro, conforman su riqueza fluvial. Son tradicionales las Fiestas de la Cebolla y las del Agua, que se llevan a cabo durante el mes de noviembre, aunque la primera se programa cada dos años. Para conocer: el jardín Botánico, Los Chorros y el Cerro Camonra.

La Celia. El Parque Nacional Tatamá hace parte de los tesoros naturales de este pueblo inmerso en las montañas de la cordillera Occidental y cuyo territorio es regado por las aguas de los ríos Totuí, Cañaveral y Monos. Sus laderas, los cultivos de café y el Parque Ecológico, son escenarios para el turismo. En La Celia son tradicionales las fiestas de la Virgen del Carmen y la Integración de la Familia Celianés que se desarrolla durante el mes de agosto.

La Virginia. Esta población se localiza entre los ríos Cauca y Risaralda a una altura de 920 metros sobre el nivel del mar, convirtiéndose en uno de los balnearios más importantes de los risaraldenses y, en especial, de los pereiranos. Su gran atractivo turístico es el puerto sobre el río Cauca.

Marsella. La distancia entre Pereira y este bello municipio es relativamente corta, por entre hermosos cafetales y pintorescos paisajes. Una vez en Marsella prepárese para conocer la cultura típica de la región, pues aun conserva tradiciones que lo convierten en un atractivo turístico imprescindible para visitar en Risaralda.

Marsella cuenta con muchos elementos que llaman la atención del visitante: la Casa de la Cultura, el cementerio monseñor Jesús María Estrada, el jardín botánico Alejandro Humboldt y varios ecohoteles.

Mistrató. Sus fundadores fueron los indios chamí, que hacen parte de los embera katíos. El pueblo se ubica 87 km al noroccidente de la capital del departamento entre frondosas montañas y las corrientes de los ríos Risaralda, San Juan, Chamí y Mistrató. Son motor fundamental de su economía actividades como la agricultura, la ganadería, la explotación forestal y la minería. Precisamente las minas de Puerto de Oro representan parte de sus activos para el turismo. Así mismo la reserva indígena chamí, el valle del Mistrató, las Cascadas del Sutu, el mirador Cerro del Oso y la laguna La Equis.

Parque Nacional Natural Otún-Quimbaya. Creado en 1996 en un área de 489 hectáreas, la entrada a este santuario de flora y fauna del departamento se ubica muy cerca a Pereira, por la vía a La Florida. El lugar ofrece varios senderos para recorrerlo, siempre y cuando se tenga la compañía permanente de un guía experto. Especies vegetales como el cedro negro, la ceiba, la palma de cera y animales como los monos aulladores y el oso de anteojos, hacen parte de sus riquezas.

Parque Regional Natural Ucumarí. Junto al Parque Nacional Natural Los Nevados y el Santuario de Flora y Fauna Otún- Quimbaya se halla esta reserva ecológica de 42 kms y que pertenece a la cuenca del río Otún. Es un espacio que pretende conservar la diversidad biológica de la región en medio de zonas agrícolas.

Pueblo Rico. Se caracteriza por la cantidad de ríos que atraviesan su territorio, entre los que se destacan el Cuanza, Guarato, Lloraudó, Tataza y Santa Clara. Al igual que la gran mayoría de poblaciones risaraldenses, Puerto Rico fue fundado por colonizadores antioqueños que se establecieron en la zona.

Comparte la extensión del Parque Nacional Natural Tatamá con los municipios de Apía, La Celia y Santuario. También se establecen allí como sitios de especial interés la Granja Karawi, el río Guarato, el alto de Los Alpinistas y el cerro Montesuma.

Quinchía. Con una altura de 1.912 metros sobre el nivel del mar y una temperatura promedio de 18 grados C esta población concentra en los paisajes naturales su mayor fortaleza turística. El jardín botánico, los cerros de Gobia y las minas de oro y de carbón, hacen parte de dicho potencial. De la misma manera, a su paso por esta región, los ríos Quinchía, Opirama y Cauca van formando parajes muy frecuentados por visitantes de la región y de otras partes del país.

Santa Rosa de Cabal. El parque central custodiado por las inmensas araucarias que son el símbolo de la población, el vitral de la Virgen de La Milagrosa y los centros de aguas termales, integran el principal anillo turístico de este municipio, que en su casco urbano mezcla las construcciones coloniales con la arquitectura moderna.

Santuario. Los indígenas chamíes y apías fueron los primeros habitantes de la región y el cacique Tatamá uno de sus principales gobernantes antes de la colonización antioqueña. En Santuario está ubicada la sede administrativa del Parque Nacional Natural Tataza.

Además de Tatamá, el balneario La Marina, los estanques piscícolas, Las Cascadas y el parque central complementan los destinos turísticos de Santuario, un lugar que se esconde tras los montes y se baña con las aguas de los ríos San Rafael, Totuí, Peñas Blancas, Apía y Mapa.

Sector Laguna del Otún. A una altura de 3.900 metros sobre el nivel del mar y en inmediaciones del Parque Nacional Natural Los Nevados se ubica este paisaje de belleza indescriptible al que se llega por la ruta Pereira Villamaría (Caldas) o por Pereira-El Cedral, que es un centro piscícola. La primera opción puede tardar más de cinco horas en un carro apto para caminos destapados. La segunda alternativa implica un recorrido en carro de una hora y media y otras doce caminando.

En la laguna del Otún nace el río que lleva su mismo nombre y que atraviesa la ciudad de Pereira y algunas poblaciones circunvecinas. El Otún es el afluente del que se nutre el acueducto de la capital risaraldense. La laguna puede ser el objetivo final de una excursión de senderismo y aventura o un punto intermedio para conquistar, entre otros, los nevados del Ruiz, Santa Isabel y Tolima. 

Sistema Natural Alto del Nudo. Es un importante pulmón de Pereira y los municipios de Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y Marsella. Viene convirtiéndose en un destino de gran importancia para la práctica del eco turismo en el área metropolitana y su acceso se hace por los sectores de La Badea y La Graciela en Pereira, donde programan caminatas y recorridos en grupo en medio de la vegetación, el ambiente puro y la vista que se advierte allí de la capital y sus alrededores.

Sistema Natural Tatamá. Inmensa reserva de flora y fauna de aproximadamente 51.900 hectáreas de la cordillera Occidental, que Risaralda comparte con el municipio El Águila en el Valle del Cauca y San José del Palmar en el Chocó, y a la que se llega desde Pereira pasando por Cerritos, La Virginia y Santuario, donde está su sede administrativa. Este lugar, creado en 1987, tiene una temperatura que varía entre 15 grados C a 2.000 metros y los 3 grados C a una altura de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

La fauna del Sistema Tatamá es diversa, con diferentes clases de mamíferos como el oso de anteojos, el ratón de monte, la danta y el puercoespín. Así mismo, en el desfile de aves predominan las tángaras, el tucán de la montaña, los gallitos de roca, los carpinteros y los colibríes, entre muchas otras especies.

