Precolombino, Muiscas: Quemuenchatocha (1490-1538 ca) - Archivo Credencial HistoriaImagen tamaño real

Precolombino, Muiscas: Quemuenchatocha (1490-1538 ca)


Autor: Archivo Credencial Historia
Año (creación o publicación): 1490
Comentarios:
Cuando tenía diez y ocho años, sucedió a Michua en el zacazgo. Luego del enfrentamiento entre su antecesor y el zipa Saguanmachica, en el que ambos mandatarios murieron, se suspendieron las hostilidades entre los dos reinos; sin embargo, poco antes de Finalizar el gobierno del zipa Nemequene, alrededor de 1514, Quemuenchatocha se enteró de que este proyectaba atacarlo nuevamente. Buscó, entonces, el apoyo de los caciques de Gámeza, Sogamoso, Duitama y Sáchica, a quienes índico el peligro que corrían debido a los proyectos expansionistas del zipa. Cuando los ejércitos de ambos bandos estaban próximos a enfrentarse, Quemuenchatocha le propuso a Nemequene que, para evitar el derramamiento de sangre, ambos lucharan cuerpo a cuerpo y el que fuera vencido reconociera la victoria del contrario. La iniciativa no fue acogida y en la batalla Nemequene resultó gravemente herido, por lo cual sus tropas se retiraron. A la muerte del zipa, su sucesor Tisquesusa continuó las hostilidades contra el zaque, quien no contó en esta oportunidad con el apoyo del Iraca, que prefirió servir de intermediario entre los dos mandatarios, para acordar una tregua cuyos términos estaban por cumplirse a la llegada de los españoles.

Al enterarse de que los europeos merodeaban por sus tierras, Quemuenchatocha no se movió de su cercado, ni adelantó actos de agresión contra los invasores. Prohibió bajo graves penas que se les indicara el camino a su cercado y cuando se enteró de que se aproximaban, les envió regalos y emisarios de paz, buscando detenerlos mientras guardaba sus tesoros y se ponía a salvo. La estrategia no surtió efecto. El 2 de agosto de 1537 los españoles lograron tomarlo preso y saquearon su población. Descrito por Juan de Castellanos como varón anciano, de gruesa y espantable corpulencia, sagaz, astuto y cruel, Quemuenchatocha fue llevado hasta Suesca, con la esperanza de que revelara el sitio donde había ocultado parte de sus tesoros. Debido al trato afrentoso dado al zaque por los españoles, durante su ausencia se designó como heredero suyo a su sobrino Aquiminzaque. Quemuenchatocha se retiró entonces a Ramiquirí, donde al poco tiempo murió. .


CRÉDITOS  
Fuente: Revista Credencial Historia, Edicion 044, agosto de 1993
Editor o Impresor: Printer Colombiana S.A.
Gestor: Banco de Occidente
Año: 1993