Logo ColArte    

 

Cabeza y Cola

 

Cabeza y Cola

Programa concurso


Género: Concurso
Año: 1978/84
Interpretes: Fernando Gonzalez Pacheco - Jose Fernandez Gomez>
Director: Hernan Castrillon Restrepo
Empresa, teatro: Punch - Gegar Television
Comentarios, sinopsis:
Los concursantes que respondian las preguntas acertadamente subían a la cabeza, y los que no bajaban a la cola. Recibio el premio Antena
 


ICONOGRAFÍA:



 Autor:   Manuel H. Rodriguez  Año:   1960?
 Titulo:   Pacheco  Editor:   Cromos
 Fuente:   Revista Cromos, No. 4330, enero 29 de 2001
 Comentarios:   Entrenandose para la presentacion de Cabeza y Cola

 Autor:   Archivo El Espectador  Año:   1978
 Titulo:   Programa Cabeza y cola  Editor:   Panamericana Formas e Impresos S.A.
 Fuente:   50 Años La Television en Colombia - Una Historia para el futuro
 Comentarios:   Uno de los concursos que causo sensacion

 Autor:   Archivo Elenco  Año:   1981
 Titulo:   Jose Fernandez Gomez, presentador  Editor:   El Tiempo
 Fuente:   Elenco, Revista de El Tiempo, No. 100, 15 de octubre de 1981
 Comentarios:   Anima y modera el programa Cabeza y cola

 Autor:   Archivo Cromos  Año:   2008
 Titulo:   Concentrese, concurso  Editor:   Revista Cromos
 Fuente:   Revista Cromos, No. 4717, agosto 09 de 2008
 Comentarios:   Entre los 10 programas que han hecho historia - Los programas de concurso en la televisión del país no han sido muchos, pero sí muy recordados. "Concéntrese... para que no se le olvide", era una recomendación que no podían dejar pasar los concursantes del programa creado y presentado por Julio E. Sánchez Vanegas desde 1967. Concéntrese era un concurso en el que ganaba quien tuviera una memoria entrenada para armar las parejas y ternas de un tablero de 30 números, manejado manualmente por una modelo. Sólo el jugador que descubriera la última pareja, tenía la oportunidad de descifrar el jeroglífico que aparecía al voltear la totalidad de las piezas de madera y llevarse el premio mayor, que en ese entonces podía ser un carro Topolino. Años después vendrían más concursos legendarios como Cabeza y Cola. Compre la orquesta y El programa del millón, con Pacheco y El precio es correcto con Gloria Valencia de Castaño y sus famosas expresiones de "córcholis" y "bailando y ganando". Y claro, otro memorable: Saúl García en Guerra de estrellas. acompañado de Karina.

 Autor:   Archivo El Tiempo  Año:   1975
 Titulo:   Fernando Gonzalez Pacheco, presentador  Editor:   N/A
 Fuente:   Periodico El Tiempo
 Comentarios:   Uno de los diez idolos de la television colombiana - Niños y adultos de por lo menos dos generaciones de colombianos crecieron viendo a Pacheco como la primera figura de la televisión nacional. Su versatilidad como presentador de programas familiares (Animalandia, Sabariedades), conductor de concursos (Cabeza y cola, Compre la orquesta), entrevistador (Cita con Pacheco, Charlas con Pacheco), actor (Música maestro, Isabel me la veló), comentarista de toros y de boxeo (e incluso, boxeador), impulsor de campañas benéficas y muchas otras facetas lo convirtieron en protagonista permanente del acontecer nacional. El carisma de Pacheco le abrió todas las puertas del gusto popular, derribó las barreras que pudiera oponer cualquier entrevistado y lo llevó a ganar múltiples premios como presentador. Pero el trofeo más importante fue el reconocimiento del público, que se arremolinaba a su alrededor cuando viajaba por todo el país con alguno de sus espacios en televisión, radio y espectáculos públicos.

 Autor:   Archivo Semana  Año:   2011
 Titulo:   Fernando Gonzalez Pacheco, presentador  Editor:   Publicaciones Semana S.A.
 Fuente:   Revista Semana
 Comentarios:   Pacheco en 1982 llevaba años como presentador y participaba también como actor en las novelas El manantial de las fieras y El último asalto. El, que no nació en Colombia pero se considera más colombiano que un tamal, tenía un carisma enorme y un don de gentes extraordinario que supo transmitir en programas como Sabariedades, Los tres a las seis, Animalandia, Compre la orquesta, Cabeza y cola y tantos más. También probó su faceta como entrevistador en Charlas con Pacheco y Cita con Pacheco y se llevó tres premios nacionales de periodismo. Después de más de treinta años de carrera, en los que fue sin discusión el hombre más popular de la televisión, se ha alejado de la pantalla chica por cuestiones personales y de salud. Pero aunque pase el tiempo, Pacheco siempre será Pacheco, presente para siempre, con su voz ronca y su risa bonachona, en el corazón de los colombianos

 Autor:   Archivo Semana  Año:   2012
 Titulo:   Antonio Panesso Robledo, filosofo  Editor:   Publicaciones Semana S.A.
 Fuente:   Revista Semana
 Comentarios:   Filósofo graduado de la Universidad de Antioquia, becario en Cambridge y especialista en Literatura Germánica de Nottingham, Inglaterra, Antonio Panesso Robledo era hace 20 años el intelectual más importante de Colombia. Entró al periodismo en 1949 en el periódico El Correo en Medellín, y Eduardo Santos lo llamó para ofrecerle el cargo de subdirector de El Tiempo, donde además fue crítico literario. También hizo periodismo radial en las emisoras La Voz de Antioquia y Caracol Radio. A comienzos de los años setenta se consagró como uno de los mejores columnistas del país en El Espectador. Sus seudónimos siempre estuvieron relacionados con la literatura: El caballero de la tenaza, de Francisco de Quevedo; Pangloss, de Voltaire, y Temas de Nuestro Tiempo, de Ortega y Gasset. Fue embajador en Israel de Alfonso López Michelsen y luego fue representante interino ante la Organización de las Naciones Unidas. Mucha gente lo recuerda en especial por su papel de jurado en concursos de cultura en la televisión, como 20.000 pesos por sus respuestas y Cabeza y Cola, (con Saúl García) en los que sorprendía con sus conocimientos enciclopédicos. Hoy, con 94 años, vive con su hija Silvia y permanece enterado de lo que sucede en el mundo. Para Ana Cristina Restrepo, sobrina del intelectual, en su tío “permanece la memoria prodigiosa por la que siempre se caracterizó, y tiene los recuerdos intactos, principalmente los de su época en Israel”. Parte de su conocimiento está plasmado en sus tres grandes obras: El tercer mundo en Ginebra (1965), La espada en el arado (1975) y La torre de marfil (1979).

ColArte