Tatamá, o "La piedra más alta", según los investigadores, Tatamá, o El abuelo de los ríos", según los indios chocoanos, está habitado por comunidades negras, indígenas embera y mestizos del Eje Cafetero, quienes de acuerdo con sus características socioculturales se han establecido en el territorio y, de la misma forma, aprovechan sus recursos. Por ejemplo, los pobladores del lado occidental, sobre la cuenca del río San Juan, tienen sistemas basados en la horticultura y agricultura itinerante, mientras que los mestizos de la cuenca del río Cauca aprovechan el terreno sembrando productos típicos de la zona cafetera.

Ecoturismo en el Sistema Tatamá. El parque no cuenta con una infraestructura para atender visitantes debido a que aún el turismo no es masivo y quienes lo frecuentan, en su mayoría lo hacen con fines investigativos. Sin embargo, en la vereda Planes de San Rafael, punto de entrada al parque , la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder), dispone de un centro con capacidad de alojamiento para 40 personas. Allí también hay servicio de restaurante, alojamiento y guianza, siempre y cuando se hagan los trámites y se pidan los permisos pertinentes ante la entidad.

Termalismo. Los yacimientos de aguas termales que provienen del volcán del Nevado del Ruiz y que se encuentran en inmediaciones del municipio de Santa Rosa de Cabal, representan una opción saludable para los turistas que llegan a Risaralda.

Además de los beneficios medicinales, los visitantes tienen la opción de practicar deportes de aventura y ecoturismo a través de caminatas ecológicas en medio de los paisajes que bordean las termales.

Turismo rural. Una opción diferente para los viajeros que quieren inmiscuirse con los sonidos de la naturaleza a través de caminatas ecológicas, cabalgatas y el vínculo con todo el proceso de la industria del café.

GASTRONOMÍA DE RISARALDA   

Predomina la tradicional bandeja paisa; sin embargo, la cocina de Risaralda es muy variada al ofrecer platos representativos de otras partes del país.

ARTESANÍAS 

Predomina el uso de la guadua en lámparas, candelabros, modelos a escala, muebles, sillas; también artículos en cestería, forja y tejidos que se convierten en lindas hamacas.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007
 


La Cara de Risaralda

por Carlos Alfonso Victoria Mena

Bigote de musgo altoandino, destellos de ventorrillo parroquial, ojos florecidos por el cansancio de tardes milenarias, vitalidad de raza guapa, esto y mucho más se advierte en los rostros de domingo en las caras de vereda, en la faz amable de los naturales de la montaña arriera risaraldense.

Tocados en su testa por sombreros caídos del cielo paisa, de vuelos, colores y formas que entonan con su dueño, nuestros hombres de Santuario, Quinchía y Belén ostentan el espíritu laborioso de los hijos del cafetal. .

En cada surco de su pellejo se dibujan los afanes del trabajador honrado; del peón de hacha y machete; del hacedor de horizontes; del heredero de guerras, leyendas y presagios.

Desde Santa Rosa de Cabal hasta Pueblo Rico, pasando por tiendas y plazas de Marsella, Apía o La Virginia, están de cuerpo presente el domingo de misa haciendo remesa, pagando deudas o apurando un aguardiente cómplice.

Aquí la sonrisa coqueta de las muchachas de quince, allá el revoloteo febril de los mozuelos de turno, la historia se repite sin cesar, es la historia de una estirpe que en cada pueblo estudia, trabaja, sale adelante y lucha por lo suyo, en su barrio, en su escuela, en una sementera, en el sitio que les asignó la cordillera de la vida.

Se trata de la cara comunal de Risaralda, silenciosa, noble, amable y sencilla, la que no trasciende pero que irradia nuestra idiosincrasia; la que refleja el carisma de gente emprendedora y hospitalaria.

Según los investigadores Hugo Angel Jaramillo y Alfredo Cardona Tobón "El hombre risaraldense es acogedor y en grado sumo hospitalario; ama a sus pueblos y su región denodadamente; es buen trabajador y constante a sus ancestros; gusta de la migración hacia otros lugares del país y el extranjero conservando el orgullo pueblerino y buscando polos de superación económica e intelectual . Extrovertido, ambicioso y amante de la libertad. Defiende sus principios con vehemencia y sus lazos tutelares con respeto y aún conserva loa principios del machismo heredado. En su aspecto físico es de buena presencia conforme con los genes recibidos del oriente antioqueño y las mujeres son de gran belleza y dedicación al hogar, como también capacitadas paro el trabajo calificado".

Estos hombres han transformado con su trabajo e imaginación la cara de Risaralda al convertirlo en Departamento urbano, moderno, pujante y progresista.

Tomado del libro Risaralda, La Grandeza de un Pueblo
Editor: N&N Publicidad, 1990


MUNICIPIOS

MARSELLA

La salida es por el occidente de Pereira, una carretera curva que se interna entre cultivos de café y plátano en la cordillera Occidental y que incita a la contemplación de un panorama espléndido que cambia y presenta sorpresas cada tres minutos. El recorrido es todo un festín glauco en el que se advierten montañas y el valle formado por el río Risaralda. Ésta es la razón más poderosa para que el camino se conozca como la "Ruta Verde de Risaralda". Antes de llegar al pueblo hay una detención obligada en el ecohotel Los Lagos.

Casa de la Cultura de Marsella.

Sobresalen las decenas de ventanas exteriores en madera, su patio y los amplios y extensos pasillos que enmarcan cada uno de los pisos. Fue declarado patrimonio arquitectónico y cultural, por el valor histórico que lo precede y por la forma en que se promueven allí iniciativas para afianzar el sentido de pertenencia del marsellés, con todo el pasado que lo envuelve.

La Casa de la Cultura es un espacio educativo en el que funcionan: la Biblioteca Pública Municipal, con capacidad para 110 personas y una colección de 3.000 volúmenes; el Museo Histórico, representado en bienes muebles que se reparten por los corredores; el Museo Precolombino, donde se custodian más de 150 piezas de la cultura quimbaya encontradas en el municipio; Museo de Puertas y Ventanas, Ilaman así a toda la ornamentación del recinto que refleja la labor de los ebanistas que dejaron plasmada su obra en la casona, y el Museo del Periodismo "Fabio Giraldo Vélez", habitáculo donde se conservan los periódicos editados en Marsella desde 1913, los equipos de la primera emisora y afiches publicitarios de eventos realizados en el pueblo.

Jardín botánico Alejandro Humboldt.

Fue creado el 15 de diciembre de 1979 para concentrar especies nativas de la región y de otras zonas del país. Tiene colecciones particulares de plantas y heliconias, con decenas de muestras de estas bellas y exóticas flores. Complementan la reserva, entre otras clases de flora, el cactario, una colección de palmas y los guaduales, planta sagrada para los indígenas porque "protege el suelo y siembra agua".

En los más de 46.000 mt que componen el área, los visitantes encontrarán diversos espacios dedicados a los experimentos y la investigación, actividades dirigidas también hacia los jóvenes estudiantes marselleses; se destacan el lombricultivo, el calentador solar y la torre hidromecánica. El jardín cuenta, además, con salón de conferencias, capilla, sala de espejos, juegos infantiles, el Pozo de los Deseos y el Museo de La Cauchera, una singular colección de estos elementos dejados allí por los niños como símbolo del respeto por las aves.

El parque principal.

El devenir de la población cafetera y la construcción del templo de La Inmaculada, con sus dos torres de 60 mt y la imagen del Cristo Rey que se impone en medio de las dos. Hay allí un busto de "El Libertador" Simón Bolívar y una pila en bronce traída de Francia y que hace juego perfecto con la armonía del lugar.

Alrededor de la plaza se ubican vistosas casas coloniales, el edificio de la Alcaldía, la Casa de la Cultura, varias heladerías y bahías que sirven de estacionamiento a los típicos "yipaos", viejos y siempre vigentes Jeeps que han andado por el tiempo a la par con la cultura de las montañas cafeteras.

Cementerio Jesús María Estrada.

Reliquia del arte funerario construido hacia 1928, cuyo original diseño en forma de terrazas motivó que fuera declarado patrimonio artístico a histórico de Colombia. La estructura del camposanto es motivo de admiración para todo aquel que llega de visita al municipio. Está ubicado a pocos minutos del parque principal, por la vía que conduce al corregimiento Alto Cauca.

El centenario de un artesano.

Cuando vaya a Marsella no olvide pasar por la casa de Alfonso Ramírez Bedoya, que se encuentra a dos cuadras de la plaza. Este centenario hombre es un curtido artesano que a pesar de su edad conserva la lucidez y la energía de un joven para trabajar. Mientras admira su trabajo de tejedor de sillas de mimbre, déjese entretener con las anécdotas que se filtran en el relato de su historia.

Rumbo a Alto Cauca.

Camino al corregimiento, por la parte occidental de Marsella, continúe deleitándose con las bondades de la naturaleza risaraldense. Más cultivos de café, plátano y cítricos enmarcan el sen dero antes de llegar al Ecohotel Alto Cauca, un lugar para descansar y practicar actividades de aventura.

Más para conocer

A unos cuantos minutos de la cabecera municipal encuentre la reserva de La Nona, el bosque Don Manuel y el río San Francisco, escenarios naturales que hacen parte de los motivos por los cuales Marsella recibió hace un tiempo el premio Global 500 que otorga la ONU por cuidado ambiental.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

   
   
   
   
 

SANTA ROSA DE CABAL

Hacia el noroccidente de Pereira y luego de transitar escasos 14 km desde la ciudad, llegará a Santa Rosa de Cabal, bonita población caracterizada por el "Parque de las Araucarias", nombre dado al parque central debido a los inmensos árboles que lo adornan. En el casco urbano alternan las casas de estilo colonial con modernas construcciones que reflejan a un santarosano amante de sus tradiciones pero con mentalidad innovadora. Antes de ir en busca de las aguas termales que han hecho famoso al municipio, conozca algunos de sus principales sitios de interés:

Vltral de La Mllagrosa. El templo de La Milagrosa se impone al fondo de una de las calles principales de Santa Rosa, y su vitral, el segundo más grande de Suramérica con más de 10 metros de alto, es una fusión de colores y formas que se aprecian mucho mejor cuando se ingresa al lugar y la luz externa contrasta con las figuras que se representan en dicha obra, considerada un monumento latinoamericano.

Casa de Los Fundadores. Sobre la Calle Real y a sólo media cuadra del Parque de las Araucarias, visite esta construcción colonial de importante valor cultural, histórico y arquitectónico por ser la sede el 13 de octubre de 1844 de la misa de fundación del municipio. Conservando su estilo original, recientemente la casa fue restaurada para establecer allí un moderno centro de eventos y convenciones.

Elementos como la guadua, la tapia pisada y la teja de barro, complementados con ornamentos modernos, hacen del lugar un tesoro del municipio y un motivo de orgullo para sus habitantes. Hoy día, en la casa se ofrecen servicios tendientes a satisfacer las necesidades empresariales, hoteleras y turísticas en cuanto a la realización de eventos y convenciones.

Termales Santa Rosa de Cabal. Sitio tradicional con nacimientos de aguas volcánicas reconocidas por su alto valor medicinal. Relájese asistiendo a un refrescante baño de lodo y agua que le ayudará a recargar energías. Aproveche también la cascada natural que se bifurca en varios poderosos chorros bajo los cuales podrá bañarse plácidamente y sentir toda la fuerza del agua que viene de la montaña.

Este balneario de termales cuenta actualmente con dos sedes. Una es el tradicional centro de recreación que dispone de sendero ecológico, restaurante y piscinas termales. La nueva sede cuenta con un hotel levantado contra la montaña y dotado de modernos servicios.

Parque termal San Vicente. Vale la pena atravesar 20 km por carretera destapada desde el casco urbano de Santa Rosa para apreciar los bosques del camino y acceder luego a este lugar privilegiado por la naturaleza. Aquí se aconseja utilizar el servicio de transporte que presta el parque con una buseta que sale todos los días a las 9:00 a.m. desde las oficinas de Pereira.

Al llegar quedará embelesado con el panorama del lugar, por las cascadas, la vegetación, los nacimientos de aguas termales y toda la infraestructura que hay allí para que el visitante aproveche mejor las propiedades de las medicinales aguas. Además de las cálidas piscinas, hay pozos de lodo, baño de vapor, baño piling y todo un tratamiento terapéutico y de belleza guiado por los profesionales que trabajan en el lugar y conocen muy bien los beneficios y propiedades de las aguas.

El plan diario inicia con una caminata a través de los senderos ecológicos, uno de los cuales lo llevará a conocer los pozos del amor, un pequeño paraíso enmarcado por frondosa vegetación y aguas naturales ideales para un refrescante baño. Luego disfrute de los baños turcos naturales y las aguas termales.

El plan continúa con un suculento almuerzo en el restaurante del lugar, donde la especialidad es la trucha cultivada allí mismo y que preparan de varias y deliciosas formas, si tiene dudas en escoger, se sugiere la de salsa de limón. Después del reposo disfrute de las terapias de lodo, piling y tratamientos de avena y miel.

Adicionalmente el parque cuenta con infraestructura para actividades extremas: rappel, cánopi, ciclomonta ñismo y escalada en roca . Hay hospedaje en habitación o cómodas cabañas.

Más para conocer en Santa Rosa de Cabal

Visite también la Casa de la Cultura, que cuenta con museo y biblioteca; la iglesia Las Victorias, caracterizada por sus bellos vitrales y capiteles tallados bajo el estilo gótico.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


CERRITOS Y LA VIRGINIA

El recorrido es llamado la "Ruta del Sol" de Risaralda y se inicia en la avenida 30 de Agosto de Pereira con dirección al Valle del Cauca. Las distancias son muy cortas, no así los sitios de interés y la gente maravillosa, que se encuentran por montón a la vera del camino:

Hacienda San José.

Sobre la vía a Cerritos en la entrada cadena El Tigre se ubica la histórica mansión, que conservando su estructura original combina muchos elementos antiguos con una sobria y elegante decoración. La casona es un hotel moderno a la usanza de principios del siglo XX en su ornamentación. Fascinan te conjunto al que se agregan servicios como piscina, jacuzzi, televisión satelital y servicio de internet.

Hacienda Malabar.

Seguramente lo sorprenderá el ambiente campestre de este lugar muy cercano a Pereira (7 km). Prados, lagos y árboles para disfrutar de la naturaleza en una de sus mejores versiones. La casa funciona como un hostal y tiene capacidad para alojar cómodamente a 25 personas.

Centro Recreativo y Vacacional Comfamiliar Risaralda.

Por la misma carretera y poco antes de Cerritos llegará a este parque, uno de los más importantes centros vacacionales. Con canchas deportivas en césped y sintéticas, piscinas, lago para pesca deportiva, gimnasio, pista de kart, juegos infantiles, atracciones mecánicas y jardines muy bien cuidados, el complejo es un des tino con permanente afluencia de público que desea pasar allí un día divertido o una agradable temporada de vacaciones en sus cabañas, zona de camping y casa de huéspedes. Si acude a Comfamiliar haga un recorrido por el sendero ecológico y visite la Granja de Noé, un espacio diseñado y adecuado para acercar a los visitantes a la vida de campo. Con acuario, caballos, vacas, cerdos, gallinas, aves y otros animales domésticos, aquí se recrean las actividades cotidianas de un granjero. Aprecie los ejemplares equinos y exóticas clases de gallos y gallinas. Las instalaciones de la granja cuentan, además, con servicio de restaurante. Para el servicio de hospedaje, Comfamiliar diseñó la Casa de Huéspedes, construida al estilo de las típicas haciendas cafeteras y que al juntarse con el paisaje del centro recreativo se constituye en el sitio soñado para el descanso, por sus modernos servicios hoteleros y por el contacto permanente que a11í se tiene con la naturaleza. La capacidad de la casa es de 40 personas, pero adicionalmente hay 8 cabañas en una zona especial del parque.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 


RISARALDA

El departamento de Risaralda se encuentra localizado en la parte centro occidental de Colombia, limitando por el norte, con los departamentos de Antioquia y Caldas; por el oriente, con el departamento del Tolima; por el sur, con los departamentos del Quindío y del Valle del Cauca; y por el occidente, con el departamento del Chocó.

Los territorios de la jurisdicción departamental de Risaralda comprenden las vertientes oriental de la cordillera Occidental, y occidental de la cordillera Central, que miran hacia las márgenes del río Cauca. La mayor parte de sus tierras son montañosas, salvo una pequeña zona plana, que conforma el valle del río Risaralda. Los suelos departamentales son bastante fértiles pues están constituidos por cenizas volcánicas que les han dado una excepcional capa vegetal. Por la conformación topográfica de los territorios, en ellos se presentan los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, pero sobre los demás, predomina el clima templado o medio.

Como accidentes orográficos destacados se encuentran los cerros Caramanta, Tamaña y Tatamá y los altos Bocato, Paramillo y Serna, ubicados en la cordillera Occidental, y localizados en la cordillera Central, están los nevados del Quindío y Santa Isabel.

Riegan los suelos las aguas de los ríos Apía, Barbas, Campoalegre, Cañaveral, Cauca, Guarne, Guática, La Vieja, Lloraudó, Mapa, Quinchía, Risaralda y San Francisco, además de numerosas quebradas y corrientes de caudal menor. Dentro de la jurisdicción se encuentran las lagunas Canoas, Otún y Santa Isabel. El departamento cuenta con una precipitación media anual cercana a los 2.000 mm..

Para cuando los conquistadores españoles llegaron a estas tierras, ellas se encontraban ocupadas por diferentes tribus indígenas, entre las que estaban las de los irraes, quinchías, armas, gorrones, caramantas y quimbayas; algunas de estas tribus eran guerreras, pero otras, como las de los quimbayas, eran totalmente pacíficas; estas también, dominaban los artes de la cerámica, los tejidos y la metalurgia, pero por sobre todo lo anterior, eran expertos orfebres.

Sebastián de Belalcázar y Jorge Robledo fueron los principales conquistadores de estas tierras, que no del todo colmaron sus aspiraciones, pues no dejaron en ellas mayores rastros de su paso, salvo la disminución de la población indígena, por lo que entonces los terrenos se volvieron a cubrir de selva, hasta cuando a mediados del siglo XIX, la oleada colonizadora de antioqueños y vallunos cambió el paisaje, descuajando los bosques y reemplazándolos por cultivos de café.

De forma igual que el departamento del Quindío, durante la colonia y los primeros años de la república, estos terrenos dependieron de la provincia de Popayán, y a partir de 1821, del departamento del Cauca; entre los años 1831 y 1857, pertenecieron nuevamente a la provincia de Popayán, primero, y posteriormente a la del Cauca; desde 1857 pasó a formar parte del estado federal del Cauca, y en 1886, al ser otra vez creado el departamento del Cauca, fue parte de esa jurisdicción; en 1905, al ser creado el departamento de Caldas, este estuvo compuesto por los territorios actuales de los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda; finalmente, en 1966, la ley 70 creó el departamento de Risaralda, asignando como su capital a la ciudad de Pereira.

Las principales actividades económicas del departamento de Risaralda giran alrededor de la agricultura, la ganadería, la industria, los servicios y el comercio. El la agricultura sobresalen sus producciones de café, caña de azúcar, fríjol, maíz, plátano, yuca y frutales; de la ganadería, es notable su desarrollo de los últimos años, tanto en los hatos especializados en la producción de leche, como en los que desarrollan la cría, el levante y la ceba de vacunos y porcinos. La industria de Risaralda destaca por sus producciones de textiles, confecciones de vestuario, conservas, productos comestibles, artículos de caucho, bicicletas, motocicletas, artículos eléctricos y productos químicos. En la minería se explotan minas de oro, plata, plomo, zinc, carbón, mercurio y sal. Los servicios, en su mayoría son prestados por el sector oficial. Por último, el comercio, en los años, después de mediados del siglo XX, ha alcanzado un altísimo grado de desarrollo.

Como atractivos especiales del departamento, están: la ciudad de Pereira, fuentes termales, los paisajes rurales, los paisajes nevados desde la capital y desde Santa Rosa de Cabal, la laguna del Otón, el zoológico Matecaña, los cultivos de café y caña de azúcar y los pintorescos centros poblados.

Departamento: 1966
Extensión: 3.592 km2.
Temperatura predominante: 19°C.
Población Censo 93: 752.257 habitantes
Actividad económica: agricultura, ganadería, servicios y comercio.
División territorial: 1966.
División Político Administrativa: 14 municipios.
Capital: Pereira.

 


■ APÍA

Sobre territorios montañosos cuyo relieve corresponde a la vertiente oriental de la cordillera Occidental, destacándose como accidente orográfico el cerro Tatamá, en los que por la conformación topográfica se presentan los pisos térmicos medio, frío y páramo y están regados por las aguas de los ríos Aguabonita, Apía, Guarne y San Rafael, además de varias corrientes menores, aproximadamente a 65 km al noroccidente de la capital departamental, está el municipio de Apía.

Los esposos José María Marín y María Encarnación de Marín y sus hijos, y Julián Ortiz, fueron los primeros en llegar al sitio que posteriormente, con la ayuda de Custodio Montoya, Juan Bautista Ledesma, María del Carmen Rondón, Carmelo Marín, Ponciano Hernández, Custodio Montoya, Rafael Álvarez y Urbano Osorio, fundaran de forma oficial como pueblo en 1872, con el nombre de "Villa de las Cascaras", pues los ranchos iniciales eran techados con cáscaras de cumula, un árbol de la región; sólo hasta 1884, el pueblo es reconocido jurídicamente y, en 1893, es elevado a la categoría de distrito municipal.

La economía del municipio de Apía está basada en la agricultura, en la que se destacan las producciones de café, yuca, caña de azúcar, maíz, fríjol y frutas, y en la ganadería.

Fundación: 18 de noviembre de 1872.
Fundador: José María Marín, María Encarnación de Marín y Julián Ortiz.
Erección municipio: 1893.
Altitud: 1.600m.s.n.m.
Temperatura media: 19°C.
Población Censo 93: 14.465 habitantes.
Actividad económica: agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Apía".
Atractivo: Jardín Botánico; arquitectura típica.

■ BALBOA

El municipio de Balboa se encuentra localizado aproximadamente a 52 km al noroccidente de la capital risaraldense sobre territorios que en su mayoría son montañosos y cuyo relieve corresponde a la cordillera Occidental. Dada la conformación topográfica de la jurisdicción en ella se presentan los pisos térmicos cálido, medio y frío, pero predominando el templado o medio. Sus suelos están bañados por las aguas de los ríos Cañaveral, Cauca, Llanos, Monos, Risaralda y Totuí, además de varias quebradas y fuentes menores.

La fundación de la localidad que se llamó inicialmente El Rey, (pues los colonos antioqueños al llegar encontraron una pieza cerámica de extraordinaria belleza que representaba la figura de un cacique), se realizó en el año 1907 por obra de los señores Cesáreo Agudelo, José Miguel Ceballos, Cenón y Julio Ruiz, Nepomuceno López y Ubaldo Rojas. En 1912 fue nombrado como corregimiento de Santuario y en el año 1923 fue erigido municipio con el nombre de Balboa.

Económicamente el municipio de Balboa depende de las actividades propias del sector agropecuario, sobresaliendo en la agricultura las producciones de cultivos de café, plátano, caña de azúcar, maíz, yuca, fríjol y frutales. Dentro de su jurisdicción se encuentran las instalaciones del Ingenio Risaralda.

Fundación: 1907.
Fundador: Nepomuceno López, Cenón y Julio Ruiz, Cesáreo Agudelo, José Miguel Ceballos y Ubaldo Rojas.
Erección municipio: 1923.
Altitud: 1.356 m,s,n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 5.939 habitantes,
Actividad económica: Agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Balboa".
Atractivo: Panorámicas; Ingenio Risaralda.

 
   

■ BÉLEN DE UMBRÍA

Aproximadamente a 70 km al noroccidente de la ciudad de Pereira, está localizado el casco urbano del municipio de Belén de Umbría. Los territorios son en su mayor parte montañosos cuyo relieve corresponde a la cordillera Occidental y en ellos se presentan alturas superiores a los 3.000 m.s.n.m.; al este municipal, se encuentra parte del fértil valle del río Risaralda. Por la conformación topográfica, la jurisdicción goza de todos los climas. Riegan sus suelos los ríos Guarne, Guática y Risaralda, además de varias fuentes de menor caudal.

A pesar de que con anterioridad a 1870 existía en la región un pequeño caserío de los indígenas umbras, llamado Taciquirí, se considera como año de fundación oficial del poblado el de 1890, por iniciativa de Santiago Londoño, Isidro Flórez, Venancio Pana, Manuel Hoyos, José María Londoño, Antonio Parra, Antonio María Hoyos y Santiago Velásquez. El 28 de abril de 1911, la Asamblea Departamental de Caldas, por medio de la ordenanza N° 027, creó el municipio con el nombre de Belén de Umbría, derivado de sus antiguos moradores.

La agricultura, la ganadería y la explotación de minas de calcita, manganeso, oro, sal y yeso, son la base económica del municipio de belén de Umbría.

Fundación: antes de 1870.
Fundador: indígenas umbras.
Erección municipio: 1911.
Altitud: 1.564 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 25.124 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería y minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Belén de Umbría"; "Fiestas del Retorno".
Atractivo: Museo Arqueológico Elíseo Bolívar; cascada Salto de Los Ángeles; reserva natural Valle de Umbria; cerro del Obispo.

■ DOSQUEBRADAS

Tan sólo a 5 km al noreste de la ciudad de Pereira, está el joven municipio de Dosquebradas, Sus territorios están conformados por montañas cuyo relieve corresponde a la vertiente occidental de la cordillera Central, contemplando, por su topografía, los pisos térmicos medio y frío. El río Otún y varias quebradas y corrientes menores componen la red hidrográfica municipal.

Entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, varias familias de colonos antioqueños se asentaron en la región vecina de las actuales ciudades de Pereira y Santa Rosa de Cabal, logrando un gran desarrollo. En 1972 el poblado fue elevado a la categoría de municipio, segregando sus territorios de los del municipio de Santa Rosa de Cabal, al cual pertenecía en calidad de corregimiento.

La cercanía a la ciudad de Pereira y al municipio de Santa Rosa de Cabal, a los que se comunica por una buena vía, le ha dado a Dosquebradas la posibilidad de desarrollarse industrialmente de forma bastante acelerada; en su seno, están instaladas la gran mayoría de las grandes factorías regionales y, por ello, en corto tiempo ha pasado a ser el segundo municipio del departamento. Complementan su economía la tecnificada avicultura, la agricultura y la ganadería.

Fundación: siglo XIX.
Fundador: colonos antioqueños.
Erección municipio: 1972.
Altitud: 1.420 m.s.n.m.
Temperatura media: 21 °C.
Población Censo 93: 119.344 habitantes.
Actividad económica: industria, avicultura, agricultura y ganadería.-
Fiestas y eventos: "Fiestas del Progreso".
Atractivo: Lago La Pradera; vía crucis de La Badea; piedras marcadas del altó delToro; miradores la PopaTurín y alto del Nudo,

   

■ GUÁTICA

El municipio de Guática se encuentra localizado aproximadamente a 93 km al norte de la capital risaraldense, sobre territorios montañosos correspondientes a la cordillera Occidental; por lo accidentado de sus terrenos, se presenta gran variedad de climas, pero predomina el piso térmico medio. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Guática, Opirama y Oro, además de varias quebradas y fuentes menores.

Existen dos versiones diferentes sobre el origen de la población actual: una, dice que la población fue fundada en 1537 durante el recorrido realizado por Ruy Vanegas y el sacerdote Esteban de Guevara, y se conoció con el nombre de Nazareth primero y con el de Guática después; y la otra, habla de que la fundación ocurrió el 8 de marzo de 1627, por disposición del oidor y visitador de la Real Audiencia Lesmes de Espinoza. A mediados del siglo XIX, colonos antioqueños fundaron el caserío Pueblo Nuevo, conocido después como San Clemente. En 1868, el caserío de Guática es declarado corregimiento haciendo parte del distrito de Nazareth, del que es su cabecera municipal; en 1896 se decidió unir los dos poblados en el Alto de Mismís. El 22 de abril de 1921, Guática es erigido municipio y San Clemente pasa a ser su principal corregimiento.

La agricultura, en la que son sus principales productos los de cultivos de café, maíz, plátano, caña de azúcar, yuca, papa y fríjol, es la principal actividad económica del municipio de Guática.

Fundación: antes de 1627.
Fundador: indígenas bajo el mando del cacique
Guática.
Erección municipio: 1892.
Altitud: 1,530 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 13.385 habitantes.
Actividad económica: agricultura.
Fiestas y eventos: "Fiestas Patronales"; "Fiestas Aniversarias y Feria de la Cebolla".
Atractivo: Los Chorros; cerro Gamonra.

■ LA CELIA

El municipio de La Celia se encuentra situado aproximadamente a 67 km al noroccidente de la ciudad de Pereira, sobre territorios montañosos correspondientes a la vertiente oriental de la cordillera Occidental, presentándose la mayor altura de la jurisdicción en el cerro Tatamá; por lo accidentado del terreno, se presentan los pisos térmicos medio, frío y páramo, predominando el primero. Bañan sus suelos las aguas de los ríos Cañaveral, Monos y Totuí, además de algunas quebradas y corrientes de menor caudal.

Manuel Marín y Martín Ortiz, quienes encabezaron la colonización de esta parte de Risaralda, y los señores Camilo, Marco y Rafael Tabares y Sebastián Bedoya, son considerados los fundadores del poblado, hecho que ocurrió en el año 1893, dándole el nombre de Barcelona. El 25 de noviembre de 1915, el nombre de Barcelona se le cambió por el de La Celia, en recordación de una célebre tendera que así se llamaba. El 30 de noviembre de 1959, la Asamblea Departamental de Caldas elevó al poblado a la categoría de municipio, segregando sus territorios de los del municipio de Santuario, al cual pertenecía en calidad de corregimiento.

Las principales actividades económicas del municipio de La Celia giran alrededor de la agricultura, la ganadería y la explotación de algunos minerales.

Fundación: 1893.
Fundador: Manuel Marín y Martín Ortiz.
Erección municipio: 30 de noviembre de 1959.
Altitud: 1.950 m.s.n.m.
Temperatura media: 18°C.
Población Censo 93: 5.339 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería y minería
Fiestas y eventos: "Encuentro de Familias"; "Fiestas Aniversarias de La Celia".
Atractivo: cultivos de café.

 


■ LA VIRGINIA

Al occidente de la ciudad de Pereira, en pleno "Valle del Risaralda", aproximadamente a 30 km, está localizado, sobre la margen izquierda del río Cauca, municipio de La Virginia, sus territorios son relativamente montañosos con algunas zonas planas, sin presentar alturas superiores a los 1.500 m.s.n.m., por lo que sólo están presentes los pisos térmicos cálido y medio. Las aguas de los ríos Cauca y Risaralda y las de algunas quebradas y corrientes menores, componen la red hidrográfica de la jurisdicción.

Por la acción del tiempo, hacia mediados del siglo XTX, en medio de unos pocos ranchos y plataneras, se levantó el caserío de Sopinga, al que habían llegado en busca de la libertad varios esclavos negros fugitivos; unos meses después, se le conoció con el nombre de Nigricia y posteriormente, con el de El Carmen.. Aprovechando las bondades de la navegación por el río Cauca, se estableció un activo comercio. En 1904, Francisco Jaramillo, Pedro Martínez, Leonardo Villa y algunos otros, dieron fundación oficial al nuevo poblado, desapareciendo para siempre El Carmen. Entre 1908 y 1928 reinaron por el río las embarcaciones a vapor, lo que le dio un gran impulso al poblado. En 1959 el pueblo de La Virginia, que fuera corregimiento de Belalcázar, fue elevado a la categoría de municipio.

La agricultura y la ganadería, son las principales actividades económicas del municipio de La Virginia.

Fundación: siglo XIX.
Fundador: esclavos fugitivos.
Erección municipio: 1959.
Altitud: 899 m.s.n.m.
Temperatura media: 23°C.
Población Censo 93 29.439 habitantes.
Actividad económica agricultura y ganadería.
Fiestas y eventos: "Maratón Náutica por el Río Cauca"; "Fiestas Aniversarias de La Virginia".
Atractivo: playas del río Risaralda; valle del río Risaralda.

■ MARSELLA

Aproximadamente a 30 km al noroeste de la capital risaraldense se encuentra localizado el casco urbano del municipio de Marsella. Sus territorios son en su mayoría montañosos, pertenecientes a la vertiente occidental de la cordillera Central y por su topografía presenta variados climas, predominando el piso térmico medio. Riegan sus suelos las aguas de los ríos Cauca y San Francisco y las de algunas corrientes menores.

Con el apoyo de Nepomuceno Conea, José Bedoya y otros colonos provenientes de Villamaría, don Pedro Pineda fundó el poblado inicial en el año 1860, con el nombre de Villa Rica y en 1864, por voluntad del general Tomás Cipriano de Mosquera, se le agrega "de Segovia". La fiebre del oro atrajo a cientos de mineros de Marmato, de Supía y de varias poblaciones antioqueñas; incluso, algunas firmas extranjeras tentaron a las administraciones locales para que se les dejara explorar y explotar los yacimientos del codiciado metal. En 1915, el 8 de abril, al ser erigido municipio, el pueblo de Villa Rica de Segovia pasó a llamarse Marsella.

Económicamente el municipio de Marsella está sustentado en la producción agrícola, en la que se destacan los cultivos de café, plátano, caña de azúcar, yuca, maíz, fríjol, cacao y papa, en la ganadería, y en la explotación de yacimientos auríferos.

Fundación: 1860.
Fundador: Pedro Pineda.
Erección municipio: 1915.
Altitud: 1.910m.s.n.m.
Temperatura media: 18°C.
Población Censo 93: 18.258 habitantes.
Actividad económica agricultura, ganadería y minería.
Fiestas y eventos: "FiestasAniversarias de Marsella"; "Fiestas de La Amistad".-
Atractivo: Jardín Botánico Humbolt; zonade reserva forestal La Nona; Parque de La Pola - plaza principa!.

   

■ MISTRATÓ

Sobre territorios que en su mayoría son montañosos, salvo los de una parte del fértil "Valle del Risaralda", pertenecientes al relieve de la cordillera Occidental, en los que se destacan como accidentes orográficos los altos Bocato y Dantas y los cerros Caramanta y Venteadero, en los que por su conformación topográfica se presentan los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, bañados por las aguas de los ríos Risaralda y San Juan y las de algunas fuentes menores, aproximadamente a 86 km al noroccidente de la capital departamental, está localizado el municipio de Mistrató.

En 1539, el capitán Gómez Fernández, quien había sido enviado desde Anserma por el mariscal Jorge Robledo para explorar el territorio de los chamíes, encontró que en ellos existía un caserío, que en 1542 fue reconocido por el mismo Robledo y por Lorenzo de Áldana, quienes sobre él fundaron a su manera la aldea de Guntras, que en 1601 y3 había desaparecido. Sobre los vestigios de Guntras, nació en 1843, el poblado de Arrayanal, perteneciendo entonces al distrito del cantón de Atrato, cuya capital era Quibdó; en 1911 Arrayanal pasó a ser corregimiento de Belén de Umbría, del que fueron segregados los territorios para la creación del municipio de Mistrató el 18 de mayo de 1923.

La agricultura, en la que son importantes las producciones de café, yuca, caña de azúcar, maíz, plátano, cacao y fríjol, la explotación de minas de oro y zinc, y la ganadería, son las principales actividades económicas del municipio de Mistrató.

Fundación: antes de 1.539.
Fundador: indígenas de la familia chamí.
Erección municipio: 18 de mayo de 1923.
Altitud: 1.518 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 12.195 habitantes.
Actividad económica agricultura, minería y ganadería.
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Mistrató".
Atractivo: reserva indígena chamí; valle del río Mistrató; minas de Puerto de Oro.

PEREIRA

El municipio de Pereira, cuya cabecera municipal es conocida con los apelativos de "Ciudad sin Puertas", "Perla del Otún", y "La Querendona, Trasnochadora y Morena", se encuentra localizada, a orillas del río Otún, aproximadamente a 344 km al occidente de Santafé de Bogotá.

Los territorios de la jurisdicción del municipio de Pereira son en su gran mayoría montañosos, correspondiendo su relieve a la vertiente occidental de la cordillera Central; entre los accidentes orográficos más destacados de estos terrenos están los nevados del Quindío y Santa Isabel, situados en los límites departamentales con Quindío y Tolima respectivamente. Dado lo accidentado de la topografía, el municipio presenta los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo.

La red hidrográfica municipal está con-

formada por los ríos Barbas, Cauca, La Vieja y Otún y por gran cantidad de quebradas y corrientes menores.

A la llegada dé los conquistadores españoles a estas tierras, ellas se encontraban habitadas por tribus indígenas quimbayas y pijaos, que con el paso del tiempo fueron exterminados y la selva volvió a cubrir los territorios.

La primera fundación de la población fue obra del mariscal Jorge Robledo, quien en 1540, entre los ríos Consota y Otún creó un poblado al que llamó Cartago. Debido a los constantes ataques indios a que fue sometida, la localidad fue abandonada. Colonos antioqueños y vallunos, entre quienes estaban Guillermo Pereira, Tomás Cortés, Fermín López, Nepomuceno Buitrago, Jesús María Ormaza y José Hurtado, encabezados por el sacerdote Remigio Antonio Cañarte, en 1863, repoblaron el lugar, que entonces se encontraba en las tierras del señor Francisco Pereira Martínez, quien las cedió para el objetivo trazado, y de su apellido proviene el nombre actual. En 1876, gracias a la fertilidad de sus tierras y a los progresos alcanzados por el pueblo y sus habitantes, se hizo posible que el pueblo fuera erigido en distrito municipal, perteneciendo entonces al estado federal del Cauca y después al Departamento del Cauca, en 1886.

Al ser creado el departamento de Caldas, con capital en la ciudad de Manizales, Pereira fue uno de los más avanzados municipios de la nueva división político administrativa, y al ser creado el departamento de Risaralda, en 1966, Pereira inmediatamente empezó a ocupar el sitial como capital de esa jurisdicción. El espíritu cívico de sus moradores ha hecho que el auge de la ciudad, poseído por ella desde sus inicios, no haya decaído después de su segunda fundación..

La ciudad de Pereira siempre ha sido destacada en el concierto nacional por su vida comercial y en esta actividad está fundada su prosperidad. Pereira hace parte del eje Bogotá - Medellín - Pereira - Cali y a ello contribuyen sus excelentes vías y el aeropuerto Matecaña. Poco a poco, la ciudad se ha ido fortaleciendo también como emporio industrial y en su jurisdicción se han instalado numerosas factorías de jabones, bebidas, herramientas agrícolas, trilladoras de café y confecciones.

Los servicios, prestados principalmente por el sector gubernamental, la agricultura, en la que son destacadas sus producciones de café, caña de azúcar, plátano, yuca y frutales, y la ganadería, tanto para la producción de leche como para la cría, levante y ceba, son actividades que complementan la economía del municipio de Pereira.

Entre los atractivos del municipio de Pereira se pueden destacar, sin demeritar muchos otros, el Zoológico Matecaña, uno de los más importantes de Colombia, el Monumento a Los Fundadores, obra del maestro Arenas Betancourt, lujosos hoteles, las universidades, los centros comerciales, el parque del Lago Uribe Uribe, la iglesias de Claret, de las Carmelitas y de La Valvanera, el parque de la libertad, el teatro municipal Santiago Londoño Londoño, las fincas cafeteras de los alrededores, el parque del café, el Parque Nacional Natural Los Nevados, el que puede ser incluso contemplado desde el propio casco urbano, las lagunas del Otún, Negra y Leona, y el Nevado de Santa Isabel.

Fundación: 1863.
Fundador: Remigio Antonio Cañarte.
Erección municipio: 1876.
Altitud: 1.411 m.s.n.m.
Temperatura media: 21 grados
Población Censo 93: 412.134 habitantes.
Actividad económica: industria, comercio, servicios y agricultura.
Fiestas y eventos: "Fiestas de La Cosecha"; "Celebraciones de Semana Santa"; "Expo-Pereira Industrial"; "Risaralda Muestra"; "Alumbrado Navideño"; "Exporregalo"; "Fiestas Aniversarias del departamento".
Atractivo: Zoológico Matecaña; fincas cafeteras; Parque del Café; Parque Nacional Natural Los Nevados, lagunas del Otón, Negra j Leona, Nevado de Santa Isabel.

 


■ PUEBLO RICO

Sobre territorios montañosos cuyo relieve corresponde a la vertiente oriental de la cordillera Occidental, contando con notables accidentes orográficos como los altos Anaime y Serna, los cerros Tamaña y Tatamá, y la cordillera de San Juan, que por su complejidad topográfica ofrecen los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo, y son regados por las aguas de los ríos Cuanza, Guarato, Lloraudó, San Juan y Tatamá, además de las de numerosas quebradas y corrientes de menor caudal. Aproximadamente a 93 km al noroccidente de la ciudad de Pereira, se encuentra localizado el extenso municipio de Pueblo Rico, el más grande de todos los del departamento, dentro del cual está una parte del Parque Nacional Natural Tatamá..

Los señores Hilario Pinzón, Leonardo Tamayo, Justo Grajales y Sinforiano Leiva, fundaron en 1884 la localidad original con el nombre que lleva en la actualidad. En 1925 se inició la construcción de la colonia penal de Cinto sobre la margen izquierda del río San Juan y a su alrededor surge Santa Cecilia en 1935 y al poco tiempo es declarado corregimiento y en 1940, se estableció el caserío de Villa Claret al nororiente de la jurisdicción. Con estos tres poblados, pero con cabecera en el primero de ellos, durante el transcurso del siglo XX se creó el municipio de Pueblo Rico.

Económicamente el municipio de Pueblo Rico gira en torno de la agricultura, de la ganadería y de la explotación forestal.

Fundación: 1884.
Fundador: Hiiario Pinzón, Leonardo Tamayo, Justo Grajales y Sinforiano Leiva.
Erección municipio: siglo XX.
Altitud: 1.560 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93: 7.703 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería y explotación forestal.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Pueblo Rico".
Atractivo: Parque Nacional Natural Tatamá;.resguardo indígena; piscinas naturales del río Guarato.

■ QUINCHÍA

El municipio de Quinchía se encuentra ubicado aproximadamente a 110 km al norte de la capital risaraldense, sobre tenitorios montañosos cuyo relieve corresponde a uno de los contrafuertes orientales de la cordillera Occidental; por la conformación de su topografía, la jurisdicción dispone de los pisos térmicos cálido, medio y frío. Riegan sus suelos las aguas de los ríos Cauca, Chorro, Opirama, Quinchía y Taría, además de las de numerosas quebradas y fuentes de caudal menor.

Cuando llegaron los conquistadores españoles a esta región, en ella se encontraban asentamientos de indígenas guaquerama, irra, y tapasco, los que, tal vez como en ninguna otra parte de Colombia, fueron prácticamente exterminados al finalizar el siglo XVI. A mediados del siglo XVIII la gran mayoría de las aldeas de repartimiento habían desaparecido y tan sólo se encontraban las conocidas con los nombres de Naranjal, Santa Helena y Nuestra Señora de la Candelaria, la que un tiempo después se llamaría Quinchía. El nombre proviene de "quincho", que es una voz indígena para denominar la guadua, bastante abundante en la región. El 24 de abril de 1912, el pueblo fue elevado a la categoría municipal.

Las principales actividades económicas del municipio de Quinchía están representadas en los sectores agrícola, ganadero y minero, con la explotación de yacimientos de carbón, oro, plata y cal.

Fundación: antes de 1540.
Fundador: indígenas guaquerama, irra y tapasco.
Erección municipio: 24 de abril de 1912. .
Altitud: 1.776 m.s.n.m.
Temperatura media: 18°C.
Población Censo 93 28.654 habitantes.
Actividad económica agricultura, ganadería y minería.
Fiestas y eventos: "Fiestas de San Pedro y San Pablo";
"Fiestas Aniversarias y del Carbón".
Atractivo: minas de oro de Miraflores; jardín botánico.-

   

■ SANTA ROSA DE CABAL

El municipio de Santa Rosa de Cabal, cuya cabecera municipal es conocida con el apelativo de "Ciudad de las Araucarias", se encuentra localizado aproximadamente a 14 km al noreste de la capital departamental. Sus territorios son montañosos pertenecientes al relieve de la vertiente occidental de la cordillera Central y en ellos son destacados como accidentes orográficos el nevado de Santa Isabel y la cuchilla de Corozal; por la conformación de su topografía, la jurisdicción goza de los pisos térmicos medio, frío y páramo. Los ríos Campoalegre, Otún y San Eugenio, además de varias quebradas y fuentes menores, componen la red hidrográfica municipal.

Antes de la llegada de los conquistadores españoles a estas tienas, en ellas se encontraba un asentamiento quimbaya bajo el mando del cacique Tucurumbí, el que fue prácticamente hecho desaparecer. El célebre colonizador antioqueño, don Fermín López, con el apoyo de un buen número de compañeros fundó el poblado origen del actual entre los años 1843 y 1844, y tan sólo ocho años después, en 1852, el pueblo fue erigido distrito municipal.

La agricultura, la ganadería, la avicultura y la industria, son los pilares fundamentales de la economía de Santa Rosa de Cabal.

Fundación: antes de 1540.
Fundador: Indígenas quimbayas bajo el mando del cacique Tucurumbí.
Erección municipio: 1852.
Altitud: 1.701 m.s.n.m.
Temperatura media: 19°C.
Población Censo 93: 64.944 habitantes.
Actividad económica: agricultura, ganadería y avicultura.
Restas y eventos: "Fiestas de las Araucarias".
Atractivo: Parque Nacional Natural los Nevados, Paramillo; Santuario de la Medalte Milagrosa; aguas termales; senderos ecológicos.-

■ SANTUARIO

Aproximadamente a 64 km al noroccidente de la capital del departamento de Risaralda está ubicado el municipio de Santuario. Los territorios de esta jurisdicción municipal están divididos en dos partes: la primera montañosa, perteneciente a la vertiente oriental de la cordillera Occidental, en donde se encuentra como principal accidente geográfico el cerro Tatamá; y la segunda, plana o ligeramente ondulada, correspondiente al fértil valle del río Risaralda. Por lo variado de su topografía, los terrenos están distribuidos entre los pisos térmicos cálido, medio, frío y páramo. Los suelos se encuentran regados por las aguas de los ríos Apía, Mapa, San Rafael y Totuí, además de numerosas quebradas y fuentes de caudal menor.

Julián Ortiz, quien años atrás había llegado a Apía, organizó en 1883 una expedición hacia lo que en la época se catalogaba como un verdadero "santuario", por la gran cantidad de tesoros ocultos bajo la tierra; bajo su mando, en 1885 se levantaron los primeros ranchos, covirtiéndose en centro de guaquería y desarrollo de la segunda ola de colonización antioqueña. En 1892, el poblado dependía del recién creado municipio de San Antonio de Apía; en 1894 es declarado corregimiento y en 1907, es erigido municipio.

Las actividades económicas del municipio de Santuario están representadas en la agricultura, en la que sobresalen sus producciones de café, caña de azúcar, plátano, maíz, yuca y fríjol, en la ganadería y en la explotación de los recursos forestales.

Fundación: 1885.
Fundador: Julián Ortiz y otros.
Erección municipio: 1907.
Altitud: 1.575 m.s.n.m.
Temperatura media: 20°C.
Población Censo 93 13.900 habitantes.
Actividad económica agricultura, ganadería y explotación forestal.-
Fiestas y eventos: "Fiestas Aniversarias de Santuario".
Atractivo: Parque Nacional Natural Tatamá; balneario La Marina; planes de San Rafael.-

Tomado de la Revista de El Espectador, Así es Colombia, No.16, 14 de noviembre de 1